EN EL 2000 NADIE RECORDARÁ EL 8.000

EN EL 2000 NADIE RECORDARÁ EL 8.000

El procurador, Jaime Bernal, retó a sus críticos para debatir sus decisiones y rechazó que recurran al calificativo de abogado de Serpa para cuestionarlo.

1 de junio de 1997, 05:00 am

Con su peculiar frialdad y su carga de ironía, el procurador general, Jaime Bernal Cuéllar, va dejando caer su artillería jurídica y conceptual sobre el Proceso 8000, los cargos de control, la participación indebida en política y la tolerancia de la sociedad con la corrupción.

En entrevista con EL TIEMPO, Bernal no ocultó su desazón y asegura que en el año 2000 nadie se acordará del proceso por la infiltración de dineros del narcotráfico en la campaña presidencial de 1994.

También es enfático cuando dice que ni el Presidente ni el Congreso deben intervenir a la hora de escoger Fiscal o Procurador para evitar suspicacias.

Tampoco ahorra palabras a la hora de cuestionar la tolerancia de la sociedad con la corrupción y el delito y advierte que no tiene compromisos con nadie y que su mensaje a los funcionarios de todo nivel que participen en política es claro: suspensión o destitución.

Qué va a pasar con los funcionarios que participen en política? La Procuraduría ha sido supremamente clara y la gente nos está colaborando. Creo que tiene que existir un proceso transparente y que tenemos que educar a los funcionarios.

El funcionario debe estar en el cargo para prestar un servicio y no para actividades diferentes a las de la institución y en eso nos vamos a empeñar, trátese de funcionarios de alto, medio o bajo perfil, o trátese de funcionarios de la misma Procuraduría.

A los funcionarios les puedo decir que ya tienen en sus manos una circular de la Procuraduría y la vamos a cumplir estrictamente.

Incluso en el caso del ex ministro Serpa? En el caso del doctor Horacio Serpa creo que han llegado una o dos quejas. Si se considera que debe iniciarse alguna actuación, me declaro impedido por haber sido su abogado y que nombren un Procurador ad hoc.

Cómo garantizar que el Estado no esté al servicio de la campaña de Serpa? No, no es nada fácil decir: garantizo totalmente que no va a haber participación en política, porque hay funcionarios que a pesar de las advertencias tienen la tranquilidad de participar en política. Nosotros no vamos a tolerar absolutamente nada. Controlaremos a los funcionarios que pretendan colaborar en esa campaña o en cualquier otra, trátese de persona liberal, conservadora o de cualquier movimiento político.

La medida será suspensión o destitución? Aquí hay una medida preventiva que es la suspensión. Pero el proceso sigue y si ellos justifican su comportamiento, pues se archivan las diligencias. Si no lo justifican, se impone la destitución.

La suspensión a un ministro, gobernador o alcalde, es muestra de altos niveles de corrupción? El país y todas las clases, incluyendo la política, se han vuelto permeables. La sociedad es tolerante frente a la corrupción. Las personas ven sin ninguna trascendencia penal que alguien le entregue dinero a un funcionario por prestar un servicio al que está obligado, casi que le dan la denominación de propina , cuando es un cohecho, es un delito. Y eso es preocupante.

Creo que la misma tolerancia venía en la actividad política. De considerar que el funcionario podía desde el puesto, colaborar con las campañas y eso lo veía la sociedad como algo normal. Creo que nosotros tenemos que reaccionar.

Si en unos meses termina la suspensión de la Gobernadora de Cundinamarca, del ministro, del alcalde y se encuentra que no hubo nada, la misma crítica que le hace al 8.000 será valedera para la acción del Procurador? Sí sería posible. Es que eso no es un problema de la Procuraduría, es un problema de quien hizo la Ley 200. Se ha dicho que la Procuraduría fue precipitada y qué ocurre, que quizá puedan justificar su conducta. Pero es que el Congreso cuando expidió la Ley 200 trajo dos consecuencias gravísimas que los políticos debieron analizar: una, medida cautelar de suspensión; dos, la destitución como única sanción.

Se presta para suspicacias que tanto el Procurador como el Fiscal hayan sido extraídos del Proceso 8.000? El nombramiento de una persona no puede condicionarse a haber actuado dentro de un proceso, así hubiese sido en el 8.000, si hubiese actuado contra la ética profesional, que se nos cuestione.

Sus críticos dicen que usted es un procurador de bolsillo ...? Tengo tranquilidad de conciencia. Yo voy a una elección en el Senado por postulación del Presidente de la República. Pero no tengo compromiso absolutamente con nadie ni condiciono mis decisiones absolutamente a nada y esto lo sabe el señor Presidente, lo sabe el Senado.

Por eso he retado a aquellas personas que siguen diciendo cada vez que hay una noticia es el abogado de Serpa , que me critiquen jurídicamente en el escenario que corresponde y con el mayor gusto concurro a ese debate. Pero que no me critiquen mis decisiones con esa bendita frase abogado de Serpa , porque eso no tiene contenido ni seriedad.

Con Gómez Méndez en la Fiscalía y usted en la Procuraduría hay un sector de la opinión que piensa que esas buenas relaciones a las que usted se refiere son para favorecer al Gobierno? Oyendo las críticas que se han venido haciendo a Alfonso Gómez y al nombramiento del Ministro del Interior, Carlos Holmes Trujillo, creo que va a ser necesario, para evitar todo esto, que se cambie el sistema de elecciones y que se lo dejen a alguien que nada tenga que ver con la política o con el gobierno.

Cómo cambiar el sistema de elecciones? Que no haga la terna el Presidente.

La terna para qué? Para Fiscal y que no intervenga tampoco en la terna para Procurador.

Quién debe elegir la terna para los organismos de control? Pudiera decir que las altas cortes. Esto con el afán un poco de que se acabe esas críticas infundadas y que se deje de descalificar a los funcionarios simplemente porque tuvieron una actuación dentro de un proceso o porque el Presidente los incluyó en una terna.

El Congreso y el Presidente no pueden nominar para organismos de control según su criterio? Pues sí. Si vamos a seguir en esa cascada de críticas de que por ser el candidato del Presidente, que es una persona muy allegada y que no va a funcionar bien, entonces que el mismo Congreso, porque algunas críticas pueden provenir de allá, pues que proponga la reforma y que modifiquen todo este sistema para evitar esas suspicacias.

Elefante o ratón? En qué falló el Proceso 8.000? Todo proceso es moda. En la anterior Fiscalía hubo un proceso de moda que fue el de los concejales.

Quedó en nada? Pues en unas sentencias anticipadas que se pidieron, hay unas condenas y creo que están pendientes 2 ó 3 cosas más del 8.000, pero el proceso como ese gran boom, me parece que ya llegó a lo que debía reducirse.

Le pareció que fue el parto de los montes? Me queda la sensación de que fue un proceso más. Cuando un proceso se convierte en historia patria, pues me deja el sabor de que a veces hay una hipertrofia en la importancia de cada uno.

No fue un elefante sino un ratón? Si es necesario seguirlo, pues que lo sigan. Se puede seguir el proceso con mayor tranquilidad. Y si hay necesidad de acabarlo, qué se hace, pues acabarlo, y quitarle el número ese que le está haciendo tanto daño al país, en el exterior.

Pero no fue un elefante sino un ratón? Un proceso más. Para mí es como cualquier proceso. En qué termino el proceso de los concejales? Hay alguna condena? no sé.

Lo misma pasa con el 8.000? Creo que del 8.000 en el año 2000 ya nadie se acuerda. Hay que darle la dimensión a los procesos.

No es exagerado? Creo que no. Que pudo ser un proceso ejemplarizante. Sí, como todo proceso.

Es una fuerte crítica a Valdivieso? Es una crítica al sistema de justicia. Al doctor Valdivieso, no tengo nada que criticarle, somos muy buenos amigos y le deseo éxitos en la campaña.

Le parece intranscendente que haya entrado plata de la mafia en la campaña? No he diHe dicho es la naturaleza y la forma espectáculo del Proceso 8.000. Por eso he dicho que quizás el país requería de un poco de ejemplarizante, un proceso en que no se pueden financiar las campañas irregularmente y con eso quiero ser claro: estoy totalmente de acuerdo que las campañas deben ser financiadas de manera transparente.

El 8.000 le dejó alguna lección a Colombia? Quizás una huella de moralidad en las campañas. Creo que ese sí es un campanazo y ahí sí rescato el proceso, a pesar de que lo veo acabado. Lo rescato en que las campañas tienen que ser transparentes, que las personas que aspiren a cargos públicos de elección popular tienen que buscar una financiación diferente y no pueden permitir dineros que tengan dudosa procedencia.