Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

ASESINADO EX SUBDIRECTOR DE LA POLICÍA NACIONAL

El ex subdirector de la Policía Nacional, general (r) Carlos Arturo Casadiego Torrado, fue asesinado ayer por un sicario que lo interceptó en la carrera 15 con calle 21, en pleno centro de Armenia. El hecho se presentó a las 10 de la mañana cuando Casadiego se movilizaba en su vehículo particular y se disponía a comprar un periódico.

Las primeras informaciones señalan que el ex oficial fue asesinado por un joven, que posteriormente huyó en una motocicleta que lo esperaba a pocos metros del escenario del crimen.

La osadía de los sicarios no tuvo límite, pues realizaron el crimen cuando en la ciudad se desarrollaba una gran operación de seguridad ante el anuncio de la visita del presidente César Gaviria Trujillo, a la clausura del torneo Suramericano de Fútbol sub-17.

Un vendedor de prensa dijo que el general (r) llegó en su automóvil a las 10:45 de la mañana a comprar el períodico, como era su costumbre cada ocho días cuando salía de su casa en el vecino municipio de Calarcá.

Casadiego se movilizaba solo en un automóvil marca Honda, identificado con las placas CLA 196, y en momentos en que estacionaba el vehículo en la intersección de la carrera 15 con calle 21 fue atacado a bala.

El ex oficial no alcanzó a bajar el vidrio de la ventana del carro para pedir la prensa, cuando un hombre joven, de aproximadamente 17 años, según los testimonios, sacó una pistola calibre 9 milímetros y le hizo cinco disparos a quemarropa a través del cristal.

Según el informe del fiscal Alvaro Sabogal, quien se apersonó del caso, las balas hicieron blanco en la cabeza, una de ellas le destrozó el cerebro, lo que le produjo la muerte inmediatamente.

El homicida relataron los testigos con el arma en la mano caminó tranquilamente una cuadra hasta la carrera 22, donde fue recogido por el conductor de una motocicleta Honda, color rojo con franja negra y con una capacidad de 250 centímetros cúbicos.

El comandante de la Policía en Quindío, teniente coronel Guillermo Vélez Botero, dijo que la operación para hallar a los asesinos de Casadiego se desarrollaba sobre pistas seguras, ya que se cerraron y acordonaron todas las vías de acceso a la ciudad para evitar su huida.

Sin embargo, al cierre de esta edición no se había informado sobre resultados positivos del plan de vigilancia.

Ayer la Dirección de la Policía emitió un comunicado en el que lamenta la muerte del oficial retirado y les manifiesta las condolencias a su esposa, Cecilia Millán de Casadiego, y a sus allegados.

Señala el comunicado que el cuerpo de Casadiego es velado en la Asamblea del Quindío y que las exequias se llevarán a cabo en los Jardines de Armenia en una ceremonia a la que asistirán altos mandos de la institución.

Casadiego, oriundo de Armenia y de 56 años, desde su retiro de la Policía Nacional hace tres años, se había radicado en Calarcá, en una finca de su propiedad en la vereda La Albania. Lo investigaban Allí estaba dedicado a cultivar café y formaba parte de las directivas del Movimiento de Unidad Cafetera Nacional, entidad que recientemente convocó una manifestación general para protestar por la crítica situación de ese sector.

El ex oficial se desempeñó en varios cargos directivos de la Policía. Fue Inspector Delegado y subdirector entre 1986 y 1989. Realizó cursos de especialización en Estados Unidos y España.

Así mismo, fue Director Operativo de la Policía; controló los comandos de departamento y dirigió las operaciones antisubversión entre 1989 y 1990.

Casadiego fue tambien subdirector de la Policía. En esa posición se encargó de la ejecución de las políticas antinarcóticos y antisubversión.

En junio de 1990, el presidente Virgilio Barco Vargas y su ministro de Defensa, general Oscar Botero Restrepo, produjeron un remezón en las filas de la Policía.

Entre los cambios, le dieron la baja al general Casadiego, quien había llegado a la subdirección de esa institución el 17 de enero de 1989.

El 19 de octubre del año pasado el Procurador General de la Nación, Carlos Gustavo Arrieta, reveló en el Congreso una lista de 62 funcionarios investigados por presunto enriquecimiento ilícito.

En esa lista figuraba el nombre de Casadiego, quien según el Ministerio Público, en su condición de oficial de la Policía durante el lapso comprendido entre 1986 y 1989 obtuvo un presunto incremento patrimonial a justificar por la suma de 15.891.090 pesos .

En el pliego de cargos contra el ex oficial, la Procuraduría dice que el análisis de las consignaciones realizado por el general (r) concluye que a través de tres cuentas corrientes y una de ahorros existió un presunto movimiento irregular de dinero.

Para el organismo fiscalizador, Casadiego debía justificar manejos bancarios de 8.478.517 pesos, en 1986; 4.760.197, en 1987, y 2.652.376, en 1989. La Procuraduría estudia los descargos del ex funcionario, mientras la Fiscalía General de la Nación adelanta un proceso penal por el presunto enriquecimiento ilícito.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
15 de febrero de 1993
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad