Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

GOLPE A EXTORSIONISTAS EN EL CENTRO DE BOYACÁ

Suéltenlo!, que él ya se volvió bueno. El ya se arrepintió de todos sus pecados , fue el clamor de varias personas que acompañaban a Omar Amézquita, el guerrillero que se hacía pasar por hermano cristiano , cuando agentes de la Unidad Antiextorsión y Secuestro, Unase, lo capturaron.

Amézquita figura en la relación de 36 extorionistas capturados y 19 bandas desarticuladas, que el grupo Unase presentó como resultado de la lucha que contra la delincuencia ha realizado en lo que va del presente año en el corredor industrial del departamento de Boyacá.

La última de las capturas tuvo lugar el pasado viernes, 22 de septiembre, en Duitama. Dos hermanos, militantes del autodenomiando Ejército de Liberación Nacional, Eln, se aprestaban a recibir 20 millones de pesos producto de una extorsión.

Con base en una denuncia formulada en la Unidad de Investigación de Policía Judicial del Unase, se diseñó un plan para localizar a quienes venían exigiendo a un prestante comerciante de la Perla de Boyacá 20 millones de pesos para respetarle la vida. Las pesquisas dieron feliz resultado el pasado viernes, 22 de septiembre, cuando en el mismo establecimiento del empresario extorsionado fueron capturados Marisol Vargas Parada, de 21 años, y su hermano Freiman Vargas Parada, de 18 años, oriundos de Paz de Ariporo (Casanare), y pertenecientes a la cuadrilla Domingo Laín del Eln, que actúa en el norte del departamento.

Minutos antes de las dos de la tarde, los delincuentes se acercaron para recibir el dinero que desde 15 días antes venían exigiendo al comerciante duitamense. En ese instante, agentes del Unase aparecieron en escena y les echaron mano. Los extorsionistas no tuvieron oportunidad de reaccionar. Con pasmosa tanquilidad, simplemente sonrieron y confesaron ser miembros de la guerrilla. Afuera los esperaba un joven taxista, quien por la información hasta ahora obtenida, es ajeno a la actividad de los hermanos Vargas Peralta. Estos le habían solicitado una carrera y esperarlos mientras hacían una diligencia en un almacén del centro de la ciudad. Sin embargo, el taxista sigue con presentaciones ante las autoridades que conocieron el caso mientras se aclara plenamente su situación. Los capturados dijeron ser integrantes de la Comisión Estrella asignada por mandos superiores de la subversión.

La información de la víctima, a pesar de que no fue lo oportuna que se requería, permitió la actuación del personal del Unase con el resultado ya referido. Se dejó saber que, con base a retratos hablados, se buscan otros dos integrantes de la banda de extorsionistas.

Balance Voceros del grupo Unase refirieron que en lo que va corrido del presente año su trabajo ha arrojado resultados altamente positivos contra los extorsionistas, pero ello es consecuencia de la información que oportunamente han suministrado las víctimas.

Entre los golpes más importantes, según el informe de resultados, figuran los propinados a Johnson Iván Almeida Muriel, quien había extorsionado a unos 15 comerciantes establecidos en el corredor industrial del departamento (Paipa, Duitama y Sogamoso, principalmente). El sujeto alcanzó a intimidar a las víctimas para que retiraran las denuncias formuladas contra él. Esta circunstancia llevó a las autoridades a dejarlo prontamente en libertad. Sin embargo, fue recapturado en Sogamoso por seguir en las andanzas y cuando estaba exigiendo a un ciudadano la suma de 15 millones de pesos.

Junto con Almeida Muriel fue aprehendido, en Duitama, en el barrio Santa Lucia, Omar Amézquita, jefe de finanzas del frente 28 de las Farc. Este subversivo estaba manejando, además, grupos de delincuencia común en la Perla de Boyacá. Sus actividades las ocultaba haciéndose pasar como hermano cristiano . Convivía con una familia cuyos miembros no sospechaban de sus malos pasos y a quienes utilizó para recoger información sobre diversas personas de Duitama.

Cuando los agentes del Unase cayeron sobre Omar Amézquita en su casa del barrio Santa Lucía, uno de los miembros de la familia que le hacía compañía solicitó a los captores: Suéltenlo, por favor, que él ya se volvió bueno. El ya se arrepintió de todos sus pecados .

Cayó El diablo Otra de las capturas importantes, en esta lucha contra los extorsionistas que operan en el centro del departamento, fue la de Luis Alberto Laverde, conocido en el medio delincuencial como El diablo .

Desde niño Laverde se inició en la delincuencia como raponero. Con el paso de los años se convirtió en un habilidoso apartamentero. También estuvo sindicado de algunos homicidios. Ultimamente estaba dedicado a organizar unos grupos delictivos en la vereda Morcá (Sogamoso). Varios jóvenes eran estimulados para que se dedicaran a atracar y extorsionar. Con la captura de uno de estos principantes llevó a privar de la libertad a El diablo , quien, además venía boleteando a varios comerciantes, exigiéndoles cuantiosas sumas de dinero.

Con este informe, voceros del Unase formularon un llamado a los boyacenses para que tomen las precauciones de rigor para evitar caer en las manos de la delincuencia organizada que, por la presión del Bloque de Búsqueda sobre la capital de la República, se ha desplazado hacia esta región, aprovechando la realización del Campeonato Mundial de Ciclismo.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
29 de septiembre de 1995
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�