Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

OTRO BRINDIS DE LA TRAVIATA

Un padre celoso (Germont) aleja a su parrandero hijo (Alfredo) de los brazos de una cortesana (Violeta). Luego se arrepiente, aun cuando ya es demasiado tarde debido a que, cuando el buen galán decide volver a ella, la encuentra agonizando para pronto morir.

Esa, palabras más palabras menos, es la simple pero poderosa historia de La Traviata, una de las óperas más contundentes y hermosas en la historia del género, que a partir del martes próximo se presentará en el Teatro Colón.

Pero aún cuando parezca sencilla, esta impresionante creación de Giuseppe Verdi siempre será, gracias a los diversos montajes a los que se ha sometido desde su estreno en el siglo pasado, objeto de discusión, interpretación y revaluación. Y eso, también en otras palabras, significa que es una pieza vigente.

EL TIEMPO, por esas cosas de la suerte a la hora de las entrevistas, logró llevar al ya popular tenor mexicano Fernando de la Mora y al extraordinario barítono puertoriqueño Justino Díaz por los recónditos caminos de La Traviata, una obra de la que siempre aparece más y más información.

De hecho, casi no se necesitaron las preguntas. Ellos hicieron el trabajo...

Cuántas veces han hecho La Traviata? F.M.: Pues yo la he hecho un montonal de veces. Creo que un poco más de 150 funciones. Con esta obra hice mi debut en muchos teatros de Europa. Es más, en el 89, 90 y 91, la mayoría de títulos que hice fue Traviata. Luego la dejé descansar como tres años. Ahora, lo que pasa es que esta no es una obra para el tenor, esta es una obra para soprano.

Y qué hay del barítono? J.D.: Tiene el aria más famosa...

F.M.: Aún cuando el barítono casi desaparece en el segundo acto, es cierto que su presencia es definitiva; porque realmente el que desarrolla todo el drama es el barítono y por su culpa sucede todo.

J.D.: Bueno, y todo le pasa a ella también, a Violeta.

Qué hay de Alfredo, cómo lo ven? F.M.: Alfredo, mi papel, es la mano que ejecuta la trama que ha sido impuesta por su padre; pero realmente es un papel mucho más lírico, mucho más débil en el aspecto dramático.

Ligero en el aspecto dramático? F.M.: Si, pero también es un papel difícil vocalmente porque canta toda la obra.

J.D.: Eso es verdad, es difícil y no se nota, desgraciadamente.

F.M.: Canta las partes más importantes de la obra, canta el Brindis que es la parte más conocida de la ópera, esa parte que hoy se usa en los supermercados, en los elevadores, en el dentista...

J.D.: ...Y qué me dices de los aeropuertos.

F.M.: Es un papel al que también se le llama, al principio de la carrera de un cantante, de pan y mantequilla ; es un papel muy recurrente, no todo el mundo quiere cantar el Alfredo porque, hasta cierto punto, es un papel ingratón. Toda la gloria se la lleva la soprano que tiene que cantar como una diosa.

J.D.: Además de ser un papel largo.

Eso significa que toda la carga dramática y vocal está en la pobre Violeta? F.M.: Primero, es una voz que sale a pedazos. Después, Violeta tiene que ser una soprano de coloratura, dramática de coloratura...

J.D.: Ojo, que en el primer acto es una soprano casi ligera, pero con agudos dramáticos... Y eso es complicado.

F.M.: Pero con fuerza porque la orquestación es pesada y después tiene que ser, en el segundo acto, una lírica donde, además, tiene que cantar un dueto dramático al lado de un barítono verdiano. Después viene una parte ligera en el tercer acto y más adelante, en el cuarto acto, lírica, una voz lírica tipo Puccini, de este tipo de voz llena, plena.

J.D.: Además que tiene que haber una transformación en el color de la voz porque es una señora que se está muriendo y ese dramatismo vocal es difícil de manejar en todos esos aspectos. Por eso una Violeta bien lograda no es fácil encontrarla.

Es cierto que casi todos los papeles de La Traviata pueden variar según su interpretación? F.M.: Claro, el Alfredo puede ser totalmente intempestivo y con un carácter rebelde o un niño caprichoso romántico: Los dos ángulos pueden estar perfectamente hechos si hay una buena mano de director de escena.

Y Germont? F.M.: Claro, puede ser un villanazo y un hijo de ya saben quién, a la vez que puede ser un hombre que está defendiendo su familia, un honesto consigo mismo.

Y violeta? J.D.: No, Violeta si es un ángel de una pieza, es un ángel que se redime. Violeta es una prostituta que encontró el amor y se redime, es un rol hermoso, es la María Magdalena. Es la parábola.

F.M.: Ojo que esta entrevista la van a censurar.

J.D.: Aquí en Colombia?, no veo por qué... Pero volviendo a Germont, creo que el personaje tiene unas exigencias por su procedencia, la de un hombre de campo, un tipo noble que tiene que vivir con esos convencionalismos de que dirán de mi hijo andando con una puta , F.M.: No olvidemos que estamos interpretando una obra ubicada en el 1810.

J.D.: Eso es puro romanticismo.

Y musicalmente, es tan romántica? J.D.: Musicalmente encuentro que La Traviata es una de las primeras óperas, si no la primera, donde Verdi explora el uso del Leiv motiv, o la repetición de un mismo tema musical.

F.M.: Lo dicho, una obra de arte.

J.D.: junto con Rigoletto demarcaron el sendero verdiano.

F.M.: Yo diría que esa trilogía Trovador, Traviata y Rigoletto. Ahora, en mi punto de vista, como trama, Traviata supera a las dos.

J.D.: El texto y la música le ayudan porque es una historia mucho más humana y mucho más lírica que muchísima ópera posterior. Verdi aquí es muy incisivo rítmicamente, de allí el dramatismo.

Por qué hay que ver esta Traviata en el Colón? F.M.: Porque sería una tristeza que después de tanto esfuerzo que se hace no estuviera el teatro a reventar. Y porque no se está inventando el hilo negro, simplemente están haciendo las cosas, a la antigua, muy bien.

J.D.: Porque aquí no están jugando con una obra maestra.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Cultura y entretenimiento
Fecha de publicación
2 de agosto de 1998
Autor
MAURICIO SILVA GUZMAN Redactor de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�