Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

PARA ADORNAR LAS PAREDES, SE CONSOLIDA EL GRANIPLAST

Hace aproximadamente 20 años, unos constructores del interior del país inventaron un material muy durable y resistente que se aplica en las paredes a manera de pañete y que se conoce como graniplast.

Este material no permite que el agua se filtre en las paredes de una fachada. Es utilizada en edificios sobre todo en la parte exterior, siendo su uso muy escaso para los interiores.

Se llama graniplast porque está conformado por granos de mármol triturado y porque conforma una masa plástica. Sus componentes son: La marmolina: que sirve como masa o volumen; el acronal, que opera como goma; el granito, que permite darle su rayado característico. El atecol, que le confiere su grado de espesura; y el amoníaco, que le imprime durabilidad y resistencia al material.

Lo componen, además, el silicato de Sodio, que sirve para disolver los polvos minerales y para que el material no se convierta en pelotitas.

Viene, además, con el color que se desee, y se le puede reforzar o cambiar al gusto y cada vez que se quiera con la simple acción de una brocha.

Incluso, si se quiere, podría dejarse de pintar hasta por diez años, y sólo se tendría que limpiar con agua y jabón para que recupere su vistosidad.

Para definir los colores se usan polvos minerales, y entre las tonalidades más frecuentes están el amarillo, rojo, zapote, azul, curuba y blanco.

El Dióxido de titanio, otro de los componentes del graniplast, sirve para darle más vida al color y para que la pared no termine destiñendo. Es una especie de concentrado blanco.

De el graniplast se derivan el marmolplast y el estuplast.

El marmolplast está conformado por granitos de colores, y éste, a diferencia del graniplast, si tiene una marcada utilización para los interiores. Sus componentes principales son el granito de mármol triturado, resina, el atecol y el amoníaco.

Su uso se ha venido popularizando a consecuencia de su indiscutible belleza en el estuco, y a muchos les parece increíble que se produzca, incluso, a base de desperdicio de mármol o de piezas quebradas imposibles de reparar.

Su ventaja es que es muy consistente, y puede quedarse allí aplicado para toda la vida sin que llegue a resquebrajarse. Además, no necesita pintura. Eso sí, debe tenerse con él mucho cuidado porque un rayón no admite arreglo, teniendo que ser destruido para aplicar uno nuevo. Y, cuidado: no se le ocurra pintarlo, porque le salen vetas.

Por su parte el estuplast que, al igual que el graniplast, se usa más bien en exteriores y muy poco en interiores. Su capa, sin embargo, es más gruesa que la de éste, sirviendo, además, como impermeabilizante. Está compuesto por marmolina, acronal, atecol, amoníaco, silicato de sodio, dióxido de titanio, concentrados y polvos minerales.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
10 de junio de 1995
Autor
RAFAEL PELUFFO

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad