Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

VEHÍCULOS QUEDARÍAN CON ARANCEL DE 30 POR CIENTO

El Gobierno reducirá de 75 a treinta por ciento el impuesto para la importación de automotores. Una decisión en este sentido ya obtuvo el visto bueno de los ministerios de Hacienda y Desarrollo y sólo se espera que haya acuerdo sobre los aranceles que se cobrarán para la nacionalización del CKD.

Además, está lista para la firma la reglamentación que rebaja de ocho a cinco por ciento la sobretasa a las importaciones, según el ministro de Hacienda, Rudolf Hommes.

Con estas modificaciones, el país ajusta su estructura arancelaria a los niveles que acordaron los presidentes andinos el 5 de diciembre pasado.

Si bien Colombia, Venezuela y Ecuador tenían permiso para gravar con cuarenta por ciento los automotores procedentes de terceros países, el Gobierno no considera necesario llegar a ese tope. Carros quedarán con arancel de 30% Se abarata la importación de automóviles. El Gobierno reducirá de 75 a treinta por ciento el arancel que deben pagar los vehículos comprados en el exterior.

Según fuentes oficiales, ya existe acuerdo entre los ministerios de Hacienda y Desarrollo para tomar esta medida.

La demora está en que aún no ha habido acuerdo en el arancel con que se gravará el material CKD, que incluye las partes y piezas que importan las ensambladoras para armar los vehículos en el país.

Actualmente, para traer un carro es necesario pagar un impuesto de importación de 75 por ciento, que se cobra sobre el valor del vehículo, y una sobretasa de ocho por ciento, pagada sobre la misma base.

Esto hace que, en realidad, el importador tenga que cancelar un impuesto del 83 por ciento.

Con las nuevas reglas de juego, además de la rebaja de 45 puntos que se obtendrá con la reducción del arancel, los importadores dejarán de pagar tres puntos correspondientes a la sobretasa.

La razón es que el gobierno reducirá de 8 a 5 por ciento este impuesto para-arancelario en los próximos días, según anunció el Ministro de Hacienda, Rudolf Hommes.

De esta manera, los impuestos de nacionalización del vehículo serán en realidad de 35 por ciento, cifra inferior en 48 puntos a la que rige actualmente.

Si bien esta disminución permitirá que se traigan vehículos en condiciones más favorables a las que existen actualmente, todavía queda vigente el impuesto al valor agregado (IVA).

Este gravamen, que es de 35 por ciento, continúa encareciendo el precio del vehículo y, según el Ministro de Hacienda, no hay intención por parte del gobierno de reducirlo. Por debajo del tope aceptado Con los ajustes en el arancel y la sobretasa, el país alcanza el nivel de impuestos a las importaciones que acordaron los presidentes andinos a principios de diciembre pasado.

Aunque el máximo gravamen estipulado en ese entonces fue de 20 por ciento, se dió permiso a Colombia, Venezuela y Ecuador de gravar hasta con 40 por ciento los autos importados de países distintos a los andinos.

Sin embargo, el gobierno considera que no es necesario aplicar este tope, y ubicará cinco puntos por debajo el impuesto para los carros, sumando la sobretasa.

Este arancel estará vigente hasta el primero de enero de 1994, fecha a partir de la cual se reducirá a 25 por ciento.

Por el momento, este nivel de impuesto también estará vigente para los automóviles que se traigan de Venezuela, debido a que a pesar de estar operando la zona de libre comercio desde el primero de enero, subsisten problemas técnicos que no permiten a los carros disfrutar de la exención de gravámenes.

Lo que sucede es que los vehículos ensamblados en la subregión no cumplen con el requisito de origen del 50 por ciento que se exige en el grupo Andino para considerar que son fabricados por uno de los países miembro.

Por eso deberán pagar el arancel de 35 por ciento (y no de 0 cero por ciento como sucede con los demás productos), hasta tanto los gobiernos no solucionen este problema.

Con la rebaja en la sobretasa, que rige para todas las importaciones, Colombia adecúa su estructura arancelaria a los niveles de 5, 10, 15 y 20 por ciento que acordaron los presidentes andinos.

La reglamentación que contiene la reducción de 8 a 5 por ciento en este gravamente está completamente lista y sólo falta firmarla, anunció el Ministro Hommes.

A pesar de que fracasaron las negociaciones para incluir las 6.000 partidas arancelarias en los cuatro niveles, y los países andinos no pudieron adoptar desde el primero de enero un arancel común para las importaciones procedentes de terceros países, la estructura arancelaria continúa siendo un mandato presidencial.

Colombia y Venezuela tienen un principio de acuerdo para solucionar los problemas técnicos, y se espera que el 20 de febrero los dos países aprueben el arancel externo común.

Falta por definir la posición de Ecuador y Perú, que en principio deberían guiarse por lo que adopten Colombia y Venezuela.

Bolivia, por su parte, no tiene mayores inconvenientes, ya que se le aprobó un regimen especial, que le permite continuar con aranceles de 5 y 10 por ciento. Sobretasa de 0% para CKD Así mismo el gobierno prepara bajar a cero por ciento la sobretasa que se cobra a la importación de los motores, ejes, transmisión y demás componentes extranjeros que se utilizan en el ensamblaje de vehículos en el país.

En lo que no existe consenso, es en el arancel para el CKD. Mientras la cartera de Desarrollo Económico pide eliminar éste gravamen, el Ministerio de Comercio Exterior aboga por dejarlo en 5 por ciento.

Al rebajar el valor de la nacionalización se alivian los costos de las ensambladoras, y se les compensaría por la mayor competencia que van a tener que afrontar con la reducción de aranceles para vehículos terminados.

El valor del CKD, más la sobretasa y el arancel, representan el 50 por ciento de los costos de producción del vehículo, de acuerdo con un estudio del Ministerio de Desarrollo.

El problema radica en que, si bien se alivian los costos de las ensambladoras, la eliminación de gravámenes podría resultar perjudicial para las empresas autopartistas. (RECUADRO MAC)

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
6 de enero de 1992
Autor
MARCELA ESCOBAR R.

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad