Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LA GUERRILLA MANTIENE EL RETÉN EN URABÁ

Recostados contra las paredes de tabla de un rancho ubicado en el borde izquierdo de la carretera Dabeiba-Mutatá, en la vía Medellín-Urabá, tres guerrilleros de las Farc se entretienen mirando dos aviones del Ejército que aparecen y desaparecen entre las nubes, mientras lanzan ráfagas sobre los cerros.

Sus armas, tres revólveres largos, descansan dentro de sus botas pantaneras. Ahí las acomodaron después de detener el vehículo donde viajaban los periodistas de EL TIEMPO para advertir que el paso por la vía sólo está permitido a buses de pasajeros.

De vez en cuando se escucha el ruido seco de una explosión, y los dos subversivos más jóvenes fijan sus miradas sobre el tercero, quien constantemente recibe y envía mensajes por un radio de comunicaciones.

Ya requisamos el carro, todo está bien por aquí , transmite el guerrillero. Se refiere al vehículo de los periodistas.

Sin signos de perturbación, el menor de los tres subversivos, un muchacho de 14 años, comenta que el Ejército lanza las bombas donde ve humo. En las casas de los campesinos . A nosotros no nos están haciendo nada , replica el que sostiene el radio.

Esto ocurre a 20 minutos de la salida de Dabeiba, en el sitio conocido como La Llorona, donde unos 35 camiones permanecen a lado y lado de la carretera esperando una señal de los guerrilleros de las Farc para cruzar con sus cargas hacia Urabá.

El jueves, a las 4:30 de la tarde, nos metimos y nos hicieron devolver , dijo uno de los camioneros. Hasta nueva orden, no podemos pasar, porque nos queman los camiones .

Los otros intervienen desordenadamente para protestar porque han tenido que botar cargas de legumbres que se dañaron, y porque están estancados desde el domingo .

Al contar los camiones parqueados dentro y fuera de Dabeiba, los conductores calculan que permanecen paralizados unos 70.

Aquí vino el Ejército y les dijimos que se fueran en tres camiones, y que nosotros los seguíamos, pero nos respondieron que nos metiéramos solos , dice otro conductor.

A lo largo de toda la vía Dabeiba-Mutatá hay presencia de subversivos, según testimonios de algunas personas. A la salida de Mutatá se repite la imagen de camiones estancados y conductores de brazos cruzados.

El argumento de los subversivos para bloquear el paso de los vehículos de carga es que con eso no están perjudicando a la población civil. Ayer, su intención era impedir nuevamente y de manera indefinida el paso de automotores desde las 6 de la tarde.

Sin embargo, hacia el mediodía, los insurgentes apostados en la vía escucharon por sus radios que las primeras tropas contraguerrilla del Ejército llegaban a la montaña. Predijeron que habría combates. Los guerrilleros decían que derribaron tres helicópteros militares, pero no se refirieron al número de muertos de lado y lado porque sólo los podemos contar cuando todo pase .

Hablan las autoridades Mientras esta realidad era vivida en ese tramo de la carretera Dabeiba-Mutatá, después de que el pasado domingo las Farc comenzaran el bloqueo en esa transitada vía, única puerta de entrada a la zona bananera por tierra desde Medellín, el gobernador de Antioquia, Alvaro Uribe Vélez, insistía en que el tránsito vehicular era normal en las dos direcciones.

Hay un operativo envolvente de la fuerza pública bien planeado , explicó. La fuerza pública no se dejó desesperar por algunas voces querían que cometiera la imprudencia de entrar por tierra a ese cañón para que la guerrilla los masacrara: han llegado por aire y están apoyados por la IV Brigada en Dabeiba , dijo.

Los generales Iván Ramírez Quintero, comandante de la I División del Ejército, y Rito Alejo del Río, de la IV Brigada, dirigen personalmente las operaciones de tres batallones.

Versiones extraoficiales hablan de la muerte de un soldado por pisar una mina de la guerrilla, y de por lo menos 20 subversivos. Igualmente, se informó del rescate de cuatro cadáveres de personas que habrían sido arrojadas al río Sucio luego de que ser fusiladas por la guerrilla cuando pretendían cruzar el retén impuesto por los guerrilleros en La Llorana.

Los cuerpos que fueron arrojados a las torrentosas aguas, junto con un camión de Uniban, corresponderían a los de Francisco Castrillón, 50 años de edad, conductor de la comercializadora de banano, y Argiro Guerra García, 25, y Joaquín Mario Chaverra, 20. El otro cadáver aún permanece sin identificar.

Antioquia, alerta Medellín El gobernador de Antioquia, Alvaro Uribe Vélez, declaró en estado de alerta al Ejército, a la Policía, a las autoridades civiles y a las 48 asociaciones de vigilancia privada o Convivir para hacer frente a la tentativa de la guerrilla por paralizar el departamento.

Los grupos guerrilleros que operan en Antioquia desataron una oleada de terror que cobró la vida de un policía, el incendio de la oficina de Pedagogía de la Tolerancia en la Universidad de Antioquia y la quema de 5 vehículos.

En un primer hecho, en Zaragoza, nordeste, guerrilleros asesinaron al patrullero Alvaro Blanquicet Cortina. El policía fue abaleado cuando salía con su esposa de un establecimiento donde estuvo haciendo compras. Los disparos hirieron a cinco transeúntes.

También, en la mañana, encapuchados accionaron un explosivo de regular poder que destruyó la oficina del programa de Pedagogía de la Tolerancia, que lidera el gobernador, y que funciona en la Universidad de Antioquia. Hace tres meses fue quemada la misma dependencia.

En la autopista Medellín-Bogotá, en Guarne, fue quemada una tractomula de la cementera Rioclaro, que durante horas interrumpió el tránsito por la vía. Allí mismo, tropas de la IV Brigada abatieron a tres presuntos subversivos que habrían participado en el hostigamiento al Comando de Policía en Guarne.

Sobre la carretera de Medellín al nordeste, en San Antonio de Prado, sur del Valle de Aburrá, fueron quemados cuatro carros de las Empresas Públicas de Medellín, fue dinamitada una torre de energía y saboteado el transporte urbano.

Entre tanto, en Medellín fue volada la Caja Social de Ahorros, con pérdidas estimadas en 45 millones de pesos, igualmente por intimidación de las Milicias Populares, 12 empresas de transporte urbano, de las 138 de Medellín, no prestaron servicio.

Barranca, cerrada e inmovilizada Barrancabermeja Esta ciudad quedó aislada del resto del país por vía terrestre y fluvial, por un paro armado ordenado por la guerrilla en todo el Magdalena medio. El comercio cerró.

A tres cuadras de las estación central de la Policía, guerrilleros volaron un templo mormón que iba a ser inaugurado en breve, y quemaron dos buses en hechos aislados en distintos sectores del puerto petrolero.

Un vehículo quemado pertenecía a Copetrán; tenía el número interno 2228. Esto ocurrió a las 11:30 de la noche del jueves, en Campo 23, sobre la Vía Panamericana, cuando viajaba a Medellín con el cupo completo. Los pasajeros y el conductor resultaron ilesos. El otro bus, XWA-016, con trabajadores de Ecopetrol, fue quemado en el nororiente de Barrancabermeja. Antes de su retirada, los guerrilleros pintaron letreros del Eln en las casas.

También, quemaron una tractomula de TCC, y atravesaron otra en la vía, en Campo 32.

Simultáneamente, las empresas de transporte de pasajeros de la ciudad recibieron amenazas telefónicas del Eln, en las cuales se declaró como objetivo militar todo vehículo que circule por las vías locales.

El Ejército dijo de un retén guerrillero en Peroles, sobre la Vía Panamericana, hacia donde fueron enviadas tropas para despejar la vía.

En El Centro, en un enfrentamiento entre tropas del batallón 45 Héroes de Majagual y guerrilleros del Eln, dos soldados resultaron heridos.

Entre tanto, ayer Puerto Wilches (Santander) estaba paralizado como protesta por el asesinato a tiros del director del hospital, Germán Edmundo Arias, ocurrido la noche del jueves, al parecer por la guerrilla de las Farc.

Unas 3.500 personas marcharon por las calles reclamando paz y tranquilidad, alteradas en las dos últimas semanas. El alcalde, Urías Valenzuela, y parte de su gabinete estaban escondidos, para prevenir eventuales atentados contra sus vidas.

La Policía dijo que por el crimen de Arias está retenido Jorge Chica Sampayo, quien al parecer, antes del atentado dialogó con los asesinos, de los cuales no hay mayores pistas.

Tolima: buses quemados Ibagué Tres busetas y dos buses incinerados dejó la acción terrorista de la guerrilla en Ibagué, Lérida y Líbano.

Los primeros ataques fueron aquí. En forma simultánea, subversivos del Frente Bolcheviques del ELN quemaron tres busetas en los barrios Topacio y Las Delicias, y en el centro de la ciudad.

Dos vehículos, WTG 889 y WTI 0089, pertenecían a Cotrautol. El otro, número 139 y placas WT 4239, estaba afiliada a Cotoltrán.

Según las autoridades, los guerrilleros usaron bombas caseras de amoníaco, alcohol y cianuro, que dejaron en la parte trasera de los buses.

Además, informes oficiales dijeron que en el condominio El Vergel, zona norte de Ibagué, fue destruida una caseta telefónica, con una carga explosiva de bajo poder.

El comando de la VI Brigada dijo que el mismo frente del Eln atacó dos buses en el norte del Tolima. El primero, en La Sierra, municipio de Lérida, y el segundo en Líbano.

Luego de los atentados, los subversivos se comunicaron con medios de comunicación de Ibagué y se atribuyeron los atentados, los cuales, según ellos, fueron cometidos por no estar de acuerdo con las políticas gubernamentales.

Según el coronel del Ejército Luis Hernando Barbosa, los subversivos están obligando a campesinos de varias zonas a movilizarse en marchas, o de lo contrario deberán pagar dos millones de pesos.

El miedo les pudo a los colegios Popayán y Cali Los colegios de Corinto y Miranda (Cauca) y planteles de las afueras de Cali estuvieron vacíos, debido al miedo. Los rectores suspendieron las actividades para 11.000 alumnos, ante rumores de supuestos planes de la guerrilla de atacar esas localidades.

El teniente Camilo Torres Pineda, comandante de Policía de Corinto, norte del Cauca, dijo que desde el jueves se suspendieron las clases en el pueblo, que tiene unos 4.500 estudiantes de primaria y secundaria.

También ayer fueron suspendidas las actividades académicas en Miranda, pueblo vecino, debido a las especulaciones sobre una eventual incursión de las Farc. Por este motivo unos 5.814 estudiantes fueron enviados a sus casas, dijo la Alcaldía.

Así mismo, el colegio Mater Dei, de Piendamó, en el centro del Cauca, dijo que las 700 alumnas fueron regresadas a sus casas. Allí, el alcalde Alberto Daza, decretó el toque de queda y ley seca. El funcionario dijo tomó esta determinación presionado por el temor de un ataque de las Farc y para proteger la integridad de los 11.000 habitantes.

El ambiente de zozobra se extendió a los planteles educativos de las afueras del sur de Cali, en donde las amenazas telefónicas motivaron la suspensión de las clases hacia las 11:00 de la mañana en el Colegio Colombo-Británico, en donde estudian unos 1.000 alumnos.

De igual forma, se suspendieron las clases en el Liceo Los Alpes. Entre tanto, algunos padres de familia recogieron a sus hijas antes de que culminara la jornada escolar en el colegio Sagrado Corazón del Valle del Lili, donde estudian unas 1.000 niñas, dijo Maruja Cardona, cordinadora académica. Cardona dijo no haber recibido amenazas telefónicas, y estar a la espera de recomendación oficial por parte de las autoridades, ante el incremento de los rumores.

Por su parte, Julio César Martínez, secretario de Gobierno de Cali, dijo que respeta las decisiones de los rectores de los planteles educativos que suspendieron sus actividades. Así mismo, la Policía Militar de Cali instaló retenes en la vía al corregimiento Pance, en donde funcionan 3 universidades y 10 colegios, para garantizar la seguridad en la zona.

Los mató su bomba Bucaramanga Cinco personas murieron en Norte de Santander, entre ellas cuatro presuntos guerrilleros.

Informes oficiales dijeron que en Cúcuta, cuatro miembros del Eln murieron y dos más quedaron heridos, cuando les estalló en las manos una bomba de alto poder. El hecho ocurrió a las 11:30 de la noche del jueves, en una vivienda de Nueva Colombia, sector de la ciudadela Juan Atalaya.

Los muertos son Luis Ernesto Valencia, Manuel Castrillón Santos y Luis Hernando Carrascal Lizcano; el otro aún no ha sido identificado. Los heridos son Hermes Arley Castro y Alirio León Peñaranda, supuestos propietarios de la casa. Allí fueron incautados cuatro fusiles Galil, cien cartuchos 9 milímetros y equipo de comunicaciones.

Así mismo, a la 1:00 de la mañana la guerrilla hizo explotar dos bombas en la terminal de transporte de esta localidad, causando la muerte de una persona y semidestruyendo las sedes de la Corporacion Colpatria y el Banco de Bogotá que funcionan en este centro. De igual menera, la Policía desactivo dos bombas de 7 kilos de dinamita cada una, colocadas en El Cañón, a pocos kilómetros de Cúcuta.

En Floridablanca, Area Metropolitana de Bucaramanga, el Frente Diego Cristóbal Uribe del Eln detonó dos bombas panfletarias, a dos metros de la estación de Policía del barrio el Reposo. No hubo lesionados.

Entretanto, en la mañana, en Portachuelo, jurisdicción de Rionegro (Santander), tropas del Batallón Los Guanes de la V Brigada sostenían combates con guerrilleros del Frente Claudia Isabel Escobar del Eln. Se reportó la muerte de un subversivo.

Mano dura o negociación? Para el politólogo Rodrigo Losada esta escalada terrorista de la guerrilla demuestra una gran capacidad de organización y una cantidad extraordinaria de información sobre los puntos vulnerables del país .

Dijo que la guerrilla tiene suficiente personal entrenado y capacitado para enfrentar una verdadera guerra contra la sociedad colombiana , que contrasta con la debilidad de las Fuerzas Militares.

A su juicio, se requiere urgentemente de una gran convocatoria nacional para que toda la comunidad se una contra la violencia.

Sin embargo, dijo que el único que puede hacer esto es el Presidente de la República, pero que en estos momentos Ernesto Samper Pizano no tiene ni la fuerza, ni la credibilidad suficientes para emprender esa tarea.

Instó a la sociedad civil para que rodee al Ejército y colabore con las instituciones. Mano dura se necesita, pero no es suficiente , dijo.

La legislación colombiana es muy benévola y está hecha para un país como Francia y no como para Colombia que enfrenta una histórica guerra de guerrillas, indicó.

La salida es la negociación Para Antonio Navarro Wolff, alcalde de Pasto, la guerrilla colombiana se ha venido fortaleciendo durante los últimos 5 años, mientras que en el país se generalizó la idea de que ya no tenía fuerza política ni poder militar.

Desde el bombardeo a Casa Verde, el Gobierno aumentó el pie de fuerza, instaló más brigadas, triplicó el presupuesto de las Fuerzas Armadas, e inició vigilancia de los puntos vulnerables; con el fin de evitar la iniciativa de la guerrilla, pero mientras, ella se iba fortaleciendo , indicó.

Sin embargo, para el ex guerrillero, hoy el Estado no tiene ningún control de los puntos más vulnerables del país, y los grupos subversivos han acumulado fuerza, entrenamiento, dinero, y control político y territorial.

En estos momentos la guerrilla ejerce el poder no solo en las regiones cocaleras, donde ella es la autoridad; sino en las zonas cafeteras y en las que actualmente están viviendo las secuelas de la apertura económica, es decir en la mayoría del territorio rural del país , señaló Navarro.

La riqueza, producto de los secuestros y los cultivos ilícitos; así como el poder local que han acumulado durante los últimos años, en síntesis, son para Navarro las principales causas del fortalecimiento de la subversión en el país. La única salida a este conflicto, según él, es la negociación.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
21 de septiembre de 1996
Autor
MARISOL GOMEZ GIRALDO

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: