Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL BOHÍO

Las casas de paja, de palma, o bahareque, llamadas también bohíos, eran viviendas usadas desde tiempos inmemoriales por los indígenas pobladores de la Costa, y aún sigue siendo la principal vivienda de muchos campesinos de nuestra región, aunque últimamente adorna estaderos, restaurantes y patios de residencias.

Se construyeron inicialmente por los indígenas de menor jerarquía como protección contra las inclemencias del tiempo, porque para los caciques de las antiguas tribus del Caribe se fabricaba una casa especial.

Por ejemplo los Tayronas -y sus descendientes los Arhuacos, Kogis y Arsarios- construían sus bohíos en terrazas niveladas. El terreno era reforzado con muros de contención simple o doble según la altura de la construcción.

En cada casa podía observarse pequeños canales en su basamento para recoger aguas lluvias.

Bohío moderno Actualmente, la construcción de un Bohío (o quiosco) conserva mucho de la arquitectura Tayrona, y se construye con bases de madera en forma de columnas colocadas a una distancia que depende del tamaño y de la forma del bohío rectangular o o circular).

Sobre estas bases de madera se coloca un enrejado de maderos mas delgados donde se coloca el techo de paja o palma.

Las columnas u horcones se escogen del corazón del matarratón. Estos se colocan a distancias que van entre tres y cuatro metros, dependiendo del tamaño de la construcción.

Estas columnas se siembran a una profundidad suficiente que le dé firmeza, y se le hace una fisura o muesca en la parte superior donde descansaran las varas o sentaderas. Irán atadas a los horcones con bejuco malibú, aunque últimamente se usan tiras sintéticas.

Ya hincadas las columnas u horcones y las sentaderas, se colocan otras varas que van a confluir en una vara central llamada tiranta por los campesinos, que no es más que una cercha.

Esto cuando se trata de una construcción rectangular; y si es circular, se coloca en la cima del techo un pilar redondo donde descansarán las varas que van desde las sentaderas.

Ya colocadas las sentaderas y la tiranta, se pasan varas más delgadas alrededor de las varas que cuelgan de la sentadera y hacen de alar, de estas ultimas se cuelgan las palmas que adornan el bohío y que hacen de techo.

Para la tiranta y las sentaderas se están usando últimamente astillas del tallo de la mata de palma (palmito), procurando que este sea una mata adulta para que tenga mayor durabilidad.

En las varas que van haciendo de alares, se acostumbra a usar mangle, Algunos de estos bohíos, sobre todos los que son usados como vivienda, son cerrados con paredes tejidas con el tallo de la mata de lata o también de caña brava. Luego se pañeta con un mezcla hecho con boñiga de ganado y arena.

Todas las ataduras se hacen con bejuco malibú tradicionalmente o con tiras sintéticas sacadas de llantas de automóvil.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Vivienda
Fecha de publicación
4 de noviembre de 1995
Autor
BOCHICA CARIBE

Publicidad

Paute aqu�