Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

ESPECTACULAR FUGA DE UNO DE LOS ASESINOS DE GALÁN

La lucha contra el narcoterrorismo sufrió ayer dos reveses en serie: Jaime Eduardo Rueda Rocha, uno de los principales implicados en el asesinato de Luis Carlos Galán, se evadió espectacularmente de La Picota, en tanto que un juez de Orden Público dejó libres a cinco de los principales colaboradores de Pablo Escobar Gaviria. Los dos hechos se produjeron mientras en la Casa de Narino un Consejo de Seguridad revisaba las nuevas medidas que serán adoptadas por el Gobierno en procura del pleno restablecimiento del orden público y examinaba la situación creada por la desaparición de seis periodistas, entre ellos Diana Turbay, directora de la revista Hoy por Hoy.

Asumiendo la identidad de uno de sus presuntos abogados, Jaime Eduardo Rueda Rocha, principal acusado en el proceso por el asesinato del senador Luis Carlos Galán Sarmiento, logró evadirse ayer de la Penitenciaría Central de La Picota, donde permanecía recluido.

Reseñado en los archivos de la policía secreta colombiana como El Fósforo , Rueda Rocha huyó después de cambiar ropas con uno de sus abogados y colocarse un barba postiza.

La Sección de Policía Judicial e Investigación de la Policía Bogotá (Sijin) había obtenido su captura, tres semanas después del asesinato del precandidato liberal.

Las evidencias conseguidas por las autoridades llevaron a la conclusión de que Rueda Rocha, lugarteniente del Cartel de Medellín, había planeado y ordenado la ejecución de la acción criminal que culminó la noche del 17 agosto, en la plaza del municipio de Soacha, con la muerte del senador Galán Sarmiento.

La fuga se gestó hacia las 12:40 de la tarde cuando dos abogados llegaron a la penitenciaría y solicitaron una audiencia extraordinaria para ver el delincuente.

Los abogados Luvin Boada Avila y Saúl Antonio Pérez Díaz entraron al penal. Saúl Antonio Pérez ingresó a la cárcel con una cédula falsa a nombre de Carlos A. Caicedo.

Una vez reunidos con el delincuente en una sala de recibo, y cuando habían transcurrido casi tres horas, Pérez entregó su ropa a Rueda Rocha y una barba postiza que llevaba puesta.

El abogado suplantó a Rueda Rocha mientras el delincuente salía de las instalaciones de la cárcel. Las autoridades mantienen detenido a Saúl Antonio Pérez.

Rueda está vinculado, con auto de detención, a otras causas penales, entre ellas la que se adelanta por el homicidio de Teófilo Forero Castro, su esposa y otros dos dirigentes de izquierda en Bogotá. También es investigado en relación con el atentado contra el diario El Espectador y el frustrado complot terrorista dirigido a la sede de la Dijin en Bogotá.

Junto con su captura, en operativos casi simultáneos, la Policía detuvo el año pasado a Enrique Chávez Vargas, José M. Rueda Silva, alias chivisco ; José Orlando Chávez Fajardo; José Alfredo Fernández Castro, al ex agente de policía Alberto Hernández Tolosa; Armando Bernal Acosta, Norberto Murillo Chalarcá y a Pedro Zambrano Delgado, entre otros.

La confesión de uno de ellos José Orlando Chávez confirmó la pista de las autoridades y llevó a procesar a Rueda Rocha como principal implicado en el crimen.

Rueda Rocha, aseguran los organismos de seguridad, ordenó desde la cárcel el asesinato de su delator José Orlando Rueda Rocha a comienzos de agosto pasado. Dos hombres que vestían uniformes de la Policía lo abordaron en un barrio del sur de Bogotá y le dispararon desde una motocicleta. Luego huyeron.

Oriundo de Yacopí, donde nació el 3 de marzo de 1958, Rueda había sido trasladado a La Picota, después de que se descubriera un plan para liberarlo, que habría abortado después del enfrentamiento entre esmeralderos y traficantes. Enfrentamiento que dejó cinco muertos en enero pasado.

Actualmente, además del proceso por el asesinato del líder del galanismo, Rueda Rocha aparece acusado de participar en los atentados dinamiteros a El Espectador y de planear atentados contra el director general del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), general Miguel Alfredo Maza Márquez; el director de la Dijin, coronel Oscar Peláez Carmona y el furstrado secuestro de una hija del presidente Virgilio Barco Vargas. Revocan detención Simultáneamente, una decisión del Juzgado Séptimo de Orden Público, permitió que todos los restantes capturados durante la Operación Apocalipsis II, la ofensiva más reciente lanzada contra Pablo Escobar en el Magdalena Medio quedasen en libertad.

La decisión judicial revocó los autos de detención que pesabacontra Hernán Darío Henao, Hugo Jaramillo, Jorge Echeverri Londoño, Carlos Taborda Pérez y Jorge Eduardo Reyes.

Todos ellos habían sido capturados el 8 de julio por el Cuerpo Elite de la Policía que tomó por asalto la hacienda Nápoles, cerca a Puerto Triunfo (Antioquia)., junto con otras 15 personas que el 16 de agosto fueron puestas en libertad por falta de pruebas .

Hernán Darío Henao, conocido como H.H., fue presentado en principio como cuñado de Escobar. Sin embargo, luego se estableció que los dos se hicieron amigos cuando Henao trabajaba como inspector de Policía en el municipio antioqueño de El Jardín.

Hugo Jaramillo era su lugarteniente, en tanto que, según la Policía, Jorge Echeverri químico del Cartel en el Magdalena Medio.

De Carlos Taborda se había dicho que era el jefe de seguridad de Escobar en el nor-oriente antioqueño, mientras que Jorge Eduardo Reyes aparecía como vigilante de los refugios ocasionales del capo.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
19 de septiembre de 1990
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�