Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

HAGAMOS UN PESEBRE ECOLÓGICO

La semana pasada se lanzó el I Concurso Nacional de Pesebres Ecológicos. Las semifinales se harán en las diferentes regiones y la gran final será el 23 de diciembre en la Presidencia de la República. Recuerde que los ganadores irán a un parque nacional natural. Ya se han inscrito más de 100 grupos de todas las zonas del país.

Hoy les damos, con la asesoría del Minambiente, algunas pautas para hacer un pesebre ecológico.

Solo se necesitan imaginación y una mente abierta al reciclaje. Lo clave es evitar el uso de musgos, quiches, líquenes, lamas, ramas, árboles, troncos, barbas y demás especies naturales.

Entonces, manos a la obra: recoja tarros de lata, vidrio o plástico de todos los tamaños (de gaseosa, mermelada, drogas, encurtidos), periódico, plástico, pitillos, ropa vieja, cajas de cartón, empaques y hasta zapatos. Luego, reúnase con su grupo y ubique el sitio de su pesebre ecológico. Recuerde que si está concursando, se debe hacer en un lugar público y enviar la foto del pesebre a la corporación autónoma regional más cercana.

A continuación se le darán algunas pautas: Los personajes Para hacer los personajes del pesebre puede usar frascos con cuello (de mayonesa o mermelada, por ejemplo), una bolita de papel periódico por cada botella, recortes de tela y bolsas plásticas de colores.

La idea es forrar el frasco con tela, luego, envuelva la bolita de papel con más tela (sin estampado) y píntele ojos, nariz y boca. La parte de tela que sobre al envolver el frasco debe ser amarrada en un extremo para ser colocada dentro del agujero, que luego se va a tapar con la cabeza. El cabello (churco o liso sale de flecos hechos con las bolsas plásticas. El Niño Dios puede ser un frasco de gotas para los ojos. Las botellas de gaseosa no retornable son otra alternativa para los cuerpos de los personajes.

Un detalle: los flecos de tela, de plástico o de papel de colores, también sirven como árboles (a manera de pompón de porrista) sujetados sobre un lápiz pequeño que no se use y fijado al piso con plastilina o colocado sobre una base de cartón o cuero. Los flecos igual, se pueden usar como pajas para rellenar la cunita y para cubrir la casita.

La cunita Este es uno de los más fáciles: solo se requiere una lata de cerveza o gaseosa (o un recipiente similar) que se pueda abrir por la mitad a lo largo y que su tamaño sea proporcional al de las figuritas. En los extremos se le colocan dos o cuatro palitos cruzados en equis para que hagan las veces de soporte.

Otras figuras Con materiales como corcho, se pueden hacer el burro, el buey y hasta las ovejas. Otro estilo es el de las figuras que se siluetean sobre papel de colores y se ponen sobre cartón. Otro, figuras planas recortadas de materiales como empaques de margarina o carpetas viejas, que se sujetan sobre corcho.

Si estamos hablando de materiales reutilizables, los vasos desechables son ideales para hacer montañas, cuerpos de pastorcitos y hasta campanas.

La casa, por su parte, sale de una caja mediana. De zapatos, de leche, de yogur. En cuanto al camino de los reyes magos, este sale de piedras pequeñas o tapas de botellas obviamente pintadas o raspadas.

El piso puede ser aserrín tinturado con pinturas vegetales o puede ser también de viruta. Hay adornos, y eso ya depende del gusto de cada cual, que se pueden sacar de cuero recortado de zapatos que ya no se usen.

Campaña de EL TIEMPO, Ministerio del Medio Ambiente, Unidad de Parques Nacionales Naturales, Policía Ecológica y las corporaciones autónomas regionales.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
1 de diciembre de 1997
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�