Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

HABLEMOS SOBRE LOS OLIGOELEMENTOS

Los vemos presentes en los abonos para las plantas, cultivos hidropónicos, alimentos concentrados para animales y adicionados a los complejos multivitamínicos de uso humano.

Son los oligoelementos, partículas metálicas que forman parte de las enzimas, las cuales se desempeñan como catalizadores, es decir activadores, facilitadores o aceleradores de proceso bioquímicos que sin cuya presencia tardarían mucho tiempo en suceder. Velocidad indispensable para el funcionamiento de procesos vitales en el metabolismo que mantienen y aseguran la vida y su renovación.

La sustancia viva animal y vegetal se compone de un cierto número de elementos de construcción y de combustión como el oxígeno, carbono, nitrógeno, calcio, sodio, potasio, etc., al lado de los cuales figura un número bastante grande de elementos que no están contenidos más que en pequeñísimas cantidades con relación a los primeros, que son los llamados oligoelementos o elementos traza, siendo los principales dentro de unos treinta el magnesio, zinc, cobre, cobalto, yodo, níquel, aluminio, litio, etc.

Qué acción tienen los oligoelementos? Su adecuada presencia genera actividad, velocidad, renovación y armonía manteniendo la memoria orgánica que es esa fuerza que nos proporciona el pleno equilibrio para la salud.

Activan en general las fuerzas autocurativas y desintoxicantes en todo ser vivo. Su carencia genera predisposición a muchas enfermedades, autointoxicaciones y alteraciones funcionales.

Veamos algunos: * Manganeso: este oligoelemento actúa principalmente modificando las manifestaciones alérgicas tales como el asma, la rinitis, jaquecas, urticarias y eczemas.

Actúa muy especialmente en personas cuyo sedentarismo facilita los fenómenos de la autointoxicación o sea depositamiento de toxinas en los tejidos orgánicos. Tiene una notoria acción sobre los dolores que aparecen durante la menstruación y en diferentes tipos de jaquecas.

* Cobre: Es un elemento fundamental en el tratamiento de la anemia y en todas las enfermedades producidas por virus o bacterias activando eficaces mecanismos anti-inflamatorios y autodefensivos, logrando gran potencia asociado a la vitamina C en el manejo del resfriado común.

* Zinc: es un estimulante muy especial del sistema inmunológico, de donde se deriva su aplicación al lado del selenio en el tratamiento del sida y otras enfermedades de tipo inmunológico. Tiene también un uso muy especial en diversas alteraciones de tipo glandular y notoriamente sobre la hipófisis.

* Flúor: aplicado en trastornos del desarrollo óseo y de ligamentos en la infancia y adolescencia. Raquitismo y diversas desviaciones de la columna vertebral.

* Aluminio: muy útil en los trastornos del desarrollo intelectual del niño, como lentitud en la formación de las ideas, falta de concentración, disminución de la memoria y, en general, lo descrito como pereza mental . Se usa en algunos tipos de insomnio.

* Litio: especial aplicación en tendencias a la depresión y en la disminución de las facultades intelectuales; tonificador de la estructura de la voluntad. Util en insomnios por ansiedad.

* Bismuto: gran utilidad en afecciones crónicas de la garganta como amigdalitis y adenoides, entre otras.

* Manganeso - cobalto: usado con mucha efectividad en enfermedades articulares como coadyuvante especialmente en artritis y artrosis de difícil tratamiento. Es aplicado en hipertensiones arteriales resistentes a la medicina tradicional, dolores cardiacos, trastornos venosos y arteriales, en cefaleas de origen circulatorio, en cálculos tanto renales como biliares.

* Manganeso - cobre: su carencia se aprecia en una gran predisposición a las enfermedades de las vías respiratorias como la bronquitis a repetición y manifestaciones alérgicas especialmente las que presentan un curso tórpido y resistente.

* Cobre - oro - plata: actúa eficazmente sobre todas las manifestaciones que genera el envejecimiento como la fatiga global y persistente, la tendencia a la depresión, disminución en general de las facultades intelectuales, en la pérdida del entusiasmo e interés por las cosas cotidianas, en general por la pérdida del deseo de vivir.

De dónde se obtienen los oligoelementos? Se encuentran en todos los vegetales, frutas, cereales y demás elementos cultivados biológicamente y preparados adecuadamente, es decir sin pesticidas, conservantes o colorantes. También se pueden obtener en preparaciones farmacéuticas.

Una equilibrada alimentación será la mejor fuente para obtener los oligoelementos.

Aunque estamos todavía lejos de conocer todos los recursos que pueden suministrarnos los oligoelementos en medicina humana, tenemos el convencimiento de haber abierto y despejado una vía de un interés fundamental y que debe conducir a luchar más eficazmente contra todo tipo de afecciones que provengan de una incapacidad o de una disminución del autodefensa.

Encontrándose la salud bajo la dependencia de la defensa intrínseca de cada individuo, poseer medios para normalizar realmente con precisión y de forma duradera las funciones, es la meta hacia la cual nos ha permitido progresar los oligoelementos.

Un inmenso campo de acción y de investigación queda por descifrar, ampliando quizás el camino de la salud y de la protección de los hombres del mañana.

** Asesoría: Arnoldo Romero Gutiérrez, médico y cirujano general, Escuela de Medicina Juan N. Corpas, experto en Terapias Alternativas

Publicación
eltiempo.com
Sección
Salud
Fecha de publicación
1 de noviembre de 1998
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: