Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

ANÚDESE LA MODA DE LA PAÑOLETA

Ha llegado el momento de decirle adiós a esa chaqueta que le resultaba tan simple o a ese vestido que le daba una imagen aburrida. Colóqueles a esas prendas, una pincelada de coquetería y elegancia, combínelas con una pañoleta, sin duda, el cambio será sorprendente.

En esta temporada, el 95 cierra con un invitado especial, la pañoleta. Con tanto furor como en las décadas del 60 y 70, cuando se utilizaba anudada al cuello o cubriendo la cabeza, esta prenda vuelve a hacer eco en la moda femenina. No importa la edad o el estilo de vida, la pañoleta es en estos momentos, un accesorio indispensable en el ropero de cualquier mujer.

Derivadas de las mantillas, que usaban las mujeres de siglos pasados para realzar su feminidad y lograr un toque aristocrático, la pañoleta logra buena aceptación en la mujer colombiana, debido a la gran influencia que aún se conserva de la cultura hispana.

Ahora es una prenda con una versatilidad tan envidiable como la del blue jeans, pues se puede lucir en el cuello, sobre los hombros, anudada a la cintura o en la cabeza. Ni los chicos lanzados escaparon al encanto de la pañoleta, pues se les ve en la playa y en ocasiones que admiten una pinta deportiva, luciéndola sobre su cabeza. Otros, en especial los adolescentes la prefieren atada a su muñeca, sin duda son detalles que reafirman esa rebeldía legendaria que un día impuso James Dean.

El imperio de las pañoletas ha regresado con paso firme y se ha tomado las vitrinas de la ciudad, introduciendo su colorido y gracia en el vestuario adecuado para asistir a la temporada taurina.

Los diseños son variados, con predominio de las flores grandes, también hacen presencia en menor escala, los cuadros y los arabescos. La seda es el material por excelencia para esta prenda, que dentro de la tendencia de la moda internacional, se inscribe en la gama de los colores fuertes, propios de la colección de invierno en Europa.

Se utilizan diseños que combinan colores como el morado, el azul turquesa, el fucsia y el amarillo. Sin embargo, no se pierde de vista la influencia norteamericana que marca una gama de tonos tierra, combinando ocre, café, verde oliva y terracota. Estos diseños y tonalidades van realzados con rebordes dorados o cobrizos, un detalle que resulta ideal para la noche.

Según Denisse Daccach, hay cuatro tipos de pañoletas, una muy grande, que se utiliza como chal, si es de algodón puede ser utilizada en la playa para improvisar un vestido. Hay otra, cuadrada grande que se puede usar de diversas maneras en torno al cuello o la cintura. También hay pañoletas largas estilo bufanda, que simplemente se llevan colgadas al cuello, o se anudan al estilo de una corbata, también sirven para usarla como balaca. Las más pequeñas tienen la virtud de ajustarse al look deportivo, atándolas al cuello, con un nudo sencillo.

Esta prenda con su suavidad y transparencia le otorga sensualidad y coquetería a cualquier tipo de vestuario, siendo su complemento ideal, un broche dorado, que ayuda a formar el nudo. Así, en este fin de año, la pañoleta es la vedette por excelencia en el ropero femenino, estampada o en un sólo color, realzará cualquier combinación.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
9 de diciembre de 1995
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�