Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LA INDUSTRIA PRIMITIVA HOY ES UNA GRAN CIENCIA

Desde hace 30.000 años, la pintura ha sido no solo decorativa sino también durable. El betún, por sus propiedades protectoras, fue apreciado en primitivas civilizaciones de la Mesopotamia. Por tener en su estado natural la doble condición de sustancia pigmentaria y adherida, se utilizó para impermeabilizar embarcaciones hechas de juncos tejidos.

Luego, las fábricas de barniz, junto con los productores de pigmentos, los refinadores de aceite y los destiladores de trementina, suministraban los materiales de un comercio cada vez mayor.

El coche fue la culminación del arte de decorar. Pero tan pronto como el arte de pintar coches llegó a la cumbre del refinamiento, los dictados de la moda fueron sobrepasados por las más urgentes demandas de la Revolución Industrial.

En el siglo XIX se comenzó a pintar no solo con el propósito de la decoración sino, también, de protección en una escala sin precedentes. Pues había que pintar al por mayor y con el menor costo.

Los fabricantes experimentaron nuevos procedimientos basados en plomo y cinc para combatir el óxido y el orín. Pero al avanzar el siglo se vieron claramente las limitaciones de la pintura: su funcionamiento no servía para la dureza del nuevo ambiente, originado por el auge de la industria.

A esto respondió, y respende, Sherwin Williams Co.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
5 de septiembre de 1990
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�