Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Negociar la educación

Desde inicio del año se ha puesto en circulación el pliego de peticiones preparado por Fecode, en el cual se consignan las expectativas del magisterio en diversas materias, que van desde las políticas públicas hasta las aspiraciones salariales de los maestros oficiales del país.

Toda negociación es una oportunidad para ventilar temas críticos y buscar consensos en beneficio de todo el país. Eso supone que las partes estén dispuestas a avanzar en una línea en la cual será necesario hacer concesiones, identificar prioridades y acordar decisiones en el marco de un contexto claro.

Este último aspecto es fundamental, pues sin contexto las discusiones suelen derivar en asuntos secundarios y en detalles que exacerban la intransigencia y ocultan los temas centrales del sistema educativo. El texto del pliego que ha llegado a mis manos contiene 13 peticiones relacionadas con la política educativa y 40 con asuntos económicos y laborales.

Corresponderá a las comisiones técnicas que se constituyan examinar la pertinencia de cada una de las solicitudes, pero es claro que tomar decisiones sobre el Sena, por ejemplo, es algo que no corresponde exclusivamente al Ministerio de Educación, ya que se trata de una entidad adscrita a otro ministerio.

En asuntos esenciales para el bienestar educativo de la nación no veo una propuesta robusta sobre educación inicial, el horizonte de desarrollo de la profesión docente, reformas sustanciales de las facultades de educación, o la necesidad de fortalecer mecanismos de asociación gremial (independiente de la sindical) que permitan mayor autonomía, participación y eficacia en procesos de formación en ejercicio.

Es evidente que la calidad de la educación depende fundamentalmente de la formación y remuneración de los maestros, asociadas a una progresiva valoración de su estatus profesional, de modo que el ejercicio de la docencia pueda atraer a jóvenes cada vez más capaces. Esto es muy claro en el estudio de McKinsey, realizado para Preal y reforzado por las declaraciones del coordinador mundial de las pruebas Pisa el martes pasado en este diario. Pero también es claro que un estatuto docente único, por sí mismo no conseguirá estos resultados.

Es importante, por supuesto, revisar las relaciones de estudiante/maestro y el tamaño máximo de los grupos de acuerdo con las edades de los niños y la organización de las instituciones. Pero también convendrá examinar la necesidad de cambios radicales en currículos agotadores que implican 12 y 14 asignaturas que dispersan y no permiten intensificar las áreas académicas básicas. Vale la pena abrir una discusión sobre la pertinencia de la educación media como existe ahora, pues allí comienza el fracaso de la educación superior, así como las dificultades en los primeros años de primaria se incuban en la ausencia de una educación preescolar que el Estado sigue eludiendo mediante modalidades que apenas responden por el cuidado básico, negando la importancia de que los niños estén a cargo de profesionales idóneos.

Una buena disposición del Ministerio y de Fecode frente a este proceso sería un punto de partida muy importante para que las negociaciones le presenten al país un magisterio profesional, comprometido y responsable de aquello que le compete por encima de todo, que es participar en el diseño de las políticas de Estado que conducen a garantizar el derecho a la educación, especialmente el de los grupos más pobres de la población.

Hacer el proceso público es importante, pues ello implica que las partes muestren cifras y asuman compromisos que no podrán ser unilaterales. Una negociación abierta, como proponen los maestros, permitirá a todos los colombianos evaluar la disposición al diálogo de las partes y la sensatez de las decisiones.

frcajiao@yahoo.com .

Una negociación abierta, como proponen los maestros, permitirá evaluar la disposición al diálogo de las partes y la sensatez de las decisiones

Publicación
eltiempo.com
Sección
Editorial - opinión
Fecha de publicación
26 de abril de 2011
Autor
FRANCISCO CAJIAO

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: