Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Patrocinado por:

FINALIZÓ AUDIENCIA POR CRIMEN DE R. OROZCO

Sin la expectativa que despertó hace más de cinco años el asesinato del cantante de música vallenata Rafael Orozco Maestre, ayer finalizó la audiencia pública en la que se juzgó a los sindicados de este crimen.

Ni la parte civil en el proceso, el abogado Mariano Canedo Londoño, quien representa en el proceso a los familiares del artista costeño, asistió a la última sesión del juicio que se cumplió en el Juzgado Cuarto Penal del Circuito.

Tampoco estuvieron los seguidores del vocalista, y sólo dos o tres periodistas se interesaron en esta etapa final del sonado caso.

Ayer intervino el Fiscal acusador, Luis Felipe Colmenares Russo, quien pidió condena para los sindicados Alfonso Ariza De la Hoz y Francisco Corena Moreno, acusados de cómplices del homicidio.

Para el investigador, Ariza y Corena, conocidos de Orozco, cumplieron la misión de sacar del interior de su residencia al cantante para facilitar la acción del asesino.

Rafael Orozco fue muerto el 11 de junio de 1992 frente a su casa, situada en la calle 96A con carrera 47. Narra el expediente que entre las 9:40 y 9:50 de la noche se presentaron Ariza y Corena con el supuesto de que les facilitara unas congas para la agrupación de Diomedes Díaz.

Cuando dialogaban en el andén apareció el pistolero que disparó en 8 oportunidades contra Orozco. El Fiscal demostró que Diomedes no hizo tal solicitud de instrumentos, y así quedó sin piso la coartada de los inculpados, precisó el funcionario. Ariza y Corena se encuentran desaparecidos.

Colmenares Russo pidió también condena para otro sindicado, el ingeniero Jorge Navarro Insignares, pero por el delito de encubrimiento en la modalidad de favorecimiento, ya que según el acusador tenía conocimiento del plan criminal contra Orozco y no lo advirtió ni denunció al autor intelectual.

Como responsables directos del homicidio la investigación concluyó que fueron José Reynaldo Fiallo Jácome o Jorge Alberto Méndez Benítez, natural de Cartagena, y Sergio González Torres, oriundo de Cúcuta. El primero, quien utilizaba doble identidad, como autor intelectual y coautor material; y el otro en calidad de autor material, o sea la persona que disparó contra Orozco.

Sin embargo, contra ellos se dictó cesación de procedimiento, porque sumarialmente se probó que los dos fueron asesinados el 18 de noviembre de 1992 en las afueras del restaurante Casa Vieja, en la vía Las Palmas en Medellín.

La prueba fundamental contra Fiallo es que su pistola, una Heckler & Koch, calibre 7.65 de fabricación alemana, fue con la que mataron a Orozco, tal y como lo demostró la prueba de balística comparada con tres proyectiles extraídos del cuerpo del artista, dijo el Fiscal.

Colmenares también afirmó que está establecido que los motivos del asesinato fueron pasionales, por la disputa sentimental de la joven María Angélica Navarro Ogliastri.

El abogado Régulo De la Valle Matera, defendió la inocencia de Navarro, y sostuvo que una sociedad convulsionada como la nuestra todos estaríamos inmersos en encubrimiento.

Por su parte el defensor de Ariza y Corena, Jaime Salazar, manifestó que es probable que no estén desaparecidos sino muertos, y cuestionó a la Fiscalía de supuestas incongruencias, pues en principio aparecieron como testigos y luego señalados de cómplices cuando de acuerdo con la acusación deberían ser coautores.

La sentencia de esta investigación la deberá dar a conocer en 15 días la Juez Gelmis Chacón de Schuett.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
7 de marzo de 1998
Autor
ROBERTO LLANOS

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad