Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL DESEMPLEO EN CALI SUPERA LA CIFRA OFICIAL

Tanto los comerciantes como los industriales caleños consideran que el Gobierno se quedó corto con la tasa de desempleo.

Una investigación adelantada por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) indica que el desempleo en Cali al cierre del primer trimestre del año no sería del 17,4 por ciento como lo señaló el Dane, sino del 20 por ciento.

La Asociación Nacional de Industriales (Andi) respalda también la idea de que la cifra real supera la cifra oficial.

Lo cierto es que las empresas han optado por acabar con los supernumerarios, con la contratación de personal temporal y con los trabajadores del día domingo.

Según el Dane, en Cali y su área metropolitana hay 160.544 desempleados; de acuerdo con la investigación de Fenalco, el número de desocupados llegaría a 200.000.

La crisis laboral ha llevado a que el Centro de Información para el Empleo del Sena atienda un promedio de 100 personas por día.

Son más mujeres que hombres las que solicitan una oportunidad laboral. También son más mujeres que hombres las que por primera vez buscan un trabajo.

Así mismo, pudo observarse que los bachilleres son quienes más se acercan por el Sena.

Entre el 2 de enero y el 15 de abril la entidad reportó 7.200 personas inscritas. El número de vacantes recepcionadas fue de 3.300.

Cifra del desempleo se quedó corta La tasa de desempleo en Cali al cierre del primer trimestre del año superaría el 17,4 por ciento señalado por el Dane para alcanzar un 20 por ciento, de acuerdo con una investigación adelantada por la seccional de Fenalco. En ese caso el número de personas sin empleo no sería de 160.544 sino que llegaría a las 200.000.

En el solo sector comercial de la ciudad la tasa de desempleo en estos primeros tres meses del 97 alcanzó el 22 por ciento; porcentaje que implica unas 60.000 personas desempleadas.

Esto es alarmante, por eso hacemos un llamado al Gobierno nacional para que le de al Valle del Cauca un tratamiento especial, un tratamiento de emergencia. Si no hay medidas rápidas la crisis seguirá señaló la presidenta de la junta directiva del gremio, Rosa Jaluf.

El gremio presiona por una reducción de las tasas de interés a las que culpa por la situación; pide inversión del Gobierno en el departamento para generar empleo y estimular la demanda; además, solicita que en lugar de subir, los impuestos bajen.

En el último año 200 establecimientos comerciales cerraron sus puertas en Cali; este año no se han contabilizado, pero la cifra supera los 10. Dicen en Fenalco que solo quedan los que todavía soportan la crisis.

No se trata de desesperarnos, sino de presentar una situación real para que haya reacción y un entorno favorable por parte del Gobierno para que las empresas salgan adelante precisó Jaluf: Se acabaron los cuartos turnos.

En la Andi tambíen se crée que la cifra del desempleo es superior a la entregada por el Dane. Para el presidente de la junta seccional del gremio, Carlos Arcesio Paz, sea del 17,4 o del 20 por ciento, los resultados no dejan de ser alarmantes.

La etapa recesiva de la economía, la caída de las ventas más los altos inventarios, han llevado a que las companías suspendan los cuartos turnos; en las empresas ya no se contratan supernumerario, ni trabajadores para los domingos, ni mucho menos personal temporal.

La gente cuando se ve obligada tiene que indemnizar; hoy las empresas trabajan a medio ritmo comentó Paz.

Para Paz el problema es coyuntural y estructural porque el estado no está organizado para propiciar el desarrollo y la eficiencia; la infraestructura básica del país es deficiente, hecho que no permite elevar la competividad; además se cuenta con una estructura impositiva muy gravosa.

Y es coyuntural porque la revaluación afectó las exportaciones; al tiempo que beneficiaba las importaciones; pero lo más grave es la inestabilidad en que el gobierno sumió toda la economía.

Los empresarios no tienen ánimos de emprender nuevos proyectos de general nuevas empresas, hay demasiada incertidumbre. Las tasas son muy altas, estan 10 puntos por encima de las que se manejan en el extranjero; para los empresarios colombianos los costos financieros son un 30 por ciento más altos que los del competidor extranjero precisó Paz.

Paralizadas 25 obras Durante el auge de la construcción, el sector alcanzaba a generar a nivel nacional 300.000 empleos directos al año; 60.000 de esas fuentes de trabajo para mano de obra no calificada se generaban en Cali.

Los empleos indirectos nunca se calcularon, si se tiene en cuenta que alrededor de la actividad edificadora se mueve la industria de la madera, la metalmecánica, acabados, cerámica, así como el comercio de materiales para construcción.

Entre 1994 y 1995 las empresas constructoras solían emplear para el desarrollo de sus proyectos una planta de trabajadores compuesta en un 85 por ciento por obreros y en un 15 por ciento por profesionales; hoy el porcentaje de los obreros contratados oscila entre el 77 y 78 por ciento.

Lo cierto es que la crisis del sector incidió de manera directa en la tasa de desempleo que en Cali y su área metropolitana llegó al 17,4 por ciento al cierre del primer trimestre del año.

De acuerdo con una encuesta realizada por el comité de vivienda y trámite de Camacol, con el fin de averiguar el vencimiento o ejecución de las licencias de construcción, pudo establecerse que 25 obras en la ciudad presentan problemas financieros y en estos momentos se encuentran paralizadas. A estas obras ya se les venció sus licencias y no puede solicitarse una prórroga porque ya cambiaron algunas de las normas con las que fueron aprobados esos proyectos; volver a tramitarlas implica unos costos demasiado elevados. Estas 25 obras ofrecían soluciones habitacionales.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
18 de abril de 1997
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�