Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

INFIDELIDAD, CAUSAL DE DIVORCIO

Según la ley colombiana la infidelidad puede ser material y moral. La primera se presenta cuando hay relaciones sexuales extramatrimoniales y la segunda cuando hay agravios o ultrajes, tales como caricias, besos, actos eróticos extramatrimoniales o conductas semejantes.

Por: CARLOS FRADIQUE MENDEZ* Especial para EL TIEMPO

La infidelidad solo tiene consecuencias legales en el matrimonio de derecho, porque en el matrimonio de hecho no existe la obligación de fidelidad.

En cualquier caso, la infidelidad deberá probarse sin que haya dudas sobre su ocurrencia, pero está prohibido conseguir pruebas ilícitas tales como interceptar llamadas, hacer seguimientos, tomar fotografías clandestinas o violar archivos personales.

La infidelidad es causa de separación de cuerpos, separación de bienes y de divorcio, salvo que el ofendido la haya consentido, facilitado o perdonado.

La infidelidad sexual solo puede alegarla el cónyuge inocente dentro del año siguiente contado desde cuando tuvo conocimiento de su ocurrencia y en ningún caso podrá alegar relaciones que hayan sucedido dos o más años antes de la presentación de la demanda. Si esos plazos han vencido, se entiende que la infidelidad se ha perdonado u olvidado.

La infidelidad moral solo puede invocarse por el cónyuge inocente dentro del año siguiente a su ocurrencia.

El culpable de la infidelidad pierde el derecho a los alimentos, pero en ningún caso pierde el derecho a tener a sus hijos, ni a visitarlos. Tampoco perderá el derecho a su cuota de gananciales que es igual a la mitad de los bienes sociales adquiridos dentro de la vigencia de la sociedad conyugal.

*Abogado especializado en derecho de familia y civil.

Publicidad

Publicidad