EL PACÍFICO SE ESTÁ AGRIETANDO

EL PACÍFICO SE ESTÁ AGRIETANDO

El atolón de Mururoa, en medio de el Pacífico sur, donde Francia ya ha llevado a cabo cuatro pruebas nucleares, tiene una gran grieta en su estructura volcánica que a su vez ha dejado escapar la radioactividad emanada de los últimos ensayos nucleares.

28 de diciembre 1995 , 12:00 a.m.

Las 230.000 toneladas de trinitrotolueno que estallaron desde septiembre están dejando escapar la radioactividad que se ha almacenado durante las explosiones atómicas y que desde ya amenaza con propagarse a gran velocidad por las profundidades del Océano Pacífico gracias a los flujos de corrientes submarinas.

Según informes de un grupo de biólogos y ecologistas de Greenpeace, que han permanecido en el atolón de Mururoa desde el 6 de septiembre, día de la primera explosión atómica, el nivel de contaminación y radiación que presenta el mar supera todos los índices aceptados por la Organización Mundial de Energía Atómica, con sede en Ginebra.

Después de burlar la vigilancia de la Armada francesa y la zona de exclusión impuesta a 20 kilómetros alrededor del atolón, los expertos realizaron espectaculares pruebas y grabaciones submarinas que simplemente confirmaron la hipótesis de gran parte de la comunidad científica internacional.

Según un mapa que será revelado en los próximos días a la opinión pública mundial, el grupo ambientalista mostrará las grietas que se extienden a lo largo de varios kilómetros y que confirman un movimiento de ruptura en la capa volcánica del atolón.

El mapa descubrirá las grietas longitudinales (de 4,5 a 8,5 kilómetros de largo) y laterales, las cuales se encontraban demasiado cerca de los pozos subterráneos cavados para realizar las explosiones.

Inmediatamente la comunidad internacional y los líderes mundiales expresaron su rechazo al gobierno francés por la catástrofe ambiental, mientras, el pánico de las consecuencias ecológicas empieza a sentirse como cuando el siniestro de Chernobyl.

Las pocas declaraciones que se conocen del presidente Jacques Chirac, por intermedio de su primer ministro Alain Juppé, es que se encuentra sumamente apenado y consternado por la tragedia ecológica.

Según opiniones de expertos de Institutos como el Smithsonian, el Humbolt y la Academia Ecológica del Pacífico, consultados por EL TROMPO, las corrientes submarinas traerán a las costas de todos los países de la cuenca del Pacífico los desechos radioactivos de los miles de átomos de plutonio que fueron utilizados para los ensayos franceses.

Las primeras consecuencias de esta catástrofe nuclear que afecta a todo el planeta se verán en la contaminación y destrucción de centenares de especies de la flora y fauna del Pacífico.

El presidente Bill Clinton y los líderes de la comunidad internacional pidieron que Francia sea expulsada de las Naciones Unidas y del resto de organismos internacionales por su irresponsabilidad.

A los habitantes de la cuenca del Pacífico en todo el mundo, les recordamos que hoy es 28 de diciembre, Día de los Inocentes...

UN GRAN CHAMPIÑON nuclear tiene metido en la cabeza el presidente Jacques Chirac.

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.