Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CUÁNTA AGUA BEBE EL GANADO :

Dependiendo la especie y el fin, el ganado debe consumir entre 2 y 60 litros de agua al día.

El consumo de agua en el ganado es uno de los puntos de mayor importancia dentro de la alimentación animal, sin embargo no hay la suficiente difusión sobre el tema y la experiencia del ganadero es la que se tiene en cuenta a la hora de criar un hato.\ El conocimiento de la cantidad de agua que consumen los animales es sin duda, de gran importancia para tomar medidas como por ejemplo: 1) Conociendo la cantidad de agua disponible saber el número de cabezas que se podrán mantener.

2) Poder diseñar los bebederos y así satisfacer un número adecuado de animales.

Las dos anteriores estimaciones adquieren mayor relevancia cuando se trata de zonas donde el agua es un recurso escaso y es imperativo hacer un uso racional.

Generalmente en estas zonas es necesario no solamente conocer el agua necesaria para abastecer a los animales, sino también las distancias que deben recorrer los mismos hasta los bebederos.

Con relación al agua requerida, para estimar el consumo por la hacienda, deben tomarse en cuenta dos factores, en primer lugar la temperatura ambiente que para los fines del cálculo se considera la temperatura media anual del lugar, y segundo la cantidad de materia seca consumida con el forraje.

Así pues para ganado de carne se estima que los requerimientos de agua son de 3 litros por día y por cada kilogramo de materia seca consumida, cuando la temperatura media anual es de 5 grados centígrados como en algunas zonas altas de Boyacá, Cundinamarca o Nariño, por el contrario, suponiendo que la temperatura media anual sea de 32 grados centígrados, como el caso de algunas zonas de la costa Atlántica, el requerimiento será de unos 8 litros/día y por kilogramo de materia seca.

En caso de ganado productor de leche, las condiciones cambian de una manera apreciable ya que los factores determinantes para el consumo de agua son los kilogramos de leche producida y el consumo de materia seca.

Así, un animal productor de leche consume de 3 a 4 litros de agua por cada kilogramo de leche producida y de 3 a 4 litros de agua por cada kilogramo de materia seca consumida en su dieta.

Como orientación, se puede decir que un toro adulto consumirá en clima cálido entre 50 a 60 litros/día y en el frío aproximadamente unos 25 litros/día.

Para cerdos se estiman de 10 a 12 litros/día y por cada 100 kilogramos de peso vivo durante los primeros meses, y de 4 a 5 litros/día al llegar al período de engorde.

Las marranas necesitan durante la lactancia de 15 a 20 litros/día, los caballos y yeguas jóvenes necesitan entre 20 a 30 litros/día y los ovinos entre 1,5 a 3 litros/día, resaltando que estos últimos son uno de los animales que pueden resistir mayor tiempo sin beber.

Sobre la distancia máxima de recorrido para que el ganado beba, no hay un acuerdo unánime, sin embargo se considera que lo importante no es la distancia recorrida, sino la energía utilizada y por ende el detrimento que pueda tener en su peso, ya sea por disminución o por incrementos menores.

Tampoco hay acuerdo sobre la distancia que debe recorrer una cabeza de ganado mayor antes de comenzar a perder peso pero algunos cálculos realizados hace unos 10 años indican son 2.000 metros en terreno plano y de 800 en terreno ondulado.

Para el ganado menor se estima que puede recorrer sin pérdidas de peso, el doble de la distancia del ganado mayor.

Por este motivo, los bebederos en los potreros deberán localizarse de tal manera que los animales en su recorrido para beber no superen las distancias recomendadas, debiéndose entonces instalar el número necesario para que así ocurra.

La calidad Generalmente en zonas áridas y semiáridas se utiliza agua de baja calidad para el consumo animal.

Estas aguas de baja calidad, por exceso de sales, producen desarreglos fisiológicos y como se mencionara anteriormente, hasta la muerte de animales. El efecto mas general es la disminución del apetito que reconoce su causa no tanto en un desequilibrio en el contenido de agua de los tejidos, sino en la toxicidad iónica.\ En los casos que deban utilizarse aguas de baja calidad, se deben tomar los siguientes recaudos: a) poner dispositivos para drenar los bebederos y tanques de agua, a fin de poder lavarlos con un chorro de agua a presión.

Esto evitará una mayor concentración de sales, ya que por evaporación precipitarán sales y de esta manera aumentará la salinidad cuando el bebedero se cargue nuevamente.

b) en lo posible, diluir las aguas de mala calidad.

c) reducir las pérdidas por evaporación en los bebederos.

d) controlar la vegetación de alto consumo de agua en los tanques, arroyos y otros depósitos de agua.

Otro tema importante es la determinación de sustancias tóxicas en el agua, tema que en la actualidad ha tomado singular importancia por los residuos producidos por la actividad humana.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
30 de marzo de 1998
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: