Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL CHACHAFRUTO: ALIMENTO DE VAINAS

La prima pobre de los fríjoles, el chachafruto o balú, tiene muchas más propiedades alimenticias que todas las especies de su familia. A primera vista, su nombre parece extraño, pero cuando se le menciona por otros como nupo, baluy, chaporuto, sachafruto, poroto o guimo, es posible que la gente lo identifique.

Empiece por imaginarse un fríjol grande, cuya vaina es producida por un árbol espinoso. Por eso se puede decir que se trata del fríjol de árbol, al igual que el tomate.

Por ser casi un desconocido, los botánicos lo llaman la prima pobre de las leguminosas. Claro que de pobre no tiene nada, según lo señala la cartilla que sobre este producto editó la Federación Nacional de Cafeteros.

En efecto, el chachafruto o balú es un alimento humano y animal. Entre las leyendas de este fríjol de árbol, se destacan las de los indígenas del Valle de Sibundoy, quienes sufrieron una hambruna entre 1910 y 1915 porque se les acabó el maíz. No obstante, el chachafruto fue su salvación. Además, no tuvieron problemas de desabastecimiento, porque esta especie produce vainas todo el año.

El grano, cuyo tamaño alcanza en promedio cinco centímetros de largo por 2.5 centímetros de grueso, contiene 21 por ciento de proteína, 51 por ciento de carbohidratos.

Para el consumo humano es necesario cocinarlo. E, inclusive, los animales lo prefieren de esta forma.

Los especialistas señalan que la proteína del chachafruto es de mejor calidad que la del fríjol común, la lenteja, el haba, el garbanzo, la arveja y otras leguminosas, a excepción de la soya, aunque esta es considerada como una oleaginosas por su contenido de aceite.

Hay varias formas de prepararlo. Se puede hacer en sancocho, asado en brasas, al horno, en torta dulce o salada, en crema, natilla, jugo, colada, dulce, arequipe, ensalada, chicha, poteca, arepas y chachafritas, es decir, en rodajas similares a la papa frita.

La información sobre las recetas la suministra la Federación Nacional de Cafeteros en la cartilla que distribuye en los almacenes de insumos de los comités de cafeteros de cada región. Alimento animal El chachafruto no es un producto del cual se consumen solamente la semilla o los granos. Las hojas del árbol y la cáscara de la vaina son un complemento alimenticio para vacunos.

Con estos subproductos se pueden alimentar cerdos, vacas, caballos, ovejas, cabras, conejos, curíes y hasta las gallinas. Claro que a estas tres últimas especies, junto con los cerdos, solo les gusta la semilla cocinada con sal.

El contenido proteínico de las hojas es superior al de los pastos, las hojas de cámbulo, el fríjol canavalia y la yuca. En cuanto a esta propiedad se parece al matarratón y el quiebrabarrigo.

Para alimentar ganado con las hojas, los árboles se deben podar cada cuatro meses. Las siembras se pueden hacer a la manera de los postes de los cercos, manteniendo una distancia de 1.50 metros entre un árbol y otro, pero el alambre solo se debe engrapar cuando el tallo tenga mínimo diez centímetros de diámetro.

La cartilla de la Federación señala que un árbol de tres años está en capacidad de producir 26 kilos de forraje en cada poda. Un adulto produce hasta 78 kilos de cáscara de vaina por año. Es decir, 400 árboles sembrados en una hectárea producen 31 toneladas de alimento animal anual.

Las vacas alimentadas con follaje de chachafruto fresco presentan un significativo aumento en la producción de leche. Las raciones de chachafruto permiten que el campesino disminuya la cantidad de concentrados y alimente a sus animales con mucha proteína y energía, además de ahorrarle dinero.4

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
15 de septiembre de 1990
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad