Publicidad

ARCHIVO

Sábado 25 de febrero de 2017

$ 1.000 MILLONES POR LA CABEZA DE CARLOS CASTAÑO GIL

El Estado decidió poner precio a la cabeza del que es quizá el más caracterizado jefe paramilitar y declarado archienemigo de la subversión en Colombia: Carlos Castaño.

Por: NULLVALUE

Las últimas matanzas han rebozado la copa. Hemos decidido ofrecer 1000 millones de pesos por información que permita capturarlo , anunció ayer el ministro de la Defensa, Juan Carlos Esguerra. La lucha añadió es contra la delincuencia de todas las pelambres... .

Ayer, en la noche, en una carta al Presidente Ernesto Samper, las autodefensas de Córdoba y Urabá deploran la decisión y afirman que sólo representa un triunfo para los grupos guerrilleros . Después añaden: jamás abandonaremos nuestra lucha contrainsurgente mientras la guerrilla continué empecinado en la toma del poder .

Hemos resuelto a partir de esta fecha ofrecer una recompensa de mil millones de pesos a quien colabore en la captura de Carlos Castaño, como representante de las autodefensas de Colombia, porque también contra ellos vamos a librar la ofensiva en la que venimos empeñados Así lo anunció el ministro de la Defensa, Juan Carlos Esguerra, durante la ceremonia de transmisión de mando de los comandantes de las Fuerzas Militares, general Harold Bedoya, y del Ejército, general Manuel José Bonett Locarno.

La decisión adoptada por el Gobierno obedeció, según lo dejó entrever el propio Ministro, a las matanzas perpetradas por miembros de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu), lideradas por Castaño.

Todos los datos que tenemos indican que se trata, sin lugar a dudas, del jefe supremo de los movimientos de autodefensa que han venido operando al margen de la ley , dijo Esguerra.

Durante los últimos 22 días, de acuerdo con las estadísticas de las autoridades, miembros de esas agrupaciones han asesinado a 90 personas en Cesar, sur de Bolívar, Magdalena y el Urabá antioqueño.

Los informes que tenemos, dijo el Ministro, nos indican que esas muertes ha sido el resultado de la acción de grupos de autodefensa que han resuelto arrogarse las funciones del Estado y hacer justicia por su propia mano no lo podemos aceptar, no lo vamos a aceptar y no lo vamos a permitir .

Castaño, conocido con el mote de El Pelao y por quien el Estado ofreció ayer la multimillonaria recompensa, es un hijo de la violencia como muchos de los miembros de la subversión en las zonas de conflicto del país.

Como su hermano Fidel, nació en Amalfi, una población del nordeste antioqueño donde el padre de ambos fue secuestrado y asesinado por el frente 4 de las Farc en 1981, pese a que la familia pagó un millonario rescate.

El menor de los hermanos Castaño Gil tiene actualmente 41 años. Tras la extraña desaparición de su hermano, según él en una travesía por el Darién panameño, asumió la jefatura de los grupos de autodefensa de Córdoba y Urabá, donde milita desde 1994. Siempre se ha distinguido dentro de la organización como ideólogo, líder y relacionista público.

Según informes de las autoridades, en los pueblos donde las autodefensas han ganado presencia, Castaño realiza reuniones con ganaderos y familias pudientes para pactar alianzas y conseguir apoyo económico.

Igualmente, dicen esos informes, Castaño adelantó una especie de reforma agraria en regiones como el Urabá chocoano y Córdoba, donde entregaron miles de hectáreas a guerrilleros desmovilizados y viudas de la violencia.

Aunque ha dado entrevistas a la prensa, hasta el momento ninguna persona ha fotografiado a Castaño.

Además de Carlos Castaño, como presunto autor intelectual del asesinato del senador Cepeda, la Fiscalía Regional de Bogotá vinculó al proceso a Héctor Castaño, otro de los hermanos Castaño Gil, quien supuestamente habría participado como enlace en el crimen.

En 1995, Carlos Castaño, hermano menor de alias Rambo , fue llamado a juicio junto con Fidel Castaño dentro del proceso que se adelanta por el atentado contra una avión de Avianca, ocurrido en noviembre de 1989 y en el que murieron 107 personas.

El explosivo fue detonado en el jet boeing 727 HK- 1803, cuando sobrevolaba la población cundinamarquesa de Soacha. Según las autoridades, la poderosa bomba iba dirigida contra el entonces candidato a la Presidencia de la República, César Gaviria Trujillo, hoy secretario general de la OEA.

Pese a estas decisiones judiciales, Castaño no ha sido vinculado por autoridades judiciales a ninguna de las matanzas que se han registrado durante los últimos años, tanto en Urabá como en municipios de la sabana de la Costa Atlántica.

Al recordar que el Estado es el único que tiene el monopolio de la fuerza, Esguerra aseguró que se perseguirá a los grupos paramilitares como se ha hecho con otras manifestaciones de delictivas en los últimos años.

Vamos a perseguir las autodefensas como las hemos venido persiguiendo y como seguiremos persiguiendo también a los delincuentes de toda pelambre, sea cual sea la posición política que tengan , afirmó.

También, Esguerra aprovechó la transmisión de mando de los nuevos comandantes de las Fuerzas Militares y el Ejército para poner bajo su responsabilidad la orden de captura contra Castaño.

Señores comandante, les dijo el Ministro, en manos de ustedes está el futuro del cumplimiento de la tarea que el señor Presidente de la República nos ha impuesto. Le he dicho, añadió Esguerra. que puede estar tranquilo del futuro porque tenemos la certidumbre de haber escogido entre los soldados comandantes de lujo para que ellos sigan adelante con la tarea que emprendieron quienes hoy nos dejan para dedicarse a otras actividades .

Es un triunfo para la guerrilla Voceros de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu), enviaron anoche una carta al presidente Ernesto Samper en la que lamentan el anuncio de una recompensa por la cabeza de Carlos Castaño y aseguran que pese a esto no abandonarán la lucha contrainsurgente.

Esta determinación del Gobierno de darle prioridad a las Fuerzas Armadas en la lucha contra los grupos de autodefensa, sostienen, sólo representa un triunfo para los grupos guerrilleros que durante tanto tiempo intentaron conseguir esto .

En la carta, fechada ayer en Urabá, los voceros de las Accu le dicen a Samper que entienden la actitud asumida por él, pero manifiestan que mientras su Gobierno no esté en capacidad de detener el avance de la subversión no se podrá evitar la multiplicación de los grupos de autodefensa en Colombia.

Jamás abandonaremos nuestra lucha contrainsurgente mientras la guerrilla continúe empecinada en la toma del poder por medio de las armas y a través de métodos terroristas que el Estado ha demostrado, hasta ahora, estar en incapacidad de contrarrestar , manifiestan en su carta.

Agregan que cesarán su guerra sólo cuando la mayoría del pueblo colombiano les pida que abandonen la lucha contra la guerrilla.

Todo indica que podrán continuar desapareciendo los Castaño, pero si desean presenciar la desaparición de las autodefensas en Colombia, antes tendrá que asumir el Gobierno un compromiso real y decidido en la lucha contra las organizaciones guerrilleros , puntualizan.

Publicidad

Publicidad