Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

AEROSOLES EN COLOMBIA AFECTAN CAPA DE OZONO

Un estudio contratado por EL TIEMPO con la Universidad de Los Andes reveló que varios productos aerosoles que se venden en Colombia tienen CFC (compuestos responsables del deterioro de la capa de ozono), aunque se había asegurado que estaban libres de ellos. EL TIEMPO seleccionó diez muestras de esos productos en aerosol, en un supermercado de Bogotá, y en todas ellas la Facultad de Química de la Universidad de Los Andes encontró estos gases.

Ante los resultados, las tres empresas reconocidas que envasan los productos en aerosol (Retycol, Destisol y Aerosoles Técnicos) negaron la presencia de CFC.

Retycol, por su parte, que importa el gas desde Estados Unidos para todo el país, considera inadecuado el método de prueba con que esta institución determinó la presencia de los gases, y criticó la falta de una contramuestra para confirmar su validez. Colombia: ozono o no somos? Fue una noticia alentadora durante 1992, denominado por las Naciones Unidas como el año de la Tierra: el ciento por ciento de los aerosoles colombianos no contienen clorofluorocarbonados (CFC) dañinos a la capa de ozono, sino hidrocarburos que le son inofensivos .

Es decir, que las 12 millones de unidades que se venden al año en el mercado colombiano, entre cremas de afeitar, desodorantes, fijadores para el cabello, esmaltes y pinturas, fragancias ambientales, nieve navideña, lubricantes, siliconas para automóviles, entre otros productos, son ambientalmente amigables .

Pero esto no es cierto. El TIEMPO seleccionó diez muestras de esos productos en aerosol en un supermercado de Bogotá, y contrató los servicios del departamento de Química de la Universidad de los Andes para que determinara la presencia o no de CFC.

Como resultado, la facultad concluyó que todas las muestras (1 a 10) demuestran la presencia de compuestos clorofluorocarbonados (CFC), conocidas comercialmente con el término de freones .

Según el gerente de Retycol, Franklin Zaydman, cuya empresa envasa la mayor cantidad de productos en aerosol en el país, los industriales esperaron hasta agosto del año pasado para lanzar la noticia sobre la eliminación de los CFC. Así podían hablar del ciento por ciento de las compañías sin hacerle mala publicidad a los que aún dependían de ellos.

Estos gases, no inflamables e inodoros hechos por el hombre, son empleados como propulsores de los productos. Después de salir del tanque, pueden permanecer hasta 150 años en la estratosfera desgastando, poco a poco, la capa de ozono que protege de los seres vivos de los rayos ultravioletas del Sol.

Para anunciar el avance ecológico en la protección de la capa de ozono, Retycol llevó la vocería de las empresas colombianas. Fue ella quien invitó al estadounidense Harry MCain para que certificara el acontecimiento.

En rueda de prensa, MCain fue presentado como un reconocido científico, Ph.D. en biología de la Universidad de Texas, coordinador de formulaciones ecológicas para la industria del aerosol y experto en sustancias con que se fabrican aerosoles, presidente de la Asociación Nacional de Aerosoles en Estados Unidos y asesor del Banco Mundial. Cuestión de buena fe El experto dijo haber verificado, en diferentes ciudades del país, la elaboración de productos en aerosol y que por eso concluía que la industria nacional fabricaba sus productos con hidrocarburos.

Al acto asistieron periodistas, funcionarios de la Superintendencia de Industria y Comercio, el Ministerio de Salud, el Instituto Colombiano de Normas Técnicas (Icontec), el Instituto Colombiano de Hidrología, Meteorología y Adecuación de Tierras (Himat), organizaciones ecológicas, químicos y biólogos, quienes escucharon la innovación en los aerosoles.

Para la Superintendencia de Industria y Comercio y el Ministerio de Salud, encargados del control de estos productos, no fue noticia. Ambas ya lo habían certificado. La primera, como entidad rectora de normas técnicas y calidad colombianas; y la segunda, como organismo que otorga las licencias para comercializar los productos y legaliza los establecimientos que los fabrican.

Para su certificación, las dos entidades se limitaron a informaciones enviadas por las empresas envasadoras y visitas a las fábricas. Fueron verificaciones en donde imperó la buena fe. En ningún momento vieron la necesidad de estudiar químicamente los compuestos de los gases propulsores.

De acuerdo con Arnaldo Meneses, superintendente, primer delegado, este organismo vigiló el proceso paulatino de erradicación de los CFC para aerosoles Hemos ido a las empresas dijo y en las actas de visita se constata que los CFC fueron sustituidos por una mezcla de butanoisobutano .

El Ingeniero asesor de la sección de química y alimentos de la Superintendencia, Carlos Alberto Pacheco, asegura que eventualmente, podríamos tomar nuestras y mandarlas a analizar pero no es necesario: nosotros lo hemos visto. No se justifica hacer un análisis de muestras si ya sabemos que se está haciendo con butano-isobutano. Sería botar la plata del análisis. Además, tenemos análisis químicos que ellos mismos nos mandan .

Según Prudencio González, químico de la Universidad de los Andes, lo más recomendado para verificar si existe CFC es una cromatografía de gases, que muestra primero su presencia y después, si se desea, su cuantificación. Es muy costoso. Puede estar entre 7 mil y 20 mil dólares y hasta más. Es posible que haya otros métodos analíticos, pero resultan más largos , dice González. Muestras al azar Según Alfonso Arenas Hortúa, subdirector de Control de Factores de Riesgo del Consumo del Ministerio de Salud, para verificar si el producto no tiene CFC y otorgarle la licencia el interesado presenta la formulación del producto indicando cada uno de los ingredientes que la componen. A partir del 31 de octubre de 1991, este Ministerio no acepta la utilización de propelentes CFC en los cosméticos o productos , dice Arenas.

Según Carlos Calderón, subdirector de Control de Factores de Riesgo del Ambiente del Ministerio de Salud, su división no tiene las herramientas legales ni operativas para ejercer control en los productos en aerosoles. Tenemos un atraso tecnológico-normativo en el país que incluye a los aerosoles .

De acuerdo con el Ministerio de Salud hay 13 laboratorios fabricantes con licencia para producir aerosoles: El Fraile (Jamundí), Evelyn Products (Bogotá), Gillette de Colombia (Cali), J.G.B Laboratorios (Cali), Leonard Rubor (Bogotá), Lister Laboratorio (Medellín), Prebel (Medellín), Recamier Ltda (Cali), Rety de Colombia Ltda (Barranquilla), Ropson Laboratorios Ltda (Bogotá), Skiny Ltda (Bogotá), Speica Ltda (Medellín) y Yardley of London Col S.A (Medellín). Pero no estaba incluído Laboratorios Artibel que elabora, por ejemplo, los productos de Igora Royal y Natural Styling.

La Superintendencia asegura que tiene conocimiento de solo tres empresas que envasan los productos a aproximadamente 22 fabricantes de productos aerosoles: Retycol, Destisol y Aerosoles Técnicos. Pero desconoce cuál envasa a cuál. La mayoría de estas no son empresas de garaje dijo Meneses. Son grandes, serias y conscientes de las implicaciones y del incumplimiento de una norma .

La Asociación Nacional de Industriales (Andi) también lo certificó. El Gerente de Asuntos Ambientales de la Andi, Manuel Felipe Olivera, dijo que si la empresa envasadora no lo hace con hidrocarburos el responsable final es ella y no la que solicita el servicio.

Los diez productos elegidos al azar por el periódio fueron los siguientes: Gillette hidratante: fabricado y envasado por Retycol. 8 X 4, desodorante antitranspirante, por Laboratorios Retycol para BDF Colombia S.A. Natural Styling, por Laboratorios Artibel Ltda, bajo licencia y control de Hans Schwarzkopf. Esmalte Doméstico, compañía Pintuco S.A. Aerocolor Laca, fabricado y envasado por Aerosoles Técnicos Ltda. Fragancia ambiental La Catleya, por laboratorios La Catleya. Nieve aerosol, fabricado y envasado por Aerosoles Técnicos Ltda. Silicona Heavy Duty, Lubricantes fabricado por Destisol S.A. Medellín. Silicona Spray con fragancia (sin mayores datos), y, por último, Igora Royal, espuma Fijadora, envasada por Retycol y elaborado por Laboratorios Artibel. Sello ecológico Todos llevaban impresas leyendas alusivas a su inocuidad, como No destruye la capa de ozono . Un gancho de venta de las empresas sin que exista alguna entidad que lo regule. Según la Superintendencia, el Icontec está dando los primeros pasos en la creación de sellos ecológicos en Colombia. Lo que aparece en la actualidad son mensajes puramente de mercadeo que utilizan los productores como una forma de decirle al consumidor que están en la onda ecológica , dijo Pacheco.

Retycol reconoce que no hay un verdadero control sobre las empresas que empacan los aerosoles porque el esfuerzo por cambiar los gases no nació de las superintendencia o el ministerio sino de las casas matrices, y que los permisos se conceden con la información de los clientes porque ni siquiera son frecuentes las visitas.

En la entrevista que Zaydman le concedió a EL TIEMPO, después de concluir la rueda de prensa, aclaró que aunque era seguro la ausencia de CFC en los aerosoles de Colombia, era posible que algún país en vías de desarrollo como El Salvador y Ecuador, que aún no completan su proceso de conversión, exportara productos con esos gases y algunos almacenes del país los estuvieran vendiendo.

Informó que India y China tampoco se habían acogido al cambio y que estaban dentro del treinta por ciento que todavía no abandona el uso del CFC.

Para marzo o abril las empresas colombianas pensaban lanzar una campaña masiva para continuar con el cambio de imagen de los aersoles. En una separata, y en forma de historieta, explicarían la función de todos los elementos de la naturaleza, pero con un especial énfasis en la capa de ozono para lo cual crearon un personaje bautizado Ozonito que se siente feliz y seguro de no ir a desintegrarse ya que los nuevos aerosoles no llevan CFC que antes atentaban contra su vida.

Estados Unidos todavía no ha podido convencer a sus compradores de productos en aerosol, de que no contienen CFC. Millón y medio de dólares invierten al año en publicidad para explicarles que no lo utilizan desde hace 14 años. Envasadores: No usamos CFC Ante los resultados encontrados por la Universidad de los Andes, las tres empresas reconocidas que envasan los productos en aerosol en el país niegan la presencia de CFC.

Retycol, que importa el gas desde Estados Unidos para todo el país, considera inadecuado el método de prueba con que esta institución determinó la presencia de los gases, y criticó la falta de una contramuestra para confirmar su validez.

En vista de la situación, pedimos a la reconocida compañía Aeropres, de Estados Unidos, donde compramos el gas, que nos manden el método de prueba usado en ese país. Entraríamos, entonces, a comparar y determinar conjuntamente si el método de los Andes fue el correcto y dónde están las incongruencias , dijo Germán Gutiérrez.

Además, asegura que los argumentos económicos son un fuerte argumento para emplear los hidrocarburos: estos pueden costar 1.20 dólares el kilo, mientras los CFC están cerca 2.80.

Por su parte, el gerente de Destisol, Augusto Gaviria, cuya empresa comercializa en promedio 250 mil aerosoles al mes, asegura que para el caso específico de las pinturas llevan 14 años sin usar CFC; y que en los productos de mantenimiento automotriz, 12 años con propanobutano. Se lo compramos a Retycol que lo importa directamente de Estados Unidos y adquiere las válvulas. Utilizamos también el de Ecopetrol. En porcentajes, podríamos decir que el 75 por ciento es de Ecopetrol y el 25 de importación , dijo.

Aseguró que están respaldados con análisis químicos que certifican la ausencia de CFC. Si no fuera propanobutano tendríamos problemas porque las máquinas se cuadran de acuerdo con el gas. Tampoco podríamos hablar de mezcla porque no es posible .

El gerente de Aerosoles Técnicos, Jaime Cárdenas, asegura que el cambio de CFC lo hicieron hace 15 años: Fuimos los primeros en el país y envasamos con gas butanopropano. Nos pueden hacer la visita para certificarlo. Incluso, el año pasado montamos una planta nueva para prestarles servicio a terceros, porque nuestros productos son las pinturas Aerocolor. Nuestra produccion es de 120 mil unidades mensuales con gas butanopropano y en cosméticos podemos hablar de un promedio de 100.000 .

Retycol nos vende el gas desodorizado que trae de Estados Unidos para envasar productos cosméticos, y para los industriales los envasamos con gas de Ecopetrol, que no es desodorizado , dice. Protocolo Presionado por el Protocolo de Montreal, un tratado internacional suscrito por 67 países con el propósito de reducir las emisiones de los gases de invernadero, Colombia supuestamente había comenzado hace cinco años la eliminación de los CFC.

Las naciones que no se adhieren al Protocolo, corren el riesgo, entre otros, de quedar vetadas en la aprobación de préstamos o encontrar las puertas cerradas para la importación de gases para la industria de refrigeración.

Según el Gerente de Asuntos Ambientales de la Andi, Manuel Felipe Olivera, el plazo límite para que Colombia entrara a ser parte del Protocolo era el primero de octubre de 1992. Eso implicaba una ley, pero solo empezó a tener curso el 24 de septiembre y salió el 29 de diciembre.

Como el retraso implicaba sanciones, hubo negociación en Copenhague (Dinamarca) que trajo una decisión favorable al país, y que le permitió ser objeto de excepciones. Entre los argumentos que se llevaron para asegurar que Colombia estaba cumpliendo con el Protocolo, a pesar de no pertenecer a él, estuvo el de que no estaba comercializando con CFC en los aerosoles.

Colombia se adherirá al Protocolo tan pronto la Ley salga de la corte constitucional con un concepto favorable. Tres meses después de que las Naciones Unidas tengan conocimiento de ello, el país comenzará a formar parte del Protocolo.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
14 de marzo de 1993
Autor
CONSTANZA CUBILLOS REYES

Publicidad

Paute aqu�