Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

AUDIOVISUALES SE QUEDÓ SIN AIRE

Aunque el último balance de Audiovisuales, la programadora del Estado, refleja estabilidad en sus finanzas, el futuro inmediato de la empresa parece estar embolatado.

Como van las cosas, según afirma Patricia Gossaín, gerente de la entidad, con solo los ingresos que le transfiere por ley la Comisión Nacional de Televisión (CNTV) que ascienden a 4.000 millones de pesos para 1999, y con la comercialización de los espacios en los canales públicos nacionales, la programadora no aguanta los primeros seis meses del año entrante.

Los dolores de cabeza de la compañía se acentuaron el año pasado cuando Audiovisuales fue obligado a participar en la licitación pública 001 para adjudicación de espacios en las cadenas comerciales. Hasta ese momento a la programadora estatal se le cedían franjas de programación por derecho propio y disponía de 29,5 horas en las cadenas comerciales.

No obstante, el resultado de la licitación la ubicó en el último lugar y solo le fueron asignadas 5 horas y media en horarios A y B, poco comerciales frente a espacios triple A.

Según la gerente, debido a que los espacios disponibles por la programadora (lunes a viernes de 10 a 10:30 a.m. y 3:30 a 4 p.m., y jueves 6 p.m.) no son muy atractivos para los anunciantes, su comercialización no ha dado los resultados esperados. Además las transferencias de 5.500 millones de pesos destinadas en 1998 por la CNTV difícilmente alcanzan a cubrir la producción de programas para las cadenas públicas, Señal Colombia y gastos de funcionamiento.

De acuerdo con el balance de gestión presentado por la entidad a la nueva ministra de Comunicaciones, Claudia de Francisco, los ingresos promediados para el anteproyecto de 1998 por concepto de comercialización de espacios llegaron a 3.800 millones de pesos, suma inferior a lo conseguido durante el año anterior.

Se perdieron las horas A diferencia de 1998, en 1997 la programadora contaba con 29,5 horas semanales en las cadenas comerciales y 48,5 horas en festivos que le garantizaban ingresos suficientes.

Es así que de los 7.000 millones de pesos invertidos ese año en producción de programas para Señal Colombia, 2.000 millones provenían de las transferencias de la CNTV y el resto, de los recursos generados por la explotación de sus espacios en las cadenas comerciales.

Al año siguiente la historia cambió. Pese a que la CNTV incrementó el valor de la transferencia en más de un 100 por ciento, con la nueva adjudicación de espacios en horarios poco rentables y la reducción de horas de programación, las finanzas de la entidad empezó a naufragar.

Hasta 1997 lo que ganábamos con los espacios comerciales lo invertíamos en las horas de señal Colombia, ahora con la sola plata de la transferencia nos toca cubrir las horas del Canal A, los espacios institucionales y los compromisos de señal Colombia , afirmó Gossaín.

Cabe recordar que en la Ley de Televisión se estableció que Audiovisuales sería concesionaria de los canales comerciales de Inravisión, por lo tanto, según criterio de la CNTV debía participar en la licitación. Sin embargo, en opinión de Gossaín, la entidad debe tener unos buenos espacios en los canales Uno y A, para que con esos recursos se financie la televisión cultural y educativa en Señal Colombia y la sobrevivencia de la entidad.

Según Eugenio Merlano, miembro de la junta directiva de la CNTV, para fortalecer a Audiovisuales, además de las transferencias, se le concedieron varios de los espacios que dejaron RCN y Caracol al entrar a operar como canales privados. No obstante, aclaró que desconoce el monto de los recursos que la programadora está percibiendo por la explotación comercial de estas franjas.

En todo caso, dijo, el gobierno debe encontrar la manera de buscarle ingresos suficientes y necesarios para que la entidad pueda operar sin problemas.

A ese respecto, la Ministra de Comunicaciones dijo que antes de abordar cualquier solución de fondo con Audiovisuales, se estudiará el papel y el propósito de la entidad como programadora estatal para luego definir las directrices de lo que será el futuro de la compañía. En este punto coincidieron tanto Merlano como Gossaín.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
21 de agosto de 1998
Autor
CARLOS SANDOVAL Redactor de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad