Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

HAY SUFICIENTE AGUA EN EL PLANETA TIERRA MUNDO

Todos la necesitamos. Nadie ha inventado un mecanismo para que las plantas, los animales y el hombre puedan vivir sin ella.

Sin embargo, el agua es uno de los recursos que han sido más malgastados y descuidados por el ser humano: recibe los residuos de los sanitarios, los químicos de la industria y miles de contaminantes más en todo el mundo.

Esto ha hecho que el agua potable, apta para el consumo humano, esté al borde de una crisis mundial de escasez. Quizás agua hay, pero no toda la que existe se puede tomar sin perjuicio para la salud humana y animal.

Por eso el lema de este año en el Día Mundial del Agua, que se celebra el 22 de marzo en todo el mundo desde que fue declarado por las Naciones Unidas en 1992, es: Hay suficiente agua en el mundo? .

Hoy en día el agua no puede seguir siendo vista como un recurso inagotable y abundante. Con sus acciones, el hombre está reduciendo cada vez más la cantidad de este líquido que puede serle útil (un río contaminado es un río menos, si no que lo digan los bogotanos, al borde de un gran racionamiento por no poder usar ni una gota del río Bogotá, que ellos mismos contaminaron).

Cuando los profesores dicen a sus alumnos que el planeta está conformado casi en su totalidad por agua, se les olvida recordarles que el 97,5 por ciento de toda ese agua es salada. Del 2,5 por ciento restante (que corresponde al agua dulce), casi toda está almacenada en los casquetes polares y en el subsuelo. Buena parte del agua lluvia que cae cumple una función ecológica importante al ser captada por la vegetación.

Entonces a la humanidad le queda el agua de lagos, quebradas, ríos y embalses. Pero estos recursos representan solo el 0,26 por ciento de la cantidad total de agua dulce almacenada y el 0,007 por ciento de toda el agua de la Tierra. En otras palabras, aún sin la intervención del hombre, hay muy poca agua dulce disponible, para empezar.

Además de la contaminación, la tala de los árboles, que ayudan a regular el recurso hídrico, ha generado un desorden que se traduce en períodos de fuertes inundaciones y de sequías extremas. Esto ha contribuido a que haya épocas de gran escasez, que perjudican tanto al hombre como a los ecosistemas, y a extender la desertificación de las tierras.

Cuánto queda De acuerdo con el informe Amplia valoración de los recursos de agua potable en el mundo, que presentará el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, en la quinta sesión de la Comisión de Desarrollo Sostenible que se realizará entre el 7 y 25 de abril de este año y en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 30 años dos terceras partes de la humanidad se verán abocadas a crisis severas y moderadas de falta de agua potable, si no se toman correctivos desde ahora .

Según la ONU, el problema es tanto de calidad - por la contaminación - como de cantidad y no solo afecta la salud de las personas, su calidad de vida y el desarrollo de los países, sino también a los ecosistemas acuáticos y terrestres, de los cuales depende la vida sobre el planeta Tierra - incluyendo, por supuesto, la de los hombres.

Hay evidencia clara y convincente de que el mundo se enfrenta al más serio problema de cantidad y calidad del agua, a nivel local y regional, especialmente como resultado de una escasa disponibilidad de agua potable, desperdicio de ese recurso y la ausencia de adecuados sistemas de administración de los recursos (naturales) , señala el informe.

La escasa disponibilidad de agua potable y la contaminación están causando problemas generalizados de salud pública (según la Organización Mundial de la Salud, el 80 por ciento de las enfermedades son ocasionadas por el consumo de agua contaminada). También están limitando el desarrollo agrícola y económico.

Según el documento, este hecho puede poner en peligro la situación de provisión alimentaria y conducir a situaciones de estancamiento económico en muchas partes del mundo y provocar una serie de crisis de agua locales y regionales .

Otros factores que afectan al recurso hídrico es la sobreexplotación (por ejemplo, extraer agua de pozos subterráneos a una velocidad mayor de la que estos tardan en recargarse) y el desperdicio. Por ejemplo, aunque se considera que para tener una calidad de vida aceptable una persona debe consumir 80 litros diarios de agua, en algunas partes de Estados Unidos y Canadá una persona usa diariamente 500 litros.

Según un informe realizado en 1995 por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la OMM y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el cambio climático del planeta ocasionado por el hombre puede cambiar la cantidad de agua lluvia que caiga sobre la Tierra y producir sequías e inundaciones. Las segundas pueden ser tan nocivas como las primeras, debido a que se pierde mucha agua.

Hacia las soluciones Según la OMM, el punto de partida para empezar a solucionar y evitar los problemas que plantea la escasez de agua potable es reconocer que el recurso está al borde de la crisis y que esta se acerca en la medida en que se avecina el próximo siglo.

El segundo paso es tener en cuenta que, para que el uso del agua por las personas y los ecosistemas no termine por agotarla, no debe rebasar la corriente mínima de los ríos . En el caso del agua subterránea, esta debe usarse en forma tal que permita su constante renovación mediante el agua lluvia que infiltra en el suelo.

Pero para ello, según la organización, ante todo hacen falta un cambio de actitud, ideas innovadoras y un compromiso político a nivel local, regional y mundial.

Guerra de agua ? Según la Organización Meteorológica Mundial, se está abriendo camino cada vez más una crisis mundial del agua, en la medida en que la humanidad se acerca a los albores del siglo XXI.

De acuerdo con algunos expertos y autoridades ambientales de Colombia y el mundo, esto puede generar fuertes conflictos en el futuro.

Según la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, que administra el recurso en ese departamento, esta circunstancia hace prever que en un futuro las guerras no serán por petróleo u otros recursos, sino que se podrá llegar a una verdadera guerra del agua .

Algunos expertos sugieren que las guerras del futuro no serán por dinero, ni aun por petróleo, sino por agua. Sobre todo, porque la distribución de agua en el mundo es desigual. Por ejemplo, mientras Canadá 109.000 metros cúbicos anuales por habitante, nueve de 14 países del Medio Oriente no llegan a los 1.000 metros cúbicos anuales por habitante.

China, con el 24 por ciento de habitantes del mundo, tiene un 8 por ciento del total de agua disponible; América del Sur, con 5,5 por ciento de la población mundial, tiene el 26 por ciento.

Más gente A los actuales problemas de contaminación y escasez de agua en el mundo se le suma el crecimiento acelerado de la población, que cada vez necesita y consume más agua.

En un mensaje con motivo del Día Internacional del Agua, el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Godwin O.P. Obasi señaló: Entre 1990 y 1995, la utilización del agua se ha multiplicado por seis. Según las previsiones, la población mundial crecerá de los 5.700 millones de habitantes actuales a 8.300 millones en 2025 y a unos 10.000 millones en el 2050.

Según algunas estimaciones, a finales de este siglo, la cantidad de agua disponible para cada persona en Africa corresponderá a la cuarta parte de la de 1950 y en Asia y América del Sur, aproximadamente a un tercio de la cifra de 1950 .

En otras palabras, si en 1995 había 7.300 metros cúbicos de agua disponible para cada persona en el mundo, en el 2025 habrá solamente 4.800 metros cúbicos.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
22 de marzo de 1997
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: