Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

BINGO ES EL PASATIEMPO DE MODA

Desde antes de las dos de la tarde, hora en que abren al público, Oscar Pérez se para frente a la puerta del Bingo Exito del Centro, en la carrera 12 de Sogamoso, a la espera de que el juego comience.

Tan pronto las puertas se abren, Oscar se dirige a una de las mesas dispuestas en el amplio salón, cancela lo de dos o tres cartones, según el dinero que tenga en sus bolsillos, y se prepara para que se inicie el juego, mientras otras personas realizan el mismo ritual y se aprestan para llenar el bingo.

Una voz femenina o masculina, que viene incorporada a un computador -pues allí el juego es totalmente electrónico- empieza a cantar los números que deberán llenar los cartones, mientras en un tablero electrónico se van encendiendo uno a uno los números de las balotas que son seleccionadas por un sistema neumático y que para mayor seguridad del público está enfocada por una cámara que transmite la imagen a un circuito cerrado de televisión.

Después de un buen rato de estar anunciándose los números, alguien levanta su cartón en señal de que completó el bingo, y la mayoría quedan en un estado de aburrimiento por no haber logrado llenar el tablero personal, hasta que se inicia otro juego y la expectativa de triunfo vuelve a emocionar a los jugadores.

Así transcurren varias horas, en las cuales Oscar no siente ni hambre, ni sed, ni cansancio, y sólo se da cuenta del tiempo cuando se percata que las sombras de la noche empiezan a cubrir la ciudad y entonces toma su abrigo y lentamente se dirige a su casa.

En el bingo no se gana mucho, pero uno se divierte. Es que cuando uno no tiene nada que hacer hasta el tiempo se detiene y entonces hay que buscar alguna entretención que lo ayude a uno a olvidar que se es viejo y que ya no se tienen obligaciones ni con uno mismo , dice con voz cansada Oscar Pérez, pensionado de Acerías Paz del Río.

Juego popular El juego del bingo cada día cobra más adeptos, razón por la cual últimamente se han abierto nuevos negocios en varias ciudades del departamento, como Tunja y Sogamoso, donde a finales de abril se inauguraron nuevas sedes de este pasatiempo, muy común en las poblaciones de clima cálido, de donde ha empezado a desplazarse al altiplano cundiboyacense.

En Tunja existe actualmente el Bingo Royal y el Bingo Club Tunja, recientemente abierto. En Duitama está el Gran Bingo Duitama, de la carrera 19, y en los últimos días fue cerrado otro del centro. En Sogamoso funciona hace más de un año el Bingo Exito del Terminal y hace poco se inauguró el Bingo Exito del Centro, que pertenece a la misma cadena del otro establecimiento.

En el Bingo Club Tunja, de propiedad de una sociedad de Medellín, hay 14 empleados, mientras que en los bingos de Sogamoso son 28 las personas que laboran.

Los bingos pagan a las alcaldías impuestos por industria y comercio, gravados por juegos de azar, para lo cual los propietarios de los negocios o representantes deben presentar sus libros fiscales y sobre sus ventas cancelan sus obligaciones.

La mayoría de personas que acuden a los bingos son pensionados o desempleados, que quieren pasar el tiempo, aunque también llegan estudiantes de las universidades, grupos de compañeros de bancos o de oficinas y, a veces, algunas señoras de sociedad , comenta Nidia, planillera de un bingo de Tunja.

Lo cierto es que este juego se está volviendo popular y su éxito radica en que los Bingos pagan inmediatamente los premios que ofrecen, que generalmente son el 70 por ciento del total recaudado por la venta de los cartones que participan en cada ronda, aunque en ocasiones se acuerda un premio especial, que puede ser de 50.000 o 100.000 pesos, depende del establecimiento.

Existen tres clases de jugadores de bingo: unos son los que juegan por pasar el rato, otros los que se dedican de lleno al juego y los otros son los que llegan en busca de ganarse una carta rey, que es para jugar gratis, o a que les den propina , manifiesta Angela Corzo, administradora del Bingo Exito del Terminal.

Ricardo Fonseca es un asiduo visitante de los bingos en Tunja. Hace cerca de un año que se interesó por este juego, en el bingo del Pasaje Vargas.

La verdad a mí en el juego del bingo no me ha ido muy bien, sólo he ganado premios bajitos, sencillos, por ahí de cinco mil pesos máximo. Yo lo juego principalmente por entretenimiento y porque aquí no se gasta mucha plata y cuando uno gana le cumplen con los premios , señala.

Al igual que otra clase de establecimientos, para los bingos también hay temporadas, que generalmente se inician en el mes de mayo, según lo expresaron los administradores de estos negocios.

El bingo no es un negocio estable. Hay días en que la casa pierde todo y hay días en que gana , aclara Angela Corzo.

Bingo lineal y bingo pleno De acuerdo a cada uno de los establecimientos, existen varias formas de jugar bingo.

El más común es el bingo sencillo o lineal, cuyo cartón cuesta cien pesos.

Esta clase de bingo se premia cuando se conforma cuatro esquinas, cruz grande, cruz pequeña, diagonal, horizontal, vertical o minibingo en las esquinas con cuatro números.

Existe también el bingo pleno, en el cual se debe llenar todo el cartón, el cual cuesta 300 pesos.

Este bingo puede pagar de 50.000 a 500.000 pesos, de acuerdo a como se conforme.

En el Bingo Exito del Terminal, por ejemplo, si se llena todo el cartón con las primeras 45 balotas se paga un premio de 500.000 pesos en efectivo; si se hace con 50 balotas paga 300.000 pesos, y con 51 balotas cien mil pesos. El juego es de 75 balotas.

En el Bingo Club Tunja un bingo vertical u horizontal de cinco números logrado con las cinco primeras balotas paga 30.000 pesos. Cuatro esquinas con las primeras cuatro balotas paga 50.000 pesos y diagonal central con las cuatro primeras balotas paga 30.000 pesos.

Existe también la modalidad de la carta rey, que es un premio que se ofrece en determinado momento del juego y que quien logre un bingo pleno gana el derecho a jugar gratis por un día, una semana o un mes, dependiendo lo establecido antes de comenzar a sacar las balotas.

En la modalidad de carta rey el Bingo Club Tunja paga un millón de pesos si el número del cartón ganador coincide con el número ganador de la lotería que haya jugado ese día.

Según el administrador de este establecimiento, Gustavo Adolfo Gutiérrez, el martes de la semana pasada se pagaron dos millones de pesos, que estaban acumulados, a uno de los clientes cuyo número de su cartón ganador coincidió con el del premio mayor de la Lotería de Boyacá del sábado 25 de abril.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
5 de mayo de 1998
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad