Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LOS PADRES QUE GOLPEAN A SUS HIJOS

Mi hijo de seis años tiene dificultad en su comportamiento y sólo entiende a los golpes.

Estimada mamá, si sigue con esa actitud su hijo se va a acostumbrar a los golpes y esto sería muy grave.

El castigo físico trae consigo más agresión. El niño golpeado se siente violentado y apenas tenga oportunidad se va a vengar. El castigo es lo que más genera violencia. Por eso es tan importante que los padres no vuelven a utilizar los castigos.

Las consecuencias lógicas son las que deben usarse. El castigo humilla, debilita y crea más rabia. Las consecuencias lógicas, por el contrario, le dan al niño un mensaje de amor. Yo le importo lo suficiente a mis padres que hacen algo por mí , me ayudan a volverme más responsable .

Las consecuencias pueden ser negativas o positivas. Miremos un ejemplo: si su niño no hace tareas por estar viendo televisión, la consecuencia lógica negativa sería quitarle la televisión un tiempo a ver si esto le ayuda a cumplir con sus deberes escolares. Si el niño es pequeño hay que ayudarle a empezar las tareas y guiarlo un poco. Todo eso se hace sin gritos ni humillaciones.

En vez del castigo también se puede utilizar algo que se llama time-out, un tiempo y un espacio en el que al niño se le retira de la situación de conflicto. Es mejor que te vayas a tu cuarto, pues veo que no te puedes controlar , más tarde hablaremos a ver qué otra cosa se te ocurre que pueda ayudar a no meterte en problemas , sería lo ideal decir en ese momento.

Es mejor esta alternativa pues en un momento álgido de fuerte emocionalidad podemos decir y hacer cosas de las cuales después nos vamos a arrepentir.

El mal comportamiento de un niño siempre tiene un origen. Busque el porqué del mal comportamiento de su hijo. Habría que ver si a este niño le está faltando atención o afecto. Siempre hay una creencia del niño detrás de su mal comportamiento . El niño puede sentir que sólo siendo necio logra llamar la atención. Otras veces el niño está buscando poder en la familia pero de una manera equivocada.

Otro objetivo inconsciente del niño puede ser la búsqueda de la venganza porque se ha sentido maltratado por alguien. Finalmente el niño puede haber decidido que él es víctima y que no importa lo que haga pues siempre va a ser el culpable. El niño ha tirado la toalla y por lo tanto su autoestima está por el suelo. Se porta como alguien que no vale nada y que merece castigo a cada rato.

La lección entonces es que hay que investigar. No hay que quedarse con el mal comportamiento. Hay que mirar más a fondo. Cualquiera que sea la situación de su hijo, le va a servir que también los padres le pongan atención a lo que él hace bien.

Ensaye a reforzar lo bueno o positivo que haga su hijo. Cambie de actitud usted como padre y empiece a buscar las cualidades de su hijo. Seguro que las encontrará.

Los niños responden muy bien a los mensajes de amor y autoridad siempre y cuando estos sean dados con amabilidad y respeto. El castigo físico es un irrespeto claro y la respuesta del niño va a ser igual. La autoridad se puede ejercer sin violencia y con amor. Esto no se puede olvidar nunca . Podemos caer en el castigo a veces, pero, ojalá reflexionemos y veamos que estas otras alternativas son las que fortalecerán a nuestros hijos.

* Sicóloga

Publicación
eltiempo.com
Sección
Educación
Fecha de publicación
3 de febrero de 1997
Autor
ANNIE DE ACEVEDO*

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad