Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

COSTO DE VIDA AUMENTÓ 22,6

El año pasado, los precios de los bienes y servicios que consumen las familias colombianas tuvieron un aumento del 22,6 por ciento. Aunque este es el nivel más bajo de los últimos siete años, no se logró cumplir la meta oficial que era terminar 1993 con una inflación de 22 por ciento.

Esto se debió, en parte, a que ciertos bienes y servicios, como la gasolina, los servicios públicos y arriendos, que pesan mucho en la canasta familiar, presentaron incrementos superiores al 30 por ciento durante el año pasado.

En cambio, los alimentos contribyeron notoriamente a la disminución de la inflación. Al fin y al cabo sólo aumentaron 14,5 por ciento en todo el año.

Sin embargo, en los últimos dos meses, los precios de productos como la carne, los lácteos y las frutas presentaron alzas significativas que se explican por la mayor demanda de la temporada navideña.

La disminución de la inflación hizo posible una mejoría en la capacidad de compra de los asalariados, pues sus ingresos aumentaron por encima del costo de vida.

De acuerdo con estudios consultados por EL TIEMPO, el año pasado la mayoría de las empresas aplicaron reajustes salariales superiores al 25 por ciento. Ello significó una ganancia real frente a la inflación.

En 1993 el costo de vida aumentó 22,6 por ciento El año pasado, los precios de los bienes y servicios básicos que conforman la canasta familiar de los colombianos aumentaron 22,6 por ciento.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en diciembre el costo de vida creció 1,13 por ciento, superior al que se registró en el mismo mes del año pasado.

Aunque no se logró la meta de inflación del 22 por ciento que las autoridades económicas habían fijado para este año, la variación de precios fue menor en 2,53 puntos a la que se registró en 1992 de 25,13 por ciento. Además, se trata de la inflación más baja de los últimos siete años.

De esta manera, el poder adquisitivo de los trabajadores colombianos registró una recuparación durante el presente año, ya que la mayoría de los salarios crecieron por encima del 25 por ciento mientras que los precios de los bienes y servicios básicos que consume una familia sólo crecieron 22,6.

Los empleados que devengan el salario mínimo, por ejemplo, recibieron un reajuste del 26 por ciento en diciembre de 1992. Ello significa que la capacidad de compra del ingreso básico ganó 2,7 puntos.

De acuerdo con investigaciones de salarios realizadas por la Asociación Colombiana de Relaciones Industriales y Personal (Acrip), en todos los sectores económicos se pactaron aumentos superiores al 25 por ciento y en muchos casos los incrementos estuvieron cercanos al 29 por ciento.

Alimentos en baja Durante todo el año los precios de los alimentos aumentaron a ritmos muy bajos lo que, en gran medida, permitió el control de la inflación.

De hecho, hasta septiembre era perfectamente factible aspirar a que el costo de vida fuera incluso inferior al 22 por ciento si la tendencia general se mantenía.

Sin embargo, en noviembre y diciembre los precios de los alimentos se dispararon. El mes pasado crecieron 1,18 por ciento, y este aumento aportó el 33 por ciento de la inflación de los 30 días.

Qué pasó con los productos comestibles? Como es tradicional, la llegada de la temporada de Navidad generó una demanda adicional de carnes, lácteos, frutas y comidas fuera del hogar.

Según fuentes del sector agropecuario consultadas por EL TIEMPO, la oferta no fue adecuada a las necesidades de los consumidores en los últimos meses del año y por ello se produjo un aumento inesperado en los precios de los productos alimenticios.

Las comidas fuera del hogar, que son más frecuentes en la temporada decembrina, aumentaron de precio en 2,36 por ciento; los derivados de la leche subieron en 1,8; la carne en 1,0, y las frutas en 0,8.

No obstante, los alimentos sólo presionaron el aumento de precios al final de 1993. En todo el año, el reajuste en el valor de venta de estos productos fue decisivo en el control del costo de vida, ya que casi la tercera parte de los productos que conforman la canasta son alimentos.

El año pasado, este rubro sólo creció 14,50 por ciento, la mitad de la variación que registró en 1992.

Alzas en vivienda En cambio, los productos y servicios relacionados con la vivienda impidieron que el costo de vida fuera aún menor, en especial los que están bajo el control oficial.

El aumento de estos bienes fue de 29,5 por ciento el año pasado, lo cual influyó notoriamente en el resultado final, ya que tienen un peso elevado en la canasta básica: cerca del 32 por ciento de los ingresos de una familia debe destinarse al pago de vivienda y servicios relacionados.

De acuerdo con el DANE, el crecimiento de los precios de este sector fue de 1,37 por ciento, y ello aportó el 40 por ciento de la variación total del costo de vida en el último mes del año.

En este grupo se destaca el comportamiento de los combustibles y servicios públicos que aumentaron en diciembre pasado 2,0 por ciento y en todo el año registraron una variación del 35,59 por ciento. Otros renglones como arrendamientos, artículos de limpieza, servicio doméstico aumentaron de precio entre el 24 y 30 por ciento.

Es claro que la incidencia del sector vivienda en el costo de vida acumulado fue definitiva: de los 22,6 puntos de inflación registrada el año pasado, 9,39 fueron aportados por vivienda.

Ello explica además la alta incidencia que tiene el mismo Gobierno en el manejo de precios de la economía ya que controla directamente las tarifas de combustibles y servicios públicos, dos renglones que tienen un peso significativo en la canasta.

Por ello, para este año, cuando se tiene una meta de costo de vida del 19 por ciento, el Gobierno decidió aplicar un aumento coherente con ese objetivo en el valor de los combustibles y en el salario mínimo que devengan cerca de cuatro millones de trabajadores en Colombia.

Sin embargo, existe el temor de que las ciudades acudan a las sobretasas sobre los combustibles para financiar obras de infraestructura de transporte. De esta forma el aumento de los combustibles sería finalmente muy superior al 19 por ciento autorizado.

Mejoró el poder adquisitivo de los asalariados Aunque muchos trabajadores no lo sientan directamente en sus bolsillos, el año pasado se presentó una recuperación en su capacidad de compra. Esto se debe a que los salarios tuvieron un reajuste superior al que se presentó en el costo de vida.

Mientras que en 1993 los sueldos registraron incrementos superiores al 25 por ciento, los precios de los bienes y servicios básicos que consume una familia promedio en Colombia sólo aumentaron 22,6 por ciento.

Asi lo demuestra una investigación realizada por la Asociación Colombiana de Relaciones Industriales y de Personal (Acrip). El año pasado el salario promedio de empleados de niveles medio y bajo tuvo un aumento cercano al 29 por ciento. De esta manera la ganancia real de los asalariados fue del 5,2 por ciento aproximadamente.

No obstante, entre 1990 y 1991 los trabajadores sufrieron una pérdida considerable, ya que la inflación llegó a superar el 32 por ciento, mientras los salarios difícilmente aumentaron 25 por ciento.

En otras palabras, con la disminución del costo de vida de los los últimos dos años apenas se ha recuperado la capacidad de compra que se perdió en el pasado.

El estudio de Acrip evaluó los ajustes salariales pactados en 297 empresas de todo el país que emplean a 216.000 trabajadores en 16 sectores manufactureros y de servicios.

En las empresas de servicios públicos se produjeron los incrementos salariales más elevados. Según la investigación, se pactaron aumentos superiores al 30 por ciento. En el sector hotelero, en cambio, los sueldos no tuvieron variaciones superiores al 25 por ciento.

Cuáles son las perspectivas de este año? Una variación de precios del 22,6 por ciento en el costo de vida del 93 hace pensar que este año los salarios no crecerán por encima del 23 o 24 por ciento; ello permitiría una ganancia adicional para los trabajadores si la inflación se logra disminuir al 19 por ciento. Recuadros Mac

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
3 de enero de 1994
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad