Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL NUEVO MAPA PETROLERO

Si la exploración petrolera continúa al ritmo que va, seguramente el próximo gobierno, sea el de Horacio Serpa, Alvaro Uribe, Noemí Sanín o Luis Eduardo Garzón podría sacarse el premio gordo de la lotería o, en el peor de los casos, uno de consolación.

Si la exploración petrolera continúa al ritmo que va, seguramente el próximo gobierno, sea el de Horacio Serpa, Alvaro Uribe, Noemí Sanín o Luis Eduardo Garzón podría sacarse el premio gordo de la lotería o, en el peor de los casos, uno de consolación.

La razón es esta; Ecopetrol anunció que de los 15 grandes prospectos que conforman el nuevo mapa petrolero de Colombia (Ver gráfico), ocho van a iniciar perforación dentro de los próximos tres meses.

Esto significa que hacia finales del 2002 ó comienzos del 2003, el sucesor de Andrés Pastrana, por más mal que le vaya, podría estar anunciándole al mundo más reservas de hidrocarburos, que se sumarán a los 2.600 millones de barriles existentes.

Las nuevas perforaciones son Iskana y Capachos, a cargo de Hocol y Total; Potrerillo (Ecopetrol); La Hocha (Hocol); Niscota (BP), Fusa (Petrobras y Nexen), otra perforación distinta a Gibraltar, del controvertido bloque Sirirí por cuenta de Occidental y Dindal Profundo (GHK).

Uno debe ir a donde el petróleo es bueno, donde hay buen potencial , dijo recientemente al New York Times, Larry Murphy, vicepresidente senior de Nexen para exploración y producción internacional. Esta empresa canadiense perfora un pozo en Colombia en el que se ha estimado que existen 1.400 millones de barriles.

Estas compañías junto con otras jugadoras de talla mundial, invertirán por lo menos 750 millones de dólares en los próximos años en exploración.

Inclusive, podrían haber premios secos para el gobierno Pastrana ya que de los 15 prospectos, dos en una fase más avanzada han mostrado la existencia de crudo, luego de que los geólogos extrajeran rocas impregnadas de petróleo, similares a las que se encontraran meses antes de confirmarse el descubrimiento de Cusiana y Cupiagua en la década de los 90.

Aunque eso no es para nada una garantía sobre la dimensión de estos campos localizados en el Piedemonte Llanero, en Ecopetrol hay optimismo.

Lo que puedo decir en este momento es que el año entrante van a subir las reservas de petróleo de Colombia , aseguró a EL TIEMPO, Alberto Calderón, presidente de la empresa quien prefirió mantener en reserva los nombres y la localización detallada de estos campos por razones de seguridad.

Dentro de todo este ajedrez, la firma de contratos de asociación ha sido clave para la reactivación. En el 2000 se firmaron 32 contratos, el mayor número en la historia del país y este año se cerrará con 28 nuevos. La importancia de estos es que el 93 por ciento del petróleo encontrado en Colombia en los últimos 30 años ha sido a través de este instrumento.

La posición de Calderón contrasta con la del senador Hugo Serrano, experto en el tema y quien afirma que en Ecopetrol se peca de exagerado optimismo y que el panorama no es tan despejado como lo pintan.

Me preocupa mucho que con los bajos precios del petróleo las compañías multinacionales recorten los presupuestos de exploración. La industria del petróleo va a entrar en la época de vacas flacas y eso se va a reflejar aquí , dijo el parlamentario, quien citará esta semana a un debate en el Congreso y quien en reiteradas ocasiones ha cuestionado promesas petroleras como la de Guando en el Tolima porque las reservas han sido infladas.

Antes y después.

Independientemente de que se descubra o no el pozo de la dicha, está demostrado que a pesar de todo, inclusive con la arremetida guerrillera contra este sector, en los últimos años ha cambiado el mapa petrolero colombiano.

El área de exploración en el territorio continental pasó de 7,9 a 11,5 millones de hectáreas en promedio entre 1994/99 y 2000/01. Esto significa que Ecopetrol y las compañías asociadas están buscando petróleo en un territorio que equivale a 2,5 veces el tamaño del departamento del Casanare.

Las áreas foco de esta actividad también se han ampliado. Mientras que en la década de los 90 se concentró básicamente en el este del Piedemonte de la cordillera Oriental, hoy se ha expandido a otras regiones del país como el este y oeste de la cordillera Oriental y en el Valle Superior del Magdalena.

Los dos piedemontes de la Cordillera Oriental son los mejores ejemplos de reactivación. Mientras que en los 90 se perforaron tres pozos exploratorios (Floreña, el malogrado Coporo y Anaconda), en los próximos años se podrán perforar hasta 15 prospectos.

Adicionalmente en el 2001 se duplicará la sísmica 2D, fundamental para detectar crudo. Mientras que en el 2000 se levantaron 779 kilómetros, en septiembre de 2001 se registraban 1.141 kilómetros y se culminará el año con unos 1.500 kilómetros.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
26 de noviembre de 2001
Autor
JUAN GUILLERMO LONDOÑO M. Redactor de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad