Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

MUÑECOS MALDITOS

El sacerdote Juan Ramón Bautista dijo que iba a exorcizar al mal. Pokemon, el dibujo japonés, iría indefectiblemente a la hoguera, comenzaría así su lucha contra esa satánica creación. Pero el muñeco jamás fue abrazado por las llamas. Ocurrió algo inesperado: el clérigo pidió perdón de rodillas por no haber calculado las consecuencias de este acto simbólico. Sus feligreses, ese domingo, en la iglesia del Espíritu Santo, en Hidalgo (México), nunca entendieron qué pasó.

El sacerdote Juan Ramón Bautista dijo que iba a exorcizar al mal. Pokemon, el dibujo japonés, iría indefectiblemente a la hoguera, comenzaría así su lucha contra esa satánica creación. Pero el muñeco jamás fue abrazado por las llamas. Ocurrió algo inesperado: el clérigo pidió perdón de rodillas por no haber calculado las consecuencias de este acto simbólico. Sus feligreses, ese domingo, en la iglesia del Espíritu Santo, en Hidalgo (México), nunca entendieron qué pasó.

Cuatro años atrás, 610 niños japoneses sufrieron espasmos y ataques de epilepsia, aparentemente provocados por los dibujos de Pokemon. Por esto, la serie animada entró a la lista negra de personajes infantiles sobre los que se ha tejido un mito que los pone en la dimensión de muñecos malditos.

Dragon Ball no ha enfrentado la hoguera. Pero esta creación, también japonesa, originó una descomunal descarga de críticas. Algunas comunidades cristianas empezaron a difundir, vía Internet, contenidos en los que se la tildaba de satánica. A los nombres de los personajes les dieron significados: Dragon Ball, bestia en venida ; Gokú, cuyo nombre real es Kakaroto y personaje central de la serie, posesión maligna , y Sayayines, mundo al que pertenece Gokú, según ellos, es el término con que en algunas ciudades orientales se refieren a los endemoniados y poseídos. Los cristianos insisten en que la serie es peligrosa para los que la ven porque Satanás se manifiesta abiertamente para traer maldad y espíritu de peleas .

De brujas y demonios.

La española Raquel Bayo, especialista en TV, explica que muchos nombres de los personajes de Dragon Ball se basan en personajes mitológicos, como brujas y demonios. Pero... Diabólicos? Yo no estoy de acuerdo. Creo que el mal en la cultura oriental es entendido de un modo diferente al de la occidental , dice.

Sin embargo, el nombre de Pokemon sí la hace dudar. Existe la teoría de que esta serie contiene imágenes subliminales que producen adicción en el televidente. Sobre todo, a raíz del incidente, ocurrido el 18 de diciembre de 1997, que mandó a 610 niños japoneses al hospital. El programa salió del aire y el Ministerio de Salud japonés entró a investigar. Los resultados: se encontró que los afectados sufrían de fotosensibilidad, lo que produjo la reacción frente a un estímulo visual, como fue la explosión de luces rojas que se vio en ese episodio. Entonces se modificó la forma de hacer los efectos especiales.

Hernán Zajec, director de Conexión creativa, explica que este fenómeno se dio porque los niños nunca se despegan del televisor, la imagen en mención lanzó 30 colores en un segundo y los que la vieron con detenimiento resultaron afectados. Por eso, en E.U. le cambiaron los colores. En los dibujos animados hay entretenimiento y buenas historias que cada uno interpreta como quiere. Nadie ha visto al demonio, entonces, Cómo saben que se parece a Pokemon? Es que para los japoneses, la ternura es algo diferente que para nosotros , dice.

Por su parte, Diego López, realizador de comics colombiano, considera que las creaciones japonesas sí tienden a ser malinterpretadas y satanizadas. Menciona el caso de Evangelión que, según él, puede ser la más controvertida. Su temática es la rebelión del hombre contra Dios. La historia es la de un muchacho que lucha por alcanzar la autoestima que no tiene y, en ocasiones, hace un paralelo entre él y Jesús. Por eso la han catalogado como peligrosa .

López coincide con Bayo y Zajec. El mundo occidental malinterpreta al oriental. En Japón existen publicaciones de comics con contenido prohibido para menores. Uno es el Hentai (de corte pornográfico) y el otro, el Yaoyi (que es solo para gays), pero cuando llegan a Colombia, por ejemplo, están al alcance de cualquiera , explica.

Y es que se dice que la homosexualidad y el lesbianismo aparecen también en los dibujos japoneses, especialmente, en Ranmay Sailor Moon. La primera serie fue emitida por Caracol y recibió críticas: se decía que sus personajes aparecían desnudos y se acariciaban mucho. El hombre se imagina cualquier cosa. No falta el que diga que el Papa es gay porque tiene falda. El niño de hoy ve a Beto y Enrique viviendo juntos y dice que son homosexuales , afirma López.

Ranma 1/2 es un personaje masculino que, cuando se moja, se convierte en mujer. López explica que su creador es una mujer que pretende hacer una crítica al machismo. Bayo también recuerda que al Teletubbie Pinki-winki se le acusó de gay: Por sus maneras, la verdad, se dan un cúmulo de casualidades que hacen que el rumor sea fundado, pero no pasa de ser un hecho malicioso, simplemente anecdótico .

Sin embargo, hace un par de años la actriz Pui Fan Lee, que interpreta a Po cuando los Teletubbies hacen presentaciones en vivo, apareció en una cinta practicando sexo oral con otra mujer. La imagen de la serie empeoró.

Cuando el sacerdote Juan Bautista explicó lo sucedido el día en que quiso quemar a Pokemon -estaba aburrido de sus términos cifrados, como triste orgía y melodía rectal - los representantes de la serie en México lo escucharon, pero al final lamentaron expresarle que todo era solo un mito.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
16 de diciembre de 2001
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad