Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

ENFERMOS TIENEN DERECHOS Y DEBERES

Aunque ha habido un cambio de mentalidad y ya se habla más abiertamente sobre el sida, la violación de los Derechos Humanos sigue siendo el pan de cada día.

Desde que aparecieron las tutelas, muchos enfermos de sida encontraron una mano protectora que defendiera sus derechos. Muchas se han ganado. Pero, todavía quedan decenas de enfermos de sida o portadores del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) que desconocen sus derechos, y también sus deberes. Otros los conocen pero se sienten marginados.

Todavía vemos un rechazo social. Los votan del colegio, del trabajo, los obligan a hacerse la prueba cuando esto es una decisión voluntaria. La gente con sida teme aceptar su enfermedad, quiere permanecer oculta por temor a ser reconocida y rechazada , dice Juan Carlos Navarro, presidente de la junta directiva de la Liga Colombiana de Lucha contra el Sida.

En algunas instituciones de salud también se han rechazado enfermos, cuando se descubre que son positivos. En el mismo Seguro Social durante mucho tiempo se negó (nunca había) la droga a los enfermos y solo se brindaba atención epidemiológica. Hoy todo esto se ha superado y el Seguro es la institución que más atiende a los portadores y enfermos. Las EPS todavía no tienen claro el nivel de atención que van a dar y la medicina prepagada no incluye este problema , dice Navarro.

En el plano legal, sigue vigente el Decreto 559 de 1991, reglamentario sobre el sida, pero hay algunas propuestas para su modificación. Por ahora, a pesar de estar escrito es violado constantemente.

Internacionalmente en 1989 se aprobó el primer manifiesto universal de derechos de las personas viviendo con el sida, que está vigente y que ha sido adoptado por cada uno de los países.

En Colombia lo adoptamos en 1993. Se basa en la Declaración Universal de los derechos Humanos pero referido a los enfermos de sida. Habla de que no haya restricciones, de que no se puede obligar a nadie a hacer público su estado de salud, no obligarlo a participar en pruebas de detección, de que no se les puede negar atención en salud , dice Manuel Antonio Velandia, de la Fundación Apoyémonos.

Según la Constitución Política de Colombia, toda persona tiene derecho a la vida, a la seguridad social, a la salud, a la intimidad y a la igualdad. En el caso de los enfermos de sida, estos derechos deberían tener más validez que cualquiera otro.

Para dar a conocer estos derechos existen diferentes entidades e instituciones.

Buscamos lograr la solidaridad y el respeto por las personas que conviven con el VIH-sida. Por eso el lema de esta celebración del 1 de diciembre es Todos tenemos derechos y todos tenemos responsabilidades , dice María Claudia Molano Acosta, directora general de la LCLCS, organización no gubernamental que nació hace 7 años por iniciativa del sacerdote Leonel Vásquez y del médico Henry Ardila. La Liga cuenta con una Comisión de Derechos Humanos y Asesoría Jurídica.

Los derechos Según la Constitución, en su artículo 11: El derecho a la vida es inviolable, no habrá pena de muerte .

Para los expertos en la temática del sida, muchas personas condenan a una muerte social a los portadores del VIH, cuando la Constitución lo rechaza y el Decreto 559 también.

Esta muerte se refleja en discriminaciones, atropellos, insultos y otra gama de acciones que atentan contra la dignidad de las personas.

En materia de educación el Decreto 559 precisa que la prueba para detectar el VIH sida no puede exigirse para ingresar o permanecer en establecimientos o centros educativos .

Sin embargo esto no se cumple. Tenemos conocimiento de instituciones y entidades que exigen la prueba y que rechazan a quienes se niegan a hacerla , dice Navarro.

Otra de las violaciones constantes es a la intimidad de las personas, que anula un derecho previsto en la Constitución en su artículo 15, y en el artículo 35 del Decreto 559.

Todo el personal de salud que atienda a una persona infectada o enferma de sida, está obligado a guardar la confidencialidad sobre la consulta, diagnóstico y evolución de la enfermedad .

Según los expertos, hay casos en que la noticia vuela como por correo de palomas y las personas se ven rechazadas de un momento a otro sin saber porqué.

Sobre el derecho a la igualdad, la Constitución afirma (art. 13) que todas las personas nacen libres e iguales ante la Ley. Gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades. Sin discriminación alguna .

Al respecto el decreto 559 señala que no se puede discriminar a ninguna persona por su condición de infectada por VIH o enferma de sida.

Esta es, quizás, una de las normas que más se incumple, ya que en muchas partes, las personas enfermas o portadoras son discriminadas, miradas como animales raros y excluidas de muchos programas , dice Molano.

Quienes tienen sida o están infectados tienen derecho a exigir atención médica.

Toda institución de salud pública o privada o profesionales de la salud, está en la obligación de atender a los infectados por VIH o enfermos de sida, y en la obligación de prestarles una atención integral en condiciones dignas y justas en todos los niveles que se consideren.

La salud es un principio básico en el cual se apoya toda nuestra integridad física para poder desarrollarnos en cualquier actividad , precisa el decreto 559.

Finalmente, este decreto dejó abierta la perspectiva del derecho al trabajo para los enfermos de sida.

Primero que todo, precisa que ninguna empresa puede exigir a quienes aspiren a un trabajo la prueba del VIH-sida. También señala que ninguna empresa puede tomar a los trabajadores la prueba sin su consentimiento. Menos aún pueden despedirlos o marginarlos porque descubren que tienen la enfermedad.

Los deberes Así como las personas enfermas de sida tienen derechos, también tienen algunas obligaciones que cumplir.

1. No infectar a nadie cuando se conoce que se es positivo. El decreto 559 incluye sanciones penales para quienes hagan caso omiso de su condición de positivos.

2. Informar a los miembros del equipo de salud su situación, cuando recibe tratamientos generales u odontológicos.

3. Manejar su proceso de autocuidado adecuadamente, es decir, seguir las instrucciones de los especialistas.

4. Informarse sobre la enfermedad.

5. Recibir asesoría médica, sicológica y familiar.

Así, teóricamente los enfermos de sida o portadores del VIH están protegidos, muchos desconocen estos derechos e ignoran que hay entidades que los orientan y les ayudan a defenderse.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
1 de diciembre de 1995
Autor
M.O.G.

Publicidad

Paute aqu�