Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LOS FLUJOS MIGRATORIOS

Desde tiempos inmemoriales, teniendo como símbolo el paso milagroso de Moisés por el Mar Rojo, todas las agrupaciones humanas llámense tribus, naciones o imperios- han registrado en algunos momentos de sus respectivas historias flujos y reflujos de emigrantes e inmigrantes. Unos y otros han sido movidos por razones políticas, económicas, culturales bajo distintas denominaciones: invasores o invadidos; conquistadores o conquistados; o, como ahora dicen las estadísticas demográficas, movimientos de salidas y entradas . Si es la violencia física lo que los ha caracterizado, en el fondo sus objetivos poco se han diferenciado entre si, por ejemplo, las hordas de Atila con los bombarderos hitlerianos. Cuando se ha tratado de sembrar una nueva cultura sus propósitos también se asemejan ya sean los alegados por las colonias inglesas al asentarse en lo que hoy son los Estados Unidos o los de la madre patria catequizando y explotando a Indoamérica.

Desde tiempos inmemoriales, teniendo como símbolo el paso milagroso de Moisés por el Mar Rojo, todas las agrupaciones humanas llámense tribus, naciones o imperios- han registrado en algunos momentos de sus respectivas historias flujos y reflujos de emigrantes e inmigrantes. Unos y otros han sido movidos por razones políticas, económicas, culturales bajo distintas denominaciones: invasores o invadidos; conquistadores o conquistados; o, como ahora dicen las estadísticas demográficas, movimientos de salidas y entradas . Si es la violencia física lo que los ha caracterizado, en el fondo sus objetivos poco se han diferenciado entre si, por ejemplo, las hordas de Atila con los bombarderos hitlerianos. Cuando se ha tratado de sembrar una nueva cultura sus propósitos también se asemejan ya sean los alegados por las colonias inglesas al asentarse en lo que hoy son los Estados Unidos o los de la madre patria catequizando y explotando a Indoamérica.

En las últimas décadas los flujos migratorios especialmente del mundo subdesarrollado hacia América del Norte y Europa- se han visto multiplicados tanto por la atracción generada por los nuevos bloques económicos como por el fenómeno de la cercanía de la revolución de las comunicaciones. Y, claro está, por las crisis económicas del Tercer Mundo que han coincidido con un crecimiento demográfico cercano al cero de los países desarrollados: solo Europa requerirá de 15 millones de inmigrantes entre el 2002 y el 2020 y naciones como España, Suecia e Italia están arrojando ya una natalidad negativa. Puttin, por su lado, ha reconocido oficialmente un promedio de 700.000 salidas de rusos en cada uno de los tres últimos años.

Colombia acusa unos índices migratorios más altos que el promedio del Tercer Mundo latinoamericano debido a la guerra múltiple que nos afecta y, por consiguiente, de la alta rata de desempleo. Sin embargo, existe una gran desinformación que se presta al uso desordenado e irresponsable de cifras que solo favorecen al pesimismo y que, en ciertos círculos, ha vuelto frases de cajón dos afirmaciones perversas que se escuchan con frecuencia y que pecan por su tremendismo: Colombia no es un país viable y Colombia se está desocupando .

Por fortuna, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en asocio con el Departamento de Seguridad (DAS) acaba de poner casi al día un excelente documento intitulado Movimiento de Entradas y Salidas Internacionales , originario del Sistema de Información sobre Migraciones Internacionales para los países de la Comunidad Andina (Simica), contentivo de una serie de datos que merecen destacarse, por cuanto, aunque muy preocupantes contradicen el sensacionalismo maligno con que algunos órganos de difusión acostumbran ocuparse de este tema. Veamos algunas de sus conclusiones:.

-El número de salidas de colombianos durante 1999 fue de 1.971.860, menor si se le compara con 1998 cuando se registraron 2.026.711, o sea, una disminución del 2.7 por ciento;.

-En 1991 la proporción de salida era de un colombiano por un extranjero y en 1999 se duplicó, incrementándose a 1.680.000 de los cuales teóricamente no regresaron 224.848;.

-El mayor número de movimientos migratorios internacionales fue realizado por colombianos (1.971.860) superior en un 1.8 por ciento al de extranjeros, es decir, 1.098.354;.

-Estos flujos muestran una estructura concentrada en personas de 35 a 49 años (35 por ciento) seguido por un 19.1% con edades que fluctúan entre 15 a 34 años;.

-De acuerdo al continente de origen, el 75.1 por ciento corresponde a personas procedentes de América del Sur; un 11.8 por ciento a nacionalidad norteamericana; un 8.6 por ciento a europeos y un 3.2 por ciento a centroamericanos.

En reciente programa de televisión por Señal Colombia se transmitió un interesante programa coordinado por Adriana Eslava con la participación de Ramiro Carranza, Director de Migración del DAS, Juan Lozano y un conocido intelectual cubano. Con información y autoridad apropiadas supieron ilustrar y, de paso, ejemplarizar sobre el manejo de una situación que como la de los flujos migratorios exige rigor porque es bien sabido que el palo no está para hacer cucharas .

Publicación
eltiempo.com
Sección
Editorial - opinión
Fecha de publicación
23 de julio de 2001
Autor
Jorge Mario Eastman Ex -ministro Delegatario, Ex -embajador en E.U.

Publicidad

Paute aqu�