Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CON LA PAÑOLETA AL CUELLO

Amarrarse una pañoleta al cuello es mucho más que anudarse una tela de color que le de brillo a su cara.

Es poner un toque personal a su ropa. Pintar de rojo, amarillo, verde o azul sus camisas, chaquetas, sastres y conjuntos. Es crear un estilo propio (aunque las pañoletas las lleve todo el mundo) porque sólo usted tiene determinados pañuelos y sólo usted sabe cómo hacer los nudos que le gustan y van bien con su estilo.

Y es que entre los muchos accesorios que tiene una mujer para adornarse (léase aretes, cadenas, prendedores, cinturones, etc), sin duda las pañoletas son las que están en el tope de la moda y se mantendrán allí por mucho tiempo más.

Para 1997 las pañoletas aparecen rejuvenecidas. Dejaron de ser el accesorio infaltable de señoras elegantes y mujeres ejecutivas, para convertirse en el comodín al que recurren por igual las mujeres jóvenes y las mayores cuando quieren destacar un color en especial en su pinta.

Por eso en esta temporada se encuentran en infinidad de colores, materiales, tamaños y combinaciones que las hacen llevables por igual con un bluyín viejo y desteñido y con un elegante sastre.

Para las mujeres más jóvenes, por ejemplo, se imponen las tipo pañuelo (corticas en colores ácidos o muy oscuros) y las estilo bufanda (más largas y estilizadas), y para mujeres mayores o ejecutivas que requieran estar siempre elegantes, las estilo chal y las pañoletas tradicionales que les dan elegancia, personalidad y les permiten cambiar por completo una pinta con solo variar el color de la pañoleta.

Hay muchas formas de anudarse o colgarse una pañoleta. El estilo que mejor se adapte a usted dependerá del largo de su cuello, el ancho de sus hombros, el corte de su cabello, la manera como lo peine, el tipo de vestuario que use, los colores y la ocasión para la que se esté vistiendo.

Y aunque todas las mujeres saben cómo anudarse sus pañoletas, existen variedad de nudos y estilos que les pueden ayudar a variar de un día a otro. Precisamente uno de los capítulos del curso de Cambio de Imagen que dicta el estilista Javier Murillo habla sobre diferentes formas de colocarse una pañoleta.

Las siguientes son algunas de ellas: Lazos cruzados 1. Doble la pañoleta (mejor si es tipo bufanda) a lo largo y colóquesela alrededor de la nuca.

2. Meta una punta por entre la otra.

3. Se puede usar al frente o de la lado.

Vaquero 1. Doble la pañoleta en un triángulo y colóquesela sobre los hombros dejando la punta del triángulo hacia adelante.

2. Cruce las puntas sobrantes en la nuca.

3. Traiga las puntas hacia adelante y utilice un nudo cuadrado.

Nudo cuadrado 1. Doble la pañoleta en triángulo y ponga una de las puntas por encima de la otra.

2. La parte que está encima, jálela alrededor y debajo de la otra.

3. Inserte y jale el nudo. Se puede usar adelante, al lado y atrás.

Grapado cuadrado 1. Doble la pañoleta en un triángulo y lléveselo alrededor de la nuca, dejando un lado más largo que el otro.

2. Haga un nudo grande en el lado que esté más corto. Meta el lado opuesto (o más largo) por entre este nudo.

3. Una las puntas, coloque la pañoleta justo sobre los hombros y abra las puntas.

Moño 1. Ponga la pañoleta alrededor del cuello jalando los dos lados.

2. Coja un caucho pequeño y amarre la pañoleta apretando y haciendo que el caucho quede arriba pegado al cuello.

3. Levante los dos sobrantes y haga un nudo suave.

Asesoría de Javier Murillo Corbata de playa 1. Póngase la pañoleta (preferiblemente tipo bufanda o doblada de manera tal que lo parezca) alrededor del cuello y haga un nudo en el frente.

2. Junte las dos puntas largas que le deben quedar y enróllelas dándoles vueltas con sus manos.

3. Con su mano, tome el pedazo de pañoleta enrollado y lléveselo debajo del nudo por entre el cuello. Devuelva este mismo pedazo a través del hueco.

Pañuelo anudado 1. Haga un cuadrado con su pañoleta, coja la mitad por el revés y haga un nudo cerca del final.

2. Voltee la pañoleta la derecho y forme un triángulo.

3. Póngasela en el cuello y átela en la nuca.

Lazo simple 1. Tome a lo largo la pañoleta y dóblela por la mitad.

2. Colóquesela en la nuca.

3. En el orificio que queda, meta la dos puntas.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
24 de mayo de 1997
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�