Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

FABIO OCHOA SE DESMONTA DE MIL CABALLOS

Aquí vendemos caballos cuyos precios oscilan entre dos millones y 4.000 millones de pesos .

Esa es la primera frase que escuchan los clientes cuando llegan a las haciendas Margarita del 8, de Bogotá y Medellín, atraidos por los avisos de prensa que informan sobre el remate de caballos de paso fino, trocha, trote y galope.

Su propietario, Fabio Ochoa, el mayor productor de caballos de exposición del país y padre de Jorge Luis y Juan David Ochoa Vásquez, acusados de narcotráfico y enriquecimiento ilícito, dice que la decisión de vender todos sus animales la tomó luego de que la Federación de Asociaciones Equinas (Fedequinas) lo inhabilitara dos años para participar en las competencias de caballos que se realicen en el país.

A mi me suspendieron dos años porque le pegué un puño chiquito a un juez en Medellín .

Aunque la sanción fue temporal, Ochoa prefirió retirarse de la actividad equina por el resto de su vida, antes que esperar el cumplimiento del castigo para regresar a las pistas.

Don Fabio, como se le conoce en el mundo de los caballos, designó a tres personas, Libardo Vélez, Gerardo Salazar y a un tercero apodado El Vaquero , como sus apoderados en la venta de los animales.

Puse en venta unos 300 caballos que tengo en las Margaritas de Bogotá y Cali , dijo. Sin embargo, quienes conocen su caballeriza afirman que el número de animales en remate supera los mil. Por lo menos cien, han sido vendidos durante los primeros 20 días de oferta.

No pude resistir que el juez, Raúl Estrada Londoño, fallara en contra de una yegua mía en una de las competencias de la pasada Feria Nacional Equina realizada en Medellín. Al escuchar el veredicto, entré a la pista y le di un golpe chiquito al juez de la competencia , relata.

Yo le pegué porque él llevaba varios años haciendo de las suyas con las bestias mías. Sin embargo, no creo que le haya dado duro, porque a mis 78 años no debo tener mucha fuerza .

Ochoa aclara que aunque el incidente registrado en Medellín y la suspensión fueron la principal causa de su retiro definitivo, existen otros factores como su estado de salud y la presión de su familia para abandonara esa actividad.

Mi familia está contenta por que dejo a un lado tanta vaina. Yo me gastaba hasta diez millones de pesos en cada feria a la que iba. También invertía mensualmente 200 millones o 300 millones de pesos en mantenimiento y compra de caballos .

Me autosuspendí Después de haberle dedicado toda su vida a los caballos, Ochoa abandona alrededor de 500 pesebreras, cancela los contratos de trabajos de unos 250 empleados suyos, entre operarios, administradores, veterinarios, 50 chalanes y auxiliares.

La verdad es que yo me autosuspendí por el resto de mi vida para participar en ferias equinas. No volveré a ninguna de ellas. Hace 15 días se realizó la Copa América Equina en Cali, y ni siquiera me asomé por allá.

No quiero volver a saber nada de caballos de exposición. Creo que es suficiente lo que he hecho en 78 años. Lo que hay en el mundo de los caballos en Colombia lo hice yo. Todos los ejemplares buenos los crié yo o puse un grano de arena.

Ochoa dice que no siente pesar de retirarse de la actividad equina.

Ya no necesito nada más. Me he ganado unos diez mil premios, en Colombia, Puerto Rico, Venezuela, Estados Unidos, Curazao.

Recuerda con nostalgia a su caballo Resorte. Con él nos paseamos por todos el país y varias naciones ganando muchos premios. Murió hace 20 años. Hoy, el número uno de Colombia es Atrevido del 8. Quienes entienden del negocio dice que este ejemplar vale alrededor de cuatro millones de dólares, es decir, unos 4.000 millones de pesos.

Sigue el restaurante A pesar de su edad y del éxito que tuvo con los caballos, Fabio Ochoa, decidió dedicar el resto de su vida al negocio de los restaurantes, al que ha querido incursionar desde hace varios años.

De aquí en adelante voy a vivir de los restaurantes Margarita del 8 en Bogotá y Cali. Voy a dejar unos 40 caballos de alquiler para los niños y para enseñarle a montar a caballo a las personas que quieran. Voy a utilizar 20 animales en cada uno de los restaurantes de Bogotá y Cali. También se van a usar 10 caballos de exhibición, los cuales se presentarán únicamente en esos sitios .

Ochoa insiste en que no le pesa haberse retirado de las ferias y la actividad equina. Sin embargo, guarda en el recuerdo a su caballo Resorte, el cual murió hace 20 años. En la actualidad, mi preferido es Atrevido del 8. Ese es el mejor caballo del mundo. Yo cobro un millón de pesos por colocárselo a una yegua .

A pesar de que las dos haciendas se quedarán sin caballos, por ahora no tiene pensado vender sus tierras ni darle algún uso a las 500 pesebreras. Eso se va a quedar ahí. Por el momento no pienso hacer nada con eso .

Me iban a matar La historia de chalanes muertos, en el país y en el mundo, desnucados o pateados al caerse de los caballos, es larga. Sobre ello no hay cifras, pues los criadores convierten esas muertes en simples anécdotas del negocio.

Fabio Ochoa dice que a él lo han tumbado en unos cien caballos en su vida. Sin embargo, considera que los momentos más difíciles se han registrado por inseguridad en el campo y contra las personas que desarrollan actividades agrícolas o pecuarias.

En la Universidad Nacional de Bogotá me iban a matar. Los estudiantes me querían linchar. Dios me salvó. Milagrosamente pude escapar del lugar. Allí estábamos realizando una exposición con otros caballistas cuando fuimos atacados por una nube de jóvenes. Todavía no se cómo salimos de allí ni cual fue la causa del intento de homicidio .

El hecho de ser el padre de Jorge Luis, Juan David y Fabio Ochoa Vásquez, quienes se encuentran detenidos en Medellín acusados de narcotráfico, concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito, le ha traído problemas en varias oportunidades, pero según él, en los últimos años las autoridades no lo han vuelto a requerir.

Reconoce que en el mundo de los negocios equinos se presentan muchas divergencias, envidias y enemistades, pero dice que él siempre ha estado lejos de ese tipo de problemas.

Fabio Ochoa afirma que el incidente ocurrido en Medellín ha sido el mayor problema que él ha tenido en las ferias del país, pero no el más grave de la actividad. En varias ciudades han sacado corriendo a bala a los jueces.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
13 de noviembre de 1995
Autor
EDMER TOVAR MARTINEZ

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: