Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

MOLESTOS RUIDOS EN EL INTERIOS DE SU CABEZA

Tañido. Susurro. Rugido. Ruido de chorro. Chirrido. Latido. Zumbido...

Usted puede disfrutar de estos sonidos en la naturaleza, pero no cuando ellos provienen del interior de su cabeza.

Los ruidos en la cabeza son comunes. El término médico para ellos es tinnitus, derivado de la palabra latina tinnire, que significa sonar (timbre, campaña...).

Tinnitus no es una enfermedad. Es un síntoma que puede ser producido por diversas condiciones médicas.

Aun cuando usted puede encontrar que estos ruidos son molestos, el tinnitus rara vez es un signo de advertencia de algún problema grave.

Pérdida de audición Las dos causas más frecuentes de ruido en la cabeza son la pérdida auditiva relacionada con el envejecimiento, la cual habitualmente comienza alrededor de los 60 años; y el daño a su oído interno generado por una exposición excesiva a ruidos fuertes.

Dentro de su oído interno, miles de células auditivas mantienen una cierta carga eléctrica, como minúsculas baterías vivientes. Pelillos microscópicos forman una orla (fleco) en la superficie de cada célula auditiva.

Cuando están sanos, estos pelillos se mueven en relación con la presión de las ondas sonoras. El movimiento hace que la célula descargue electricidad a través del nervio auditivo. El cerebro interpreta estas señales como sonido.

Si los pelillos están dañados torcidos o rotos se mueven sin orden, en un constante estado de irritación. Incapaces de mantener su carga, las células auditivas dejan escapar impulsos eléctricos al azar, hacia su cerebro, en forma de ruido.

El uso prolongado de algunos medicamentos, incluyendo aspirina, quinina, antibióticos y antinflamatorios, puede también afectar a las células del oído interno y causar tinnitus. Con frecuencia, el ruido desaparece cuando los medicamentos son suspendidos.

Otras condiciones que pueden amplificar el ruido en la cabeza incluyen el tapón de cerumen en su oído, la infección y la perforación del tímpano.

El tinnitus puede también ser el resultado de problemas en la articulación mandibular. Además, la rigidez en los huesos del oído medio (otoesclerosis) y el traumatismo o daño de la cabeza o cuello pueden causar tinnitus.

El ruido puede variar en su tonalidad desde un rugido grave a un chillido agudo y usted puede escucharlo en uno o ambos oídos. En algunos casos, el sonido puede ser tan intenso que interfiere con su capacidad de concentrarse o escuchar adecuadamente.

El tinnitus del oído interno es subjetivo, lo cual significa que solo usted puede oírlo.

Como la mayoría de las personas, usted probablemente ha escuchado sonidos como el de los latidos de su corazón palpitando en su oído cuando usted se acuesta a dormir. Con la edad, los principales vasos sanguíneos cercanos a su oído medio e interno, pierden algo de su elasticidad la capacidad de flexionarse o dilatarse ligeramente con cada latido del corazón. Eso lleva a que la circulación sanguínea a través de ellos se vuelva más enérgica, lo que hace que sea más fácil para su oído el detectar los latidos.

Factores como la presión arterial elevadas, estrés, consumo de alcohol y cafeína pueden volver más notorio este sonido. El cambio de posición de la cabeza habitualmente hace desaparecer el ruido.

Otras formas menos comunes de tinnitus vascular pueden ser ocasionadas por una circulación turbulenta en la arteria carótida o la vena yugular, malformaciones de capilares que conectan arterias y venas, y tumores de cabeza y cuello.

Afortunadamente el tinnitus no empeora con la edad. De hecho, la mayoría de la gente que siente ruidos encuentra que sus síntomas mejoran con el tiempo. El aumento de la tolerancia y el tener conciencia de los irritantes, pueden ser los responsables.

Mayo Clinic Healt Letter Aprenda a vivir con él Con frecuencia el ruido en la cabeza resultante de un trastorno vascular puede ser corregido mediante la reparación del problema subyacente. Pero, generalmente, no hay curación para el tinnitus relacionado con trastornos del oído interno. El tratamiento consiste en reducir la severidad del ruido y aumentar su tolerancia hacia él siguiendo estas indicaciones: Evite irritantes. Los ruidos fuertes pueden además irritar los pelillos en su oído interno. Evítelos o use tapones para los oídos. La nicotina y la cafeína contraen sus vasos sanguíneos, aumentando la fuerza del flujo sanguíneo a través de sus venas y arterias. Esto puede empeorar su tinnitus. El alcohol aumenta la fuerza de la circulación sanguínea, acelerándola. Evite además aspirina y agua tónica (quinina).

- Enmascare el ruido. Este es habitualmente más molesto cuando el entorno es silencioso. Un ruido que compite con los suyos y es más relajante como es el tic-tac de un reloj, música suave o estática radial, pueden enmascarar el ruido.

Dispositivos especiales tipo audífonos, llamados enmascaradores, pueden disfrazar su tinnitus con un sonido que es más aceptable y más fácil de ignorar. Sin embargo, parecen ayudar solo a algunas personas.

- Use audífonos Si un ruido de la cabeza se acompaña de pérdida auditiva, puede ayudar un audífono. No lo libran a usted del ruido, pero si su audición mejora, el ruido puede volverse menos evidente.

- Maneje el estrés ya que puede empeorar su ruido. Hacer terapia de relajación o ejercicio, puede disminuir la severidad del ruido.

- No se automedique. Ninguna droga ha sido aprobada por la Oficina de Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos para el tratamiento del tinnitus. Sin embargo, con frecuencia se recetan medicamentos para la depresión, la que comúnmente se asocia con ruidos en la cabeza más severos.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Salud
Fecha de publicación
20 de abril de 1997
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad