Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LAS CARTAS DE AMOR DE SILVIO VILLEGAS

Todo un acontecimiento literario, bibliográfico, editorial, la formidable y bella edición de El Ada Melusina, cartas de amor y pasión, del escritor caldense Silvio Villegas, que acaba de aparecer con la impronta magistral de la diagramación y preparación editorial de Vicente Stamato y el generoso patrocinio de la Alcaldía de Manizales, el Banco Nacional del Comercio, la Cámara de Comercio de Manizales, Concasa, Corporación Financiera de Caldas, la Fundación para la Cultura, el Instituto Caldense de Cultura y Seguros Atlas S.A.

Gran prólogo del académico Otto Morales Benítez, todo un excelente ensayo sobre el estilo, la vida, la obra, la personalidad del inolvidable autor de La imitación de Goethe y de La canción del caminante.

Las cartas de amor de Silvio Villegas, posiblemente no las entiendan ni las puedan degustar en toda su intensidad las almas pacatas y castradas espiritual y sentimentalmente, que no son pocas en los tiempos de crisis, cuando las gentes que se creen de avanzada no saben protestar, ni conversar de amor, ni escribir a la amada, ni mucho menos llorar y lamentarse en público por ella. Al final del realmente imperecedero ensayo prologal, 60 páginas grandes, todo un compendio, Otto Morales Benítez que, cuando comenta un gran libro, tiene la singular maestría de ponerse estilísticamente a la altura del arte literario del autor comentado, expresa lo siguiente: En esta correspondencia se ve hundirse la cercanía de los seres que se aman. Pero Villegas no doblega su ímpetu, no deja marchitar sus ilusiones. Las renueva en medio de la nostalgia. Te reclaman todos mis sentidos , escribe en 1946... Silvio recuerda aquel libro de Emilio Ludwig cuando este, patéticamente, escribe: Carlota la de Goethe jamás ha conocido los placeres del amor, no ha hecho otra cosa que dar siete hijos a un señor que la ha desposado .

La correspondencia repite que ella es una llama encendida en amor, en lejanía, sin un roce... Soy el titán encadenado a la dura roca de la conformidad . Lentamente, se desdibujan los sueños. No hay una carta de ruptura, de despedida. Se van repitiendo las súplicas, las añoranzas, las palabras del recuerdo y de las nostalgias, del ímpetu, de la euforia en la ansiada espera. Pero la realidad es que se va hundiendo el mundo de ternura de Silvio en el silencio.

Silvio Villegas escribió: Ya hace tres años que ni te beso ni te acaricio... Tu cuerpo no está hecho de materia corruptible, sino de la sustancia de los suspiros, de las rosas y de las lágrimas. Poesía es todo lo que se escribe en estado de gracia, bajo la sugestión amorosa , concluye.

La aparición de este libro de Silvio Villegas, gracias, sin duda, a la grandeza de alma de Eugenia Villegas, hija de Silvio Villegas, y a la tenacidad y amor a Colombia y a los grandes temas de la cultura de Otto Morales Benítez, un gran colombiano de quien, y por sus obras, sus coetáneos y paisanos nos podemos enorgullecer todos los días; la aparición de este libro, digo, puede airear, renovar en buena parte el ambiente pazguato y lleno de limitaciones de nuestras tertulias literarias de hoy.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Editorial - opinión
Fecha de publicación
8 de marzo de 1997
Autor
HECTOR OCAMPO MARIN

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad