Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EUTANASIA PARA PERROS CALLEJEROS EN CALI

Las horripilantes imágenes del sacrificio colectivo de perros en Bogotá, exhibidas recientemente por televisión, pudieron haber sido grabadas también en Cali.

El sistema de electrocución de perros por las autoridades sanitarias, para prevenir transmisión de enfermedades, se practicaba en Cali hasta hace poco tiempo. Hay versiones que indican que fue suspendido luego del repudio que provocaron las imágenes de televisión, pero las autoridades caleñas dicen que esta medida se adoptó hace unos tres meses.

Fuere cual fuere la realidad, las autoridades sanitarias de Cali están convencidas de que los más de 200 canes callejeros que recogen y sacrifican al mes merecen un tratamiento menos cruel.

Yamile Ramírez, nueva directora del Centro de Zoonosis de la Secretaría de Salud de Cali, dice que ahora se aplicará la eutanasia como método para combatir la rabia.

La Perrera municipal , como se conoce al Centro, recoge un promedio mensual de 400 perros. Unos 180 son entregados a sus dueños, que deben pagar una multa de 11.200 pesos y los restantes, más de 200, iban directamente al sacrificio a través de la electrocución.

Según Ramírez, la idea es darle una nueva imagen al centro ya que es conocido por la comunidad como la perrera y se tiene la creencia de que solo es un centro dedicado a recoger y sacrificar los animales.

Hace por lo menos diez años que el Ministerio de Salud reglamentó que estos establecimientos serían denominados centros de zoonosis, dedicados a la investigación, prevención y control sanitario de enfermedades zoonóticas, es decir, las que se transmiten de los animales al hombre.

Dentro de las nuevas políticas de la entidad, dijo su directora, se encuentra la de realizar una estricta vigilancia epidemiológica y realizar el control sanitario mejorando el trato a los animales.

Entre enero y junio de 1996 se han reportado en Cali 378 casos de mordedura a personas, de los cuales 350 fueron de perros, 11 de gatos y 17 de otras especies.

La electrocución que muchas lagrimas ha arrancado en estos días y ha preocupado a la comunidad dice la directora obedece a dos razones fundamentales.

Inicialmente, a la necesidad de controlar la enfermedad de la rabia que afecta a los animales y al hombre, no obstante que desde 1991 no se presentan casos de rabia en caninos y desde 1989 no se registra ningún caso en humanos.

Así como, la urgencia de realizar un control de la natalidad de perros callejeros. Se calcula que en el área urbana y rural de Cali hay 203.187 animales, entre perros, gatos y otras especies como micos, hámster, conejos y curíes.

En Cali dijo como en muchas ciudades, no es que estemos de acuerdo con esta alternativa, pero mientras exista el riesgo hay que aplicarla.

Normalmente, los funcionarios del centro realizan recorridos entre lunes y jueves en las diferentes comunas de la ciudad, especialmente en los barrios de estratos I y II ya que es donde abundan más los perros callejeros.

En el Centro permanecen 48 horas hasta que son reclamados por sus dueños o diez días si son llevados por mordedura.

Ramírez dice que cuando los animales eran destinados al sacrificio se realizaba en forma individual, nunca masiva. El procedimiento que consistía en colocar un electrodo en la oreja y en el esfínter rectal, duraba a próximamente tres segundo tratando de minimizar el sufrimiento del animal.

Además continuó existe una razón técnica y es que a estos animales se les debe extraer el cerebro porque el virus se encuentra allí. Posteriormente, eran incinerados y los cerebros estudiados en Virología de Univalle para hacer el seguimiento epidemiológico.

Dicho procedimiento y la recolección de animales fueron suspendidos desde hace 20 días, porque se empezó a trabajar en la jornada de vacunación, así como en la propuesta de aplicar la eutanasia por vía endovenosa y hacer menos cruel la eliminación de los animales.

Este método consiste en aplicar un medicamento que produce pérdida de la conciencia, paro respiratorio y cardiaco en tres segundos, sin ningún sufrimiento.

Antes, dice la funcionaria, no se había implementado porque se estaba buscando la manera de dominar a los animales que por ser callejeros son peligrosos y representan un gran riesgo para los operarios.

Centro de investigación La proyección del Centro de Zoonosis es trabajar en otras especies de animales, aparte de los caninos y felinos, que también producen enfermedades al hombre.

Es necesario hacer investigación para establecer qué es lo que ocurre en Cali en materia de zoonosis para poder plantear alternativas de prevención en otras enfermedades zoonóticas.

La idea es trabajar en animales como los murciélagos silvestres que se encuentran en la zona rural y producen rabia y otras enfermedades a través de sus excrementos; los equinos que producen encefalitis equina y en general en enfermedades que pueden ser transmitidas a través de los parásitos de los animales cuando se contaminan los alimentos y los seres humanos los consumen.

En este momento dijo la directora los expertos en salud calculan que un 45 por ciento de los caleños puede sufrir de parasitismo por toxoporacanis, que es un parásito canino. Se ha encontrado continuó cuando se realizan pruebas de laboratorio de materia fecal que en un alto porcentaje de las personas existe ese parásito que roba nutrientes a los humanos y desmejora su salud.

Se coordina con la Secretaría de Salud Departamental, el ICA, el Laboratorio de Virología de la Universidad del Valle para que se planteen proyectos de investigación de ese tipo de enfermedades y establecer alternativas de prevención.

Según la funcionaria, es necesario que la comunidad conozca que dentro de las estrategias de prevención y control de la rabia el Centro de Zoonosis desarrolla actividades como la vacunación de animales, esterilización, adopción de animales, vigilancia epidemiológica a través de la observación de animales mordedores y la labor educativa.

Y aunque cuenta con un presupuesto de 50 millones de pesos para 1996, el Centro espera que para hacer realidad estos objetivos se apruebe un proyecto que presentó a la Administración municipal por 782 millones de pesos para la vigencia de 1997. Se busca además remodelar la parte física.

A combatir la rabia Más de 150 puestos de vacunación encontrarán niños y adultos en toda la ciudad durante la Jornada Nacional de Vacunación Antirrábica Animal que se cumplirá el sábado.

La jornada para inmunizar a perros, gatos, micos y otras especies susceptibles de contraer la rabia, se realizará entre las 8:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde.

Para ello, la Secretaría de Salud instalará 113 puestos de vacunación en los hospitales, centros y puestos de salud de la ciudad.

Así mismo, coordinó acciones con entidades de protección de animales para la instalación de 37 puestos en almacenes, puestos y centros veterinarios.

Durante la jornada se vacunarán todos los animales mayores de tres meses que no hayan sido vacunados este años.

La Secretaría de Salud recomienda a los propietarios de los animales llevar el nombre del animal, la dirección y teléfono de sus propietarios para realizar un registro.

La jornada será gratuita.

Por una muerte digna Pilar Olave, directora de la Asociación Defensora de Animales en el Valle (Adavalle), considera que utilizar métodos como la electrocución es doloroso e injusto con los animales.

Siempre hemos recomendado la eutanasia y estamos complacidos de que la nueva directora del Centro de Zoonosis de la Secretaría de Salud haya planteado esa alternativa para hacer menos difícil la vida de los animales , dijo.

Consideramos continuó que es una alternativa que se debe aplicar únicamente para los animales que sufren en vida y solo cuando sea estrictamente necesario pues ellos tienen derecho a una vida y una muerte digna.

Si en Cali se había tolerado un poco este método es porque se hacía en forma individual y se verificaba que el animal estuviera bien muerto antes de incinerarlo , anotó.

Según Olave, a la gente le da escalofrío cuando se entera del fin de los animales, pero no asume su responsabilidad completamente.

A esto se suman, dice, las dificultades económicas del Centro de Zoonosis, lo que la lleva a emplear esos métodos.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
7 de noviembre de 1996
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�