Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LAS NEVERAS ECOLÓGICASSALEN DEL CONGELADOR

Aparte de conservar los alimentos, las neveras producidas en Colombia conservarán el planeta y evitarán la destrucción de la capa de ozono.

Un cambio de mentalidad, más de dos años de trabajo y financiación necesitaron los fabricantes en Colombia para reconvertir sus procesos productivos y hacer realidad una idea, es decir, sacarla del congelador .

El resultado inicial de esta transformación permitirá que todas las neveras producidas y comercializadas en el país, sean ecológicas .

Para que una nevera pueda enfriar los alimentos, desde 1928 los industriales han utilizado en su fabricación unos gases refrigerantes y aislantes a base de cloro, llamados Clorofluorocarbonos (CFC) y conocidos también como R-11 y R-12.

Sin embargo, para que una nevera sea ecológica , en su fabricación deben utilizarse otros gases conocidos como 141B y 134A, los cuales evitan la destrucción de la capa de ozono que protege la tierra de los rayos ultravioleta provenientes del sol.

La salida al mercado de las nuevas neveras ecológicas no implicará mayores costos para los consumidores, pues la reconversión de los fabricantes fue financiada con recursos del Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal, estimados en unos 8.500 millones de pesos.

El Protocolo de Montreal fue suscrito en 1987 y más de 150 países, entre ellos Colombia, se han comprometido a eliminar la producción y uso de sustancias agotadoras del ozono.

Para garantizar el éxito del programa y no exponer a la industria nacional a una competencia desleal por diferencias en los costos de producción, los ministerios del Medio Ambiente y Comercio Exterior, mediante la resolución 528, prohibieron el uso de los CFC en la producción de refrigeradores, congeladores y combinación de refrigerador congelador, de uso doméstico, en Colombia.

Así mismo, para controlar la importación y producción de neveras no ecológicas, dispusieron que a partir del 15 de octubre, la plaqueta de identificación de estos electrodomésticos deberá incluir la fecha de fabricación.

El plan de reconversión propuesto por Naciones Unidas y promovido por los ministerios de Desarrollo y del Ambiente, fue acogido por empresas como Icasa, Polarix, Indusel, Compresores Andinos, Indufrial, Inducol, Wonder, Friomix, Westell, Ajover, Multidimensionales.

Industrias Haceb S.A., fundada en Medellín hace 57 años, forma parte del proyecto de reconversión y justamente desde el tercer trimestre del año, su nueva nevera ecológica recibió el Sello de Calidad Icontec y va en camino de conseguir la Certificación ISO 9001.

Darío Valencia, gerente general de Haceb, dijo que pese a las dificultades de la economía, la empresa ha tomado conciencia de su responsabilidad y compromiso con la conservación del ambiente. Se ha ido creando conciencia ambiental desde los directivos, pues esto es lo que les va a quedar a los otros dentro de 50 años cuando nosotros estemos fríos , expresó.

Según el directivo, todos los países desarrollados hicieron la sustitución desde el 1 de enero de 1996 pero los fabricantes colombianos serán los primeros en hacerla en latinoamérica.

Rodrigo Zuleta, gerente de la planta de neveras ubicada en un área total de 185 mil metros cuadrados en el municipio de Copacabana, al norte del Valle de Aburrá, explicó que el cambio en la producción no fue sencillo, generó interrogantes e implicó un proceso de culturización sobre el tema ambiental al interior de la empresa porque no había esa conciencia.

Invirtieron unos 800 millones de pesos provenientes del Fondo Multilateral y destinaron recursos propios adicionales cercanos a los 900 millones de pesos para hacer más eficiente la planta.

Adecuaron procesos internos, nomenclaturas y cambiaron equipos para operar los nuevos gases. Brindaron capacitación a los 2.200 empleados de Haceb, especialmente a los 700 que laboran en la planta de neveras.

Para Zuleta, el primer obstáculo en la consolidación del proyecto fue buscar el consenso entre los fabricantes y ponerlos a todos a hablar el mismo idioma respecto a cómo tener acceso a la tecnología y hacer el cambio.

También ha sido difícil sincronizar las partes y los componentes del proceso, manejar inventarios con nuevos materiales y relocalizar los remanentes.

Pese a todo, lo más importante es que los fabricantes están listos para atender al mercado que estará totalmente reconvertido en el 2005.

Haceb, que con Icasa y Mabe, tienen el 90 por ciento del mercado nacional, sacará al mercado entre octubre y principios del 98 unas 30 mil neveras ecológicas de una producción total de 110 mil unidades, incluyendo las convencionales. Para 1998, la compañía aspira a producir 120 mil neveras y concluirá el año con unas 850 mil unidades.

Las ventas de Haceb alcanzaron los 70 mil millones de pesos en 1996 cifra que no superará mucho este año. Para 1998, la compañía tiene en la mira el mercado de gasodomésticos y proyecta culminar la construcción de la primera fase de la planta de calefacción que tendrá un área de 50 mil metros cuadrados porque si la competencia antes nos hacía madrugar, ahora no nos deja dormir , dice el gerente general.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
24 de diciembre de 1997
Autor
CLAUDIA BEDOYA MADRID Corresponsal de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: