LA SERENISIMA REPUBLICA DE VENECIA

LA SERENISIMA REPUBLICA DE VENECIA

El nombre de Serenísima República de Venecia no es nuevo, pues así fue llamada la hermosa ciudad de Venecia, Italia, desde finales del siglo VII hasta 1797 cuando Napoleón Bonaparte decidió regalársela a la Corona Austriaca.

10 de mayo de 1997, 05:00 am

Venecia, antes de caer en las garras de Napoleón, era una ciudad próspera. Era un importante centro comercial del mediterráneo en el que vivían poderosas familias que impulsaron la expansión económica de esta república por el Adriático y el Mediterráneo.

La manera como aseguraban su preponderancia en la región consistía en tener una organización institucional que estaba al servicio de una oligarquía de mercaderes, cuyo objetivo era evitar que el poder lo ocupara un solo hombre, en ese caso el príncipe, y excluir al pueblo del gobierno.

Pero las precauciones tomadas por los ciudadanos de esta república no fueron suficientes para atajar su declive. El descubrimiento de América y la apertura de nuevas rutas marítimas, al tiempo que el avance del imperio otomano en el Mediterráneo, fueron un factor definitivo para que la Serenísima República de Venecia fuera perdiendo progresivamente todas sus posesiones antes de ser aplastada definitivamente por las tropas napoleónicas el 12 de mayo de 1797. Fue casi un siglo después, en el años de 1866, que Venecia volvió a ser integrada al reino de Italia