DEL AFÁN NO QUEDA SINO EL CANSANCIO

DEL AFÁN NO QUEDA SINO EL CANSANCIO

Una pareja más tierna y erótica es lo que quieren las mujeres de los hombres, quienes al parecer, hacen cada vez el amor con mayor afán y se olvidan de los preámbulos y las caricias. (VER GRAFICOS: OPINOMETRO)

13 de octubre de 2001, 05:00 am

Una pareja más tierna y erótica es lo que quieren las mujeres de los hombres, quienes al parecer, hacen cada vez el amor con mayor afán y se olvidan de los preámbulos y las caricias.

(VER GRAFICOS: OPINOMETRO).

El estrés, el exceso de trabajo y los problemas económicos sin duda inciden en esta situación. Tanto así que la queja más frecuente de las mujeres, a nivel sexual, es la monotonía.

Los resultados preliminares de una encuesta hecha a mujeres en Barranquilla, Bogotá, Cali y Medellín señalan que más de la mitad (58 por ciento) desean que su pareja sea más tierna, afectuosa y cariñosa , y 6 de cada 10 quiere recibir más caricias antes de la penetración.

La mayoría de las mujeres encuestadas afirman que tienen orgasmos, pero manifiestan insatisfacción por la falta de ternura , dice Leonardo Romero S, presidente del Congreso Colombiano de Sexología, que se inicia hoy en el Centro de Convenciones en Cartagena. Y, agrega: no cabe duda de que este es un llamado de atención a los hombres .

Contra la monotonía.

Las parejas no le están invirtiendo a la relación lo que se necesita y por eso se pueden ir distanciando, dice la psicóloga sexóloga Marta Lucía Palacio. Si no están alertas y no mantienen viva esa llama, se baja la motivación y se puede dañar la relación .

Para Romero, si bien excitarse y tener orgasmos es importante, también lo es tocarse y dejarse tocar por el otro, para experimentar la magia del encuentro .

El diagnóstico que dan los especialistas es que entre las parejas se ha perdido el erotismo. Esto es, la sensualidad, la capacidad de experimentar, compartir y expresar placer sexual, que juega un papel importante en toda relación.

Más creatividad.

Aunque en muchos casos, la intervención de un especialista puede ayudar, en otros, lo que falta es simplemente motivación y creatividad.

El ser humano posee dos metros cuadrados de piel para sentir y activar su sensualidad -agrega Romero-. Sin embargo, no se aprovecha el potencial erótico y se vive la sexualidad ejercitando solo los genitales en forma inmediatista y orgásmica.

Aunque el tiempo es un ingrediente que parece estar desapareciendo de la relación sexual, tampoco se trata de aconsejar el sexo lento, porque este también puede volverse rutinario mientras, por el contrario, una relación sexual a toda prisa, en un lugar insólito, puede ser más estimulante. Lento o rápido, de lo que se trata es de incluir otros ingredientes -como la música, el agua y el erotismo-, que den variedad al sexo.

Uno de los pioneros de la sexología en América Latina, Helí Alzate, hablaba de la búsqueda y disfrute responsables del placer , que se da en 5 fases: la primera es la apetitiva, que tiene que ver con el despertar del deseo; luego viene la relacional, en donde entra en juego el vínculo que hay entre dos personas y de cada una consigo misma; la tercera es la estimulante, en la que intervienen las caricias y los estímulos a través del tacto, la mirada, etc.

Como resultado de estas tres hay una fase excitatoria en la cual se activan sustancias químicas en el cerebro y hay respuestas biológicas. Finalmente, la etapa culminante, es el orgasmo propiamente dicho.