Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LA CRUDA HISTORIA DE LAS REGALÍAS PETROLERAS II

La barrena administrativa de Tolú... Tolú, principal puerto de exportación de hidrocarburos en el país, le confió la terminación de su aeropuerto a una empresa procesadora de yuca.

Como resultado de esa barrena administrativa el aeropuerto es hoy apenas una pista en tierra que solo permite operaciones a riesgo.

Esa maniobra, realizada por fuera de la bitácora de las normas sobre manejo de los recursos públicos, hace parte de las razones que llevaron a la justicia penal a enviar a la cárcel a Rocío Quintero Porto.

Ella hace parte de lista de los cinco alcaldes que ha tenido el puerto sucreño durante los dos últimos años.

Como en el caso de Tauramena, que a costa del desaprovechamiento de las regalías petroleras ha perdido la oportunidad de descollar entre los pueblos de los llanos orientales, Tolú se ha ido quedando a la zaga del desarrollo de la región del Golfo de Morrosquillo.

De los 25.600 millones de pesos que recibió desde 1994 hasta enero de este año, cuando el Ministerio de Minas suspendió transitoriamente el flujo de esos recursos extraordinarios por irregularidades en su manejo, no se advierten resultados en obras de beneficio social.

El acueducto y alcantarillado de Coveñas, el alcantarillado de Tolú, el alcantarillado sanitario Boca de la Ciénaga-Punta de Piedra y el programa de vías no urbanas son todavía letra muerta en el plan de desarrollo cuyo diseño fue confiado a consultores particulares, a un costo de 1.600 millones de pesos.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre en otras regiones regiones allí la justicia y los organismos de control sí han hecho presencia ante las denuncias de la comunidad.

El caso del aeropuerto, sumados a contratos ficticios y a la compra de equipos de sistemas que nunca llegaron, hicieron que la Fiscalía Quince de la Unidad de Delitos contra el Patrimonio Público dictara un auto de detención contra la ex alcaldesa Quintero, que ayer abandonó la cárcel nacional la Vega, debido a una nulidad de forma en su proceso.

Disciplinariamente han sido investigados los también ex alcaldes María de Jesús Erazo, Gabriel Reina Corzo y Ana Fuentes. También enfrentan causas judiciales ante las fiscalías segunda, octava y quince. Sin embargo, aún no ha habido decisiones de fondo en sus casos, según dijeron sus abogados.

Según Carlos Yepes, dirigente comunitario, a Reina, al lado del senador Julio César Guerra, se les abona el hecho de haber encendido las alarmas sobre los malos manejos de las regalías.

Al tiempo que Guerra pidió la intervención de las regalías, el 12 de septiembre de 1996 Reina dirigió una carta al presidente de Ecopetrol, Luis Bernardo Florez, en la que le decía que debido al mal manejo de esos recursos estaban paralizadas obras de infraestructura básica.

En ese momento el concejo lo acababa de facultar, mediante acuerdo, para solicitar y contratar anticipos y regalías con Ecopetrol hasta por 15.000 millones.

En ese momento la crisis estaba estaba reflejada en el incumplimiento en el pago de obras contratadas inicialmente por 14.000 millones de pesos. Había pérdidas por el deterioro de los suministros y cantidades de obra ejecutadas, en las cuales fueron invertidos anticipos de regalías por 5.000 millones.

El 13 de noviembre de 1996 el interventor de petróleos de la Comisión Nacional de Regalías, Pedro Juan Orozco Meza, designó a Armando Fontalvo Gamarra para verificar la destinación de las regalías y compensaciones recibidas.

En sus visitas Fontalvo encontró un marcado desorden en el manejo de los regalías y comprobó que no había soportes contables que refrendaran la totalidad de las inversiones realizadas con éstas. Por esa razón no había cómo comprobar a ciencia cierta.

Su documentado informe sirvió de base al interventor de petróleos para pedir la apertura de formal investigación contra el representante legal del municipio y la suspensión de la entrega de regalías.

La suspensión rigió hasta el 30 de mayo de 1997.

Ahora, el actual alcalde, Ismael Carvajalino Barragán, afronta una prueba de fuego: hacer rendir socialmente las regalías...- o lo que queda efectivamente de ellas, porque en buena medida están pignoradas por los anticipos que ha hecho Ecopetrol.

La de Arauca, una historia sin fin Las eternas historias de la piscina de olas, el velódromo que se convirtió en pastizal de vacunos y el gigantesco coliseo cubierto iniciado hace ya una década, no tienen todavía desenlaces en Arauca.

De los mismos recursos de las regalías, esquilmados en años pasados y hoy diezmados por efectos de atentados contra el oleoducto, la administración tendrá que pagar la conclusión de obras paquidérmicas.

La culminación del coliseo, en el que ya fueron invertidos más de 1.500 millones de pesos, valdrá ahora 846 millones.

Los 557 millones pagados a precios de 1990 por la piscina de olas, resultaron insuficientes. La petrolera Occidental tuvo que tender su mano para darle utilidad pública. Porque aparte de las deudas pendientes, en 1995 fue robado el motor que simulaba las olas, los enchapes de azulejo, los tubos de los ductos y los cables y enchufes de conexión.

Los 5.000 millones de pesos gastados en el velódromo permanecen, al igual que la estructura del escenario, bajo el agua. Las puertas se vinieron al piso y las graderías se convirtieron en establos.

Ocasionalmente, el velódromo, usado solo una vez para el ciclismo (la partida de la Vuelta a Colombia en 1988), es usado para celebración de conciertos y fiestas patronales.

Las investigaciones administrativas bien darían para la declaratoria de una emergencia judicial. Hay más de un centenar de expedientes inconclusos y derivados de vicios de administraciones pasadas.

Y lo productivo? Un informe producido por la Contraloría en 1996 cuestionaba los onerosos gastos funcionamiento de la administración. De hecho, éstos desbordaban los 7.000 millones de pesos.

Un alto ejecutivo de empresas petroleras destaca que hoy, sin embargo, se advierte una reorientación de las grandes inversiones hacia el área productiva.

La construcción de una planta productora de leche de un frigorífico en Tame hace parte de los ejemplos destacables en este frente.

No obstante, no se cuida lo que se heredada. Los 110 kilómetros de la carretera que de Arauca conduce a Arauquita, entregados hace ocho años por la Occidental, están hoy literalmente destruidos.

Mientras se estima que las regalías lleguen a final de año a los 70.000 millones de pesos y los rendimientos duermen en los bancos, cerca de 15.000 habitantes, de los 80.000 que tiene la capital departamental, viven en quince concentraciones de tugurios.

Mañana: Las regalías arman al enemigo)

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
6 de agosto de 1997
Autor
Unidad Investigativa

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad