Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CAYÓ PACHO HERRERA

En una banca de una iglesia de pueblo ayer culminaron 16 meses de intensa persecución del cuarto hombre del cartel de Cali, Hélmer Pacho Herrera.

A las 2 en punto de la tarde, el director de la Policía, general Rosso José Serrano, entró a la iglesia Cristo Obrero de Yumbo (Valle), y tras recibir la bendición del párroco, tomó del brazo a un hombre de traje azul y finos modales que decía ser Pacho Herrera, pero que en nada se parecía al que conocían las autoridades y el país.

Las huellas decadactilares permitieron establecer que efectivamente se trataba del último de los siete capos del cartel de Cali prófugo de la justicia. A las 5:55 de la tarde fue trasladado al pabellón de máxima seguridad de la cárcel de Palmira.

Estuve en el negocio del narcotráfico, pero hoy en día soy un hombre paz. Creo en la justicia y por eso me someto a ella , le dijo Herrera a EL TIEMPO. Para el general Serrano la entrega de Herrera fue el epílogo del cartel de Cali .

El sometimiento de Herrera a la justicia comenzó hace varios meses cuando los abogados del señalado narcotraficante hicieron los primeros contactos con funcionarios de la Fiscalía.

Luego les enviaron varias comunicaciones a los generales Serrano Luis Enrique Montenegro Rinco, director y subdirector de la Policía, respectivamente, en las que manifestaba su deseo de someterse a la justicia.

La última comunicación llegó a comienzos de esta semana a la Dirección General de la Policía. De inmediato, Serrano se puso en contacto con la Fiscalía y, tras una conversación con los abogados de Herrera, se escogió el domingo primero de septiembre como el día de la entrega. EL TIEMPO estuvo en todo el plan de entrega.

Ayer, el presidente Ernesto Samper dijo que con la entrega de Herrera se termina el cartel de Cali . (Ver recuadro).

Cuenta regresiva Ayer, a las 11:35 de la mañana despegó del aeropuerto de la Policía en Bogotá rumbo a Cali el avión Super King-300 PNC-208. Los generales Serrano y Montenegro estaban convencidos de que la entrega de Herrera era un hecho.

A las 12:25 de la tarde los dos oficiales arribaron al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón de Cali. Dos hombres de inteligencia les trasmitieron las últimas novedades sobre la entrega. Todo va bien, mi general , dijo un oficial.

Luego, el general Montenegro se trasladó en un helicóptero al Bloque de Búsqueda. Allí escuchó una conversación recién rastreada. Un niño le decía llorando a otro encienda una velita y esté pendiente de las noticias... .

Posteriormente almorzó con un plato de lechona y una Coca-Cola y comenzó a impartir las órdenes necesarias para esperar en la cancha de fútbol del Bloque de Búsqueda a Herrera.

Entretanto, el general Serrano viajó en otro helicóptero a Yumbo. La aeronave aterrizó a la 1:55 en la cancha de fútbol, en los alrededores de la iglesia de Cristo Obrero.

El ejecutivo Tras saludar a más de un centenar de niños, Serrano ingresó a la iglesia en donde estaban sentados, en una banca, un hombre que se hacía llamar Pacho Herrera, un sacerdote y los abogados Gustavo Salazar y Vladimir Mosquera.

No hay certeza de que se tratara de Herrera , pensó Serrano. El hombre vestía traje de paño azul oscuro, camisa blanca, corbata de varios colores y zapatos negros. Sus manos y sus uñas lucían impecables. Parecía un ejecutivo , comentó un oficial.

Sin pérdida de tiempo, el general estrechó la mano del sometido, recibió la bendición sacerdotal y de inmediato se trasladó con el señalado narcotraficante a la cancha de fútbol y de allí viajaron en el helicóptero al Bloque de Búsqueda, en las afueras de Cali.

A las 2:30 Herrera bajó del helicóptero y dos minutos más tarde ingresó al salón principal del Bloque de Búsqueda.

Saludó a los oficiales expertos en dactiloscopia y se sometió a la prueba de identificación. Lo que ustedes dispongan , dijo Herrera en tono pausado y se sentó.

Ocho minutos más tarde, los oficiales ratificaron la identidad de Herrera. Sí es él mi general , dijo uno de ellos. Claro que soy Pacho Herrera , dijo el jefe del cartel.

Luego aceptó hablar durante unos minutos con el enviado especial de EL TIEMPO. (Ver entrevista). Eran las 3:15 de la tarde. Posteriormente se reunió con el general Serrano y reconoció que la presión de la Policía lo había obligado a someterse a la justicia.

A las 5:55, en medio de las más fuertes medidas de seguridad, fue trasladado al pabellón de máxima seguridad de la cárcel de Palmira.

Samper advierte a narcos El presidente Ernesto Samper celebró ayer la entrega de Pacho Herrera con la cual, dijo, se termina el cartel de Cali.

Esta era la última persona que faltaba del cartel de Cali por ser sometida a la ley y así se ha conseguido, con la colaboración activa de la Fiscalía General y de la Policía .

Samper dijo desconocer que la entrega de Herrera hubiera sido avalada por el Gobierno de Estados Unidos, como lo sostuvo el capo minutos después de someterse a la justicia, y reiteró que fue una operación coordinada por la Policía y la Fiscalía.

El mandatario concedió una rueda de prensa en el Ministerio de la Defensa, en donde se hizo presente para analizar la situación de orden público en el país, a raíz de los acontecimientos del fin de semana.

Así mismo, Samper dijo que de las personas que el Gobierno identificó como integrantes de la cúpula del cartel de Cali no hay ninguna que se encuentre en condiciones de mantener sus actividades de narcotráfico .

En una clara advertencia a los narcotraficantes presos que intenten fugarse, el Jefe de Estado recordó que ya un integrante de la cúpula de la organización de la capital del Valle se fugó de la cárcel La Picota José Santacruz Londoño y fue abatido por la Policía.

El Presidente enfatizó que su administración mantendrá una política integral de lucha contra las drogas, erradicando cultivos y capturando a los delincuentes, y advirtió a otros narcotraficantes que, aunque hoy no tengan un nivel de importancia, correrán la misma suerte de los capos de Cali quienes en este momento se mantienen o perseveren en la actitud equivocada del tráfico de drogas .

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
2 de septiembre de 1996
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad