Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LAS RELACIONES ANALES ESTERILIZAN

Aunque la apariencia del hombre en sus características masculinas sea normal, esté bien nutrido y su nivel de testosterona sea aceptable, en todos los pacientes homosexuales muertos por sida, se ha encontrado atrofia testicular, que imposibilita la producción de espermatozoides. Esta constante fue hallada en las investigaciones realizadas en la Universidad de Texas por el patólogo colombiano Gonzalo Uribe Botero y el inmunólogo José Lepe-Zuñiga.

Los resultados de los estudios fueron presentados esta semana por Uribe Botero durante el Simposio Avances en Patología , acto académico con el cual el Departamento de Patología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, conmemoró sus 50 años. Uribe Botero, egresado de la Universidad de Antioquia, es el actual director del Instituto Académico de Patología en Houston, Texas, y director médico de Oncore Analytics de Houston. El investigador explicó que estas conclusiones son el resultado de su estudio en aproximadamente cuarenta pacientes con sida a los que les ha realizado la necropsia desde 1981, cuando empezó a estudiar los desórdenes inmunológicos. Finalmente en los últimos años la investigación se centró en 14 necropsias. Físicamente los testículos tienen una apariencia normal y al estudiarlos se les puede ver un cambio muy sutil, porque hay engrosamiento de la membrana del tubo seminífero. Aunque la próstata y las vesículas seminales siguen produciendo semen, la cuenta de espermatozoides disminuye a cero .

En los análisis de los cadáveres se ha confirmado que la mucosa del intestino no está preparada para las penetraciones anales, por lo que se producen rupturas que ponen en contacto el semen y los espermatozoides con el torrente sanguíneo, donde al parecer se producen anticuerpos contra los espermatozoides. Sobre las causas de esta atrofia, Uribe Botero tiene la hipótesis de que al depositarse el semen en el conducto anal, actúa como un antígeno, como una vacuna y la persona desarrolla anticuerpos contra esos espermatozoides.

Se cree que esa relación de antígeno - anticuerpo, que se presenta con los espermatozoides, incide de alguna én se desarrollan anticuerpos contra los espermatozoides y en algunas ocasiones esto es causa de esterilidad. Se hizo un estudio en 14 cadáveres para ver si había algunos depósitos inmunológicos en los testículos y nos dimos cuenta de que en la totalidad había en diferentes grados depósitos de inmunoglobulina G en el tubo germinal, donde deberían estar las células germinales. El testículo pierde todas las células germinales, disminuye la espermatogénesis y va siendo reemplazado por las células de Sertoli o de sostén .

Ante el interrogante de si esta atrofia testicular es propia solo de homosexuales con sida o si puede afectar a los homosexuales en general, por el hecho de tener relaciones anales, Uribe Botero dijo que ese es un estudio que deberá hacerse en el futuro.

Sería muy difícil pedirle a un homosexual, que no tiene ningún problema, que se deje hacer una biopsia de testículo para ver si tiene una atrofia. Sin embargo sería muy bueno confirmar si algunos de ellos también tienen destrucción de tejido testicular . Examen de esputo Otro de los hallazgos realizados por Uribe Botero en las investigaciones de pacientes con sida, en la Universidad de Texas, tiene que ver con el examen de esputo con fluorescencia, para diagnósticar tumores e infecciones pulmonares producidas por hongos, virus y la bacteria tuberculosa, que atacan comúnmente a los enfermos de sida. En la actualidad estas infecciones se diagnostican generalmente a través de lavados bronquiales. La importancia de estos exámenes de esputo se refleja en que, por ejemplo, el cultivo para determinar la tuberculosis puede demorar un mes y con este examen se puede tener información en treinta segundos.

Uno de las enfermedades más importantes que se pueden diagnosticar así, es la lesión pulmonar producida por el parásito Pneumocystis Carinii, causante de una neumonía muy común en pacientes con sida, que fácilmente lleva a la muerte.

Según Uribe Botero, cualquier patólogo sabe que diagnosticar este parásito en el esputo es muy díficil. Pues bien, para esto se desarrolló una técnica mediante la nebulización de sueros hipotómicos salinos para estimular un esputo en el que se puede encontrar el Pneumocystis, mediante la fluorescencia.

Ya se ha visto que hasta el 90 por ciento de los diagnósticos se pueden hacer así, con lo que se evita al paciente la molestia del lavado bronquial. Es mucho más económico, pues un lavado cuesta en Estados Unidos entre 400 y 500 dólares.

Estos diagnósticos también se pueden hacer en la médula ósea, porque estos pacientes desarrollan anemias muy severas, que muchas veces se deben a las microbacterias. Aplicando florescencia en la médula o en el esputo se puede ver una sola bacteria.

Estos estudios con esputo, pese a que se conocen las técnicas, no se han generalizado porque muchos de los centros de patología no los saben hacer o porque en la parte clínica no se utilizan los sistemas de nebulización, pues debe haber una coordinación entre la toma de muestras y su procesamiento.

Ni siquiera en Estados Unidos se han generalizado las técnicas de nebulización y de manejo de laboratorio del esputo. Lo más común sigue siendo el lavado bronquial.

Vacuna y tratamiento Según Uribe Botero el mundo de la ciencia médica debe enfilar todos sus esfuerzos hacia la investigación de una vacuna y tratamientos de control del VIH. Se considera que actualmente hay 14 millones de personas infectadas en el mundo, de los cuales unos tres millones ya tienen el virus desarrollado, y para el año 2000 se considera que más de 40 millones de personas van a estar infectadas. La aparición del sida ha permitido grandes avances en el entendimiento del sistema inmunológico humano. Se ha avanzado en el diagnóstico de la infección viral y en el tratamiento de las lesiones tumorales e infecciosas. Se ha logrado prolongar vidas pero no curar a los enfermos.

Un gran esfuerzo se enfoca a controlar el virus. Actualmente se utiliza como droga inhibidora, la Zidovudina AZT. Su empleo es recomendado en pacientes infectados cuya cuenta de células T CD4 es de 500 o menos por milímetro cúbico de sangre. Aunque los beneficios obtenidos mediante este tratamiento son limitados, ha dado resultados en mujeres embarazadas, pues se ha confirmado que no produce malformaciones fetales y parece que inhibe el virus e impide que el hijo nazca infectado.

Hasta 1993 alrededor de 23 vacunas experimentales se encontraban en diferentes estados de análisis en humanos, encontrando todas ellas obstáculos en la gran complejidad del comportamiento del virus y del sistema inmunológico humano. En conclusión, a nivel de prevención, control y tratamiento, la ciencia tiene todo el camino por recorrer. 50 años de investigación -El Departamento de Patología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, fue el primero fundado en el país y desarrolla sus actividades dentro del Hospital Universitario San Vicente de Paul. Fundado por Alfredo Correa Henao, esta semana celebró sus bodas de oro. -El departamento ha tenido una gran influencia en el descubrimiento de enfermedades en el país. En la primera tesis de grado el cirujano Hernando Vélez Rojas, derrumbó todos los mitos que existían sobre la apendicitis, pues hace cuarenta años se operaban muchos casos diagnosticados como apendicitis crónica, a partir de síntomas de otras enfermedades como la inflamación de un ovario, de la trompa o del colon.

-Se ha especializado en enfermedades infecciosas tropicales, amibiasis y el conocimiento de los hongos, a partir de estudios en el Chocó, la Guajira y Antioquia, como la malaria, las lesiones causadas por los ascaris erráticos, que se inician en el intestino y viajan por todo el organismo; y el quiste hidatídico, enfermedad generada por un parásito que produce una especie de tumor y ataca el cerebro, el hígado y los pulmones.

-En investigaciones realizadas en la meseta andina se confirmaron 27 muertes por cáncer de mujeres menores de 25 años, lo que llevó a que se modificaran las campañas que recomendaban a las mujeres realizarse la citología a partir de esa edad. También se descubrió que el cáncer de laringe en las mujeres es más frecuente aquí que en otros países.

-Se afianzarán vínculos con universidades del exterior y se busca llegar al nivel más avanzado en tecnología, como la realización de biopsias por aspiración con aguja fina, el análisis de imagen por computador y de tejidos con microscopio electrónico

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
6 de marzo de 1994
Autor
ADRIANA VEGA

Publicidad

Paute aqu�

Top de noticias

Patrocinado por: