Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

QUIMIOTERAPIA

Luego de la cirugía, el doctor de Carolina le recomendó quimioterapia. De inmediato, ella se imaginó luchando contra las náuseas y perdiendo su pelo.

El perfeccionamiento de las drogas y técnicas ha reducido la frecuencia severidad de algunos efectos secundarios al tratamiento del cáncer.

Además el proporcionarle a usted información y expectativas realistas a cerca de su tratamiento, le puede disminuir el impacto que los efectos secundarios puedan tener en su vida diaria.

Un ataque a fondo Desde los años 1950, la quimioterapia ha sido el soporte principal en el tratamiento del cáncer. Los avances sostenidos a través de los años ha llevado a la curación de varios cánceres, incluyendo la enfermedad de Hodgkin, cáncer del testículo y algunas clases de leucemia.

Para algunas personas, como Carolina, la quimioterapia se usa para destruir las células cancerosas más allá del alcance de la radioterapia y la cirugía. Otras reciben quimioterapia para reducir en el preoperatorio el tamaño del tumor, como es el caso de los cánceres de cabeza y cuello. Para personas con problemas como mieloma múltiple, la quimioterapia no va dirigida a curar el cáncer sino a disminuir el dolor.

En quimioterapia hay más de 50 drogas disponibles por la vía oral, inyectable o en soluciones intravenosas (IV). El tipo de droga que se usa depende del tipo de cáncer, edad del paciente, estado de salud general y probables efectos secundarios.

La mayoría de las drogas que actúan interfiriendo en la función de los componentes celulares tales como el ácido desoxirribonucleico (ADN) o las proteínas. Como resultado de ello, las drogas evitan que las células cancerosas se multipliquen y, en algunos casos, hace que se autodestruyan.

Desgraciadamente, la quimioterapia también afecta a las células normales. Las células de crecimiento rápido tales como las del tracto gastrointestinal, médula ósea y pelo son las más afectadas.

Efectos más frecuentes Los efectos secundarios de la quimioterapia son frecuentes y a menundo son el aspecto más temido en el tratamiento del cáncer. Pero estos efectos no se producen en todos. Usted puede tener poca o ninguna relación dependiendo del tipo de quimioterapia y su individual respuesta a la droga.

Cuando los efectos secundarios se presentan, estas reacciones son las más comunes: á Náuseas y vómitos. La quimioterapia afecta directamente su sistema nervioso central, especialmente en el área de su cerebro que desencadena el vómito. El grado de náusea y vómito se relaciona con cuán susceptible es usted a estos efectos secundarios. La potencialidad de la droga para producir vómitos también influencia su reacción.

á Fatiga e infección. La quimioterapia menoscaba la capacidad de su médula ósea para fabricar glóbulos rojos y blancos. La anemia es un déficit de glóbulos rojos y puede hacer que usted se sienta débil y cansado. Un recuento disminuido de glóbulos blancos hace que usted sea menos capaz de combatir las infecciones.

á Pérdida de pelo. Algunas quimioterapias pueden producir pérdida de pelo de su cuero cabelludo, cejas, pestañas y región pubiana. Sin embargo a diferencia de lo que ocurre con la radioterapia, la quimioterapia no compromete a los folículos pilosos. Esto significa que el pelo vuelve a crecer aunque su textura, color u ondulación pueda ser un poco diferente.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Salud
Fecha de publicación
30 de abril de 1996
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�