Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

TOCAIMA, ENCARTADA CON EL TERMINAL

En Tocaima nadie sabe qué hacer con una obra a la que le invirtieron 180 millones de pesos. Está desde hace de tres años inactiva, a un lado de la carretera que comunica a este municipio con Bogotá esperando que alguien la ponga a funcionar.

Se trata del terminal de transportes de Tocaima, que fue diseñado para descongestionar el tráfico vehicular del centro de la ciudad, hasta donde arriban los buses intermunicipales en tránsito a Bogotá o hacia Girardot.

Los jueves y domingos, días de mercado en Tocaima, esos buses se mezclan con los 150 vehículos de todo tipo que llegan hasta el parque principal, originando caos en el tránsito de carros, así como de personas.

Para evitar esa situación, se diseñó el terminal del transporte a donde irían a parar las empresas intermunicipales , dice Pedro Bernal Carrizosa, alcalde de Tocaima.

Durante cinco años, los vecinos del barrio El Danubio vieron levantar la mole de concreto que posee casetas para venta de pasajes, cafetería, locales comerciales, parqueaderos y zona de oficinas para la administración.

La obra se concluyó en 1994 y el municipio le ha venido invirtiendo dinero en ampliación de las bahías y en el mantenimiento del lugar.

El municipio no puede hacerse cargo del terminal, pues necesitaríamos ampliar la nómina oficial a diez personas para su manejo, algo que no está a nuestro alcance , dice Bernal.

Por eso, se abrió una convocatoria para ofrecer la administración del terminal. El arriendo sería de 35 millones de pesos anuales, unos dos millones y medio mensuales.

Se han realizado dos convocatorias, que han tenido que ser declaradas desiertas pues, a juicio del alcalde, los proponentes ofrecen un precio muy bajo por el arriendo, lo que tampoco justificaría la inversión hecha en el lugar.

Así las cosas, el alcalde está buscándoles oficio al terminal de transporte y a los millones de pesos que se invirtieron allí. El propósito, según Bernal, es declarar desierta esta segunda convocatoria para arrendarlo como terminal, y empezar a impulsar otro proyecto.

La idea del alcalde es convertir ese lugar en un centro de enseñanza superior.

Se pondría en ejecución en común acuerdo con el Concejo Municipal, pues no podemos darnos el lujo de dejar una obra tan costosa en semiabandono con el riesgo de que se nos dañe , dice Bernal. La infraestructura es buena, lo mismo que sus áreas de acceso y servicios públicos .

Esta semana, jugándose sus últimas cartas, Bernal hizo otra convocatoria para entregar la administración del terminal a una empresa particular.

En caso de que no se logre ese proyecto, el alcalde dialogará la próxima semana con el Concejo para buscarles oficio a esos 180 millones de pesos que están a un lado de la carretera a Bogotá.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
1 de febrero de 1997
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: