Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

694 Xs7 Ŏagsb1  ISg}'tҡ6ӝ/qptZhi!IoiwsLs:AyYK24yPlC2;ܙ$PfgM>*2M$iNN8nG`o FC.MIV&OX*ZwK93+qvGqn ?Kzq6лAslJ .+hzPk*db)n 7P(el5.1x+9Os1lX(e\wxȥˌ)63d#Cn58I>7!C9V7Ez-g+w\]SKXͬcAF<0OIŖ]p?tHgS s3Vc;8WFwR.Fo|(SN%k؞1 8)IXμ\rpXsl'q&iPi˙ڄd8^(m@Eum /(SKzuó*2{_FpI/8$HV%t 2VJ4zP經&JGH /R9֚#u@ݔDפ %Hf7%¨&-8E" oZkv^T`Ejr >5VΊ0:xT 6rEk|YYyLfݝEc uwcn^tΈM`:geWk)0N"v.PC:nqC¥JV"o0v`@FcWf &G'GN<:|k/z<IOX|4+q@>B: `Y2 8ׁv2*Hj:\9/bLcopG4c 3fd6W@XbkO(J'#[D&?<n`WLDž *'lX4zG?nO/p덋ذӼ:8mAnt2 b' Ί '^vSuiEQX% $tC[zfԹxP;h}QX6wΤhtB<>l[ _aspϟvn^}s۹Uk3%iLb Cr۽GT\Ϊv1Lmn؞6gZwgr0p\'ͦݷ 0

Patrocinado por:

AZÚCARES DIETÉTICOS: MENOS CALORÍAS

El exceso de azúcar conduce a la ganancia de kilos. Esta es una verdad simple y llana para el común de las personas.

Pero si una persona tiene tendencia a registrar altos niveles de colesterol y triglicéridos, o si en su familia existe el factor genético de la diabetes, o si ella misma tiene trastornados los niveles de glicemia en su sangre (aún sea en pocos grados), el azúcar no es precisamente un producto que le es recomendado.

Tanto es así que la primera recomendación que se les formula a quienes se encuentran sometidos a tratamientos contra la hipertensión, altos niveles de lípidos, obesidad obviamente, y diabetes, es la de disminuir o eliminar el azúcar, o de remplazarlo por otros edulcorantes.

En este campo, existen grandes confusiones. El mercado ofrece una multiplicidad de productos que, aparentemente, son similares pero que tienen características bien diversas y que, por lo tanto, no son aptos para ser consumidos por todos.

Otras confusiones se derivan de los llamados productos dietéticos, para diabéticos e integrales. Una revisión de los mismos se presenta aquí como guía en el momento de diseñar la dieta cotidiana de su familia y de hacer sus compras en el mercado.

Qué no engordan? Una de las principales equivocaciones tiene que ver con los alimentos integrales y su contenido en calorías. Para un sinnúmero de personas, el hecho de que un pan sea elaborado con harina no procesada significa que engorda menos.

Y esto es un error: muchas veces, por el contrario, los alimentos integrales aportan un número mayor de calorías que los que son refinados. Sin embargo, se les recomienda en las dietas porque tienen grandes ventajas.

Bien es sabido el beneficio que aporta el llamado salvado (sea de trigo o de centeno). Ayuda contra el estreñimiento, contribuye a proteger la integridad del aparato digestivo, previene los divertículos y el mismo cáncer de colon, contribuye a nivelar las cifras de colesterol...

Pero todas estas bondades no lo hacen libre de calorías. Usted lo puede comprobar al leer las etiquetas de los productos elaborados. Lo que se debe hacer, entonces, es limitar las cantidades y no consumirlo sin límites porque, contrariamente a lo que se buscaba, ese alimento integral sí contribuirá a la ganancia de kilos...

Otra de las confusiones tiene que ver con el color del producto. No todos los productos de panadería -para citar un ejemplo- que son de apariencia rugosa y color oscuro son elaborados a partir de harina de trigo integral.

Se sabe que cuando se habla de harina, arroz o cualquier otro alimento integral, esto significa que el cereal o el grano no fue sometido a procesos específicos y que se les utiliza sin despojarlos de su cáscara o de su cubierta. Allí es donde reside su inmensa bondad.

Estos productos, no sometidos a procesos químicos, tienen un color oscuro, y este detalle lo aprovechan algunas personas para engañar al cliente. Así, se ofrece una variedad de alimentos oscurecidos con alguna tintura pero que son, en realidad, elaborados con harina refinada.

Los dietéticos Una vez más, es importante remitirse a las etiquetas. En términos generales, los alimentos que se presentan como dietéticos o light deben aportar un número menos de calorías, y esto se logra en la misma selección de los ingredientes. Entre los ejemplos más frecuentes se encuentran los productos lácteos elaborados con leche descremada, y los alimentos de panadería hechos con edulcorantes distintos al azúcar natural. El hecho de restringir las proporciones de grasas y azúcares reduce de manera considerable el aporte energético.

Pero en este campo, tampoco debe equivocarse: aún si es un alimento dietético, este le aporta calorías y, por lo tanto, si requiere limitar su ingesta, también debe controlar las cantidades a consumir.

En general, los supermercados han dispuesto renglones especiales para estos productos. Sin embargo, usted puede encontrar una gran diversidad de alimentos light en otras secciones. Así es posible seleccionar galletas, mermeladas o jaleas, frutas enlatadas, pastas, caramelos, gelatinas y panes en cuya elaboración se ha alterado, modificado o eliminado algún ingrediente.

Otra advertencia que hacen los nutricionistas tiene que ver con algunas confusiones frecuentes: un alimento puede ser presentado como dietético porque no contiene sodio, pero sí grandes cantidades de azúcar. Otro ejemplo es el de los productos en los que se remplazó el azúcar de mesa por otro carbohidrato como el sorbitol, la miel o la melaza que aportan la misma cantidad de calorías.

Tantos azúcares La variedad de edulcorantes que se encuentran en el mercado es inmensa. De acuerdo con el manual Joslin que la Asociación Colombiana de Diabetes distribuye entre sus pacientes, se anotan las siguientes indicaciones: Entre los edulcorantes no nutritivos y no calóricos, se incluyen: Aspartame: es 180 veces más dulce que la sacarosa (azúcar de caña o de remolacha, sin refinar, morena o de mesa, en polvo o de repostería). Pierde su efecto endulzante al calentarse y no se recomienda para hornear o cocinar. Puede usarse durante el embarazo.

Sacarina. 375 veces más dulce que la sacarosa. Puede usarse en la cocina. Acesulfame: 200 veces más dulce que la sacarosa y también puede usarse en la cocina.

Estos edulcorantes son incluidos en el grupo de los productos artificiales. En el mercado, se consiguen varias marcas elaboradas con alguno de los elementos antes citados. De acuerdo con sus necesidades, usted podrá seleccionar el que más le conviene. Si usted, por ejemplo, necesita hornear un ponqué, no debe utilizar el edulcorante hecho con aspartame pero sí puede seleccionar uno de los que son hechos con base en sacarina.

Más azúcares Otro grupo de edulcorantes naturales incluye: Fructosa o compuesto totalmente por azúcar de frutas.

Glucosa o azúcar de maíz y de uva, menos dulce que la sacarosa. Chocolate: de leche o amargo.

Miel Lactosa o azúcar de la leche Maltosa Melazas Jarabes Alcohol de caña.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
23 de septiembre de 1998
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: