CONFIRMAN MASACRES EN META Y VICHADA

CONFIRMAN MASACRES EN META Y VICHADA

La Policía Meta confirmó ayer que al menos 10 personas fueron asesinadas en una incursión de presuntos grupos paramilitares el pasado domingo en la vereda Puerto Oriente, inspección de Planadas, en límites entre el municipio de Puerto Gaitán (Meta) y el departamento del Vichada.

8 de julio de 1998, 05:00 am

Según el informe de que la Policía Meta envió a la Dirección Nacional de la institución en Bogotá, la masacre ocurrió el pasado 5 de julio a las 3:30 de la tarde y confirmó la muerte de diez personas identificadas como Alex Sandoval, Gentil Sandoval, Miriam Martínez, N.N. Chucho el Quemado , Oscar Cortés, Felipe Avila, N.N. El Vaquero , Tiberio López y dos menores de edad.

Se investiga, dice el informe, una denuncia según la cual varios indígenas habrían sido asesinados en la masacre.

Las autoridades también trataban de confirmar la muerte de otras 10 personas en la zona, ubicada a orillas del río Planas, entre Meta y Vichada.

El presidente seccional de la Cruz Roja en el Meta, Teddy Torbaum, aseguró que un grupo de hombres armados y uniformados que se movilizaban en volquetas llegaron el pasado domingo a Puerto Trujillo, población ubicada sobre el río Planas, asesinaron y luego arrojaron al río a las personas que se movilizaban en un planchón por el mencionado afluente.

Torbaum afirmó además que en la localidad de Puerto Oriente, también sobre el río Planas, fueron masacradas siete personas dentro de una tienda. Los hombres se llevaron a otras dos personas con rumbo desconocido.

Según Torbaum, un camionero que transitaba por la zona informó que había otros nueve cadáveres. El presidente seccional de la Cruz Roja dijo que la información de la masacre fue suministrada por habitantes de la región.

Por su parte, la defensora Regional del Pueblo en el Meta, Rocío López de Róbinson, informó que el domingo recibió bajo la gravedad de juramento la declaración de una persona que dijo haber estado presente en el lugar de los hechos y que logró salvarse de la masacre de Puerto Oriente.

Según el relato del testigo, que solicitó a la Defensora la reserva de su identidad, en los hechos perdieron la vida 12 personas, entre ellas tres menores de edad. Sólo seis de los cuerpos han podido ser recuperados y los demás se encuentran desaparecidos.

Eran paramilitares e iban vestidos de verde como el Ejército, llevaban armas cortas y largas y dispararon contra las personas que iban en un camión que estaba sobre el planchón. Yo escuché varios disparos y no supe qué fue lo que pasó , le dijo el testigo a la Defensora.

El hombre también afirma que en esta masacre perdieron la vida su esposa y sus dos hijos menores de edad, cuyas identidades se abstuvo de revelar López de Róbinson.

El testigo, que se salvó junto con su hija de 9 años y logró salir del lugar en una avioneta, relató que el conductor del planchón, conocido en la zona con el sobrenombre de El Palillo , fue descuartizado por los presuntos paramilitares y los restos de su cuerpo fueron arrojados al río.

De acuerdo con la versión entregada por el testigo a López de Róbinson, en los hechos también perdió la vida el hijastro del planchonero, un pequeño indígena de nueve años de edad.

La Defensora aseguró que no se desplazará al lugar de los hechos porque no corresponde a su jurisdicción sino al Vichada, pero que la declaración fue recibida por tratarse de un desplazado. Igualmente manifestó que al informar a las autoridades del Vichada sobre los hechos, tanto la Defensoría Regional del Pueblo como la alcaldía de Puerto Carreño aseguraron que no tenían conocimiento de esta masacre pues el sitio donde presuntamente se registró es muy apartado y la única forma de acceso es por vía aérea.

De otra parte, al cierre de esta edición, no habían llegado a Villavicencio Christine Mondanel y Carlos Barajas, miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja, quienes se desplazaron ayer mismo a los dos sitios con el fin de verificar las informaciones sobre la masacre.