Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

SIGUE EL DRAMA DE UNA NIÑA VIOLADA EN HOSPITAL

Tres meses después de que Clara*, de 8 años, recibió un fuerte sedante y fue violada presuntamente por un auxiliar de enfermería del Hospital del Tunal, en una de las habitaciones de la institución, la pequeña está muda, ciega, paralizada y no puede comer.

El fuerte sedante que recibió antes de la violación le provocó un paro cardiorrespiratorio y luego entró en un estado de coma del que no se ha recuperado.

Según un informe de la Personería Distrital, la niña quedó en estado vegetativo agudo, no responde a ningún estímulo y debe ser alimentada por vía intravenosa.

Por estos hechos, según la Personería Distrital, la Fiscalía llamó a juicio al auxiliar de enfermería Pablo Emilio Moreno Arenas.

Pero para la mamá de Clara, lo único importante es recuperar a la niña sana y hermosa que un día llevó a que le hicieran una pequeña curación.

Cuando llegó al hospital del Tunal el 11 de julio, Clara solo tenía una herida menor en un brazo por un accidente casero con una botella.

Lo único que necesitábamos era que le cogieran unos puntos en una cirugía ambulatoria, pero luego de hacernos esperar todo el día en el hospital, me dijeron que debía dejarla porque tenía una infección y se la debían curar antes de la cirugía , dijo la mamá que pidió reserva de identidad.

El domingo 13 de julio, el auxiliar de enfermería les informó a las enfermeras que la menor había sufrido un paro cardiorrespiratorio.

Las enfermeras que fueron a ver a la pequeña descubrieron el empaque de un sedante profundo en la caneca de la basura, el cual no había sido ordenado para ningún paciente.

La pediatra halló rastros indirectos de abuso sexual y cuando sometieron a la niña a un examen en el Instituto de Medicina Legal se descubrió que había sido violada.

A mí ni siquiera me contaron toda la verdad, inicialmente en el hospital me dijeron que la niña había sufrido un paro cardiorrespiratorio, pero me aseguraron que no sabían por qué , dijo la mamá.

A raíz de estos hechos, Sonia Narváez, directora del hospital, renunció a su cargo el pasado 30 de julio, y la Procuraduría General de la Nación abrió pliego de cargos contra ella, el director de la oficina jurídica y la jefa de enfermería del hospital, por presunta negligencia, pues anteriormente ya se habían presentado quejas contra Moreno.

En los próximos días, la Procuraduría dará a conocer qué acciones disciplinarias se tomarán en este caso.

Hoy Clara pasa sus días acostada en una cama del Instituto Franklin Delano Roosevelt, a donde fue remitida luego de la violación.

Tiene los ojos abiertos, pero no ve. Los médicos me han dicho que la niña me escucha, pero no me puede hablar. No se puede levantar, permanece acostada y sus manitas le quedaron torcidas. Yo llevé a ese lugar a una niña sana y me devolvieron un vegetal. Eso no es justo.

Nadie puede imaginar mi dolor de madre al darme cuenta de que no reacciona , dice la mujer, en medio de las lágrimas que la han acompañado en los últimos días.

Cuando mi niña estaba bien, era muy juiciosa, le iba muy bien en el colegio y me ayudaba a cuidar a los dos hermanitos. Hacíamos muchos planes para salir adelante. En este momento estamos destruidos .

Ella ruega por un milagro que le devuelva a su hija y asegura que está dispuesta a llevarla hasta el país que sea necesario para que le hagan un tratamiento de rehabilitación.

Sin embargo, la familia no cuenta con recursos económicos para hacerlo.

Hasta el momento, según la Personería, todo el tratamiento de la niña ha sido costeado por la Secretaría de Salud. Y la Defensoría del Pueblo va a pedir un diagnóstico de la menor para determinar si es necesario conseguir nuevos recursos para llevarla al exterior.

*El nombre es ficticio porque se trata de una menor víctima de un delito.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
25 de octubre de 1997
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�