Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LOS MEJORES PUNTAJES DEL ICFES

Con la distinción Andrés Bello serán premiados los ocho bachilleres de calendario B que obtuvieron los mejores puntajes en el examen del Icfes, realizado en marzo pasado.

Es tradicional que el Gobierno, a través del Ministerio de Educación Nacional y del Icfes, haga este reconocimiento en tres categorías: nacional, departamental y municipal.

En esta ocasión, en la categoría nacional, serán premiados cuatro caleños, un bogotano, dos barranquilleros y un estudiante de La Guajira.

Ellos, al igual que los estudiantes de la categoría departamental, tienen derecho a ingresar a cualquier institución oficial en la carrera que escojan.

Además, si sus familias tienen ingresos inferiores a cuatro salarios mínimos, pueden recibir un subsidio mensual durante el tiempo que duren sus estudios.

En la categoría municipal, los bachilleres reciben un crédito educativo condonable por medio del Icetex.

Estos son los ocho jóvenes mencionados: Mauricio Madiedo Gutiérrez Colegio Hispanoamericano Cali (Valle) Mientras escucha a The Police y a Soda Stereo, unos de sus grupos favoritos, Mauricio piensa cómo va a preguntarle a su buena amiga si quiere ser su novia. No cuenta cómo se llama para que no se entere y pueda darle la sorpresa , pero da pistas: me dijo que era muy modesto con lo del premio .

Este neoyorquino de nacimiento, pero caleño de corazón, obtuvo el mayor puntaje en los exámenes del Icfes que se realizaron en marzo (397 sobre 400), pero asegura que eso no significa que sea un ser del otro mundo, simplemente es un sardino de 16 años que presta atención en clase y hace sus tareas.

Por eso siempre obtuvo los primeros lugares en su colegio, que le sirvieron para estar becado todo el bachillerato. Ahora su propósito es lograr lo mismo en la Universidad Javeriana de Cali donde va a estudiar ingeniería electrónica.

Mientras llega a los salones de la U está leyendo un libro sobre computadores con el que aprende cómo manejar un nuevo programa, y cuando le queda tiempo práctica los pasos de música salsa que hace poco aprendió a bailar.

Mauricio Maldonado Umaña Colegio Colombo Británico Cali (Valle) A sus 18 años Mauricio dará un vuelco total a su vida porque además de entrar a la universidad cambiará de ciudad. Dentro de poco irá a vivir a Bogotá con unos amigos que también son de Cali, por eso tiene un poco de temor, al fin de cuentas uno lo tiene todo en la casa y allí se tiene que valer por sí mismo .

En la capital va a estudiar ingeniería industrial en la Universidad de Los Andes, pero las matemáticas, la física y todas las otras materias de su nuevo plan de estudios no le impedirán escuchar la música rock que tanto le gusta.

Asegura que no tiene un grupo o cantante favorito, por eso se la pasa comprando cuanto disco compacto se le atraviese por el camino. Esa afición la combina con la lectura de libros sobre filosofía, aunque dice que no comparte todas las ideas de filósofos como Nietzsche.

A los estudiantes de undécimo grado que van a presentar su examen del Icfes el próximo mes, les recomienda que no se pongan a estudiar a última hora, porque el que no estudió durante el bachillerato no puede saber todo en una semana . El tiene experiencia en eso, al fin y al cabo obtuvo 396 puntos en las pruebas de Estado.

Camilo Vejarano Alvarez Colegio Luis Horacio Gómez Cali (Valle) Su directora de grupo dice que es muy chistoso y juguetón, sin embargo Camilo parece un muchacho bastante serio, pues es muy parco al hablar y no sonríe con facilidad, por eso cuándo se le pregunta qué opina sobre lo que dice su maestra se limita a decir que ojalá fuera cierto .

Con sus 17 años recién cumplidos, este caleño no va a entrar a estudiar ingeniería electrónica como tenía pensado, pues resultó seleccionado para prestar servicio militar. Por ello, el 17 de julio tendrá que presentarse en el Batallón Pichincha donde entrará a formar parte de la Tercera División del Ejército.

Seguramente una de las conversaciones que tendrá con sus nuevos compañeros será sobre su hermana Paloma Vergara, que en los pasados juegos nacionales obtuvo dos medallas de oro y una de plata en natación.

Pero si ella se destaca en este deporte, Camilo lo hace en bicicleta, según su profesora Luz Helena Marulanda hace poco obtuvo el mejor tiempo del colegio en una competencia de bicicletas todo terreno. Además es muy bueno en alfarería, pintura y encuadernación, algunas de las materias que tomó en su colegio.

Tal vez esta combinación artística-intelectual, como dice su maestra, fue la que le sirvió para obtener 395 puntos en el examen del Icfes que le sirvieron para ganar el premio Andrés Bello.

Alejandro López Ballesteros Colegio Italiano Leonardo Da Vinci Santa Fe de Bogotá No se considera un nerd , aunque cuando tenía 12 años pensaba eso de su mamá, Patricia Ballesteros de López, porque la veía estudiar muy disciplinada su carrera de sicología.

Alejo o Ale , como lo llaman en su casa, es un estudiante inquieto, especialmente en lo que tiene que ver con la historia, el arte y la cultura en general. Esos conocimientos le permitieron obtener un puntaje de 394 en las pruebas del Icfes, pues no se preparó a conciencia y muy pocas veces asistió al curso preicfes del colegio.

La literatura lo apasiona tanto que participó en 1994 en un concurso de poesía en el Liceo Francés, donde obtuvo un reconocimiento.

Es el mayor de dos hermanos (la menor es Natalia) del hogar del médico Juan Carlos López y la sicóloga Patricia Ballesteros de López.

Después de que regrese de prestar el servicio militar en el Ejército, Alejo planea estudiar ingeniería industrial en la Universidad de los Andes o viajar a Italia para cursar estudios de ingeniería.

Este país le apasiona por su cultura, pero sobre todo porque su novia es de allá.

Pier Paolo Bove Blanco Colegio Karl Parrish Barranquilla (Atlántico) El mejor regalo de cumpleaños que recibió Pier Paolo el pasado 30 de mayo, cuando cumplió 18 años, fue la notificación de la Universidad de Dartmouth, en Hanover, New Hampshire (Estados Unidos), en la que le informaba que tenía media beca para estudiar sistemas.

Y esto es porque desde pequeño se ha interesado por los computadores, tanto que le pidió a sus padres, Pedro Bove y Janeth Blanco de Bove, que le regalaran un computador y no una bicicleta.

Hace un año realizó un proyecto para su colegio, en el que el computador cantaba mientras aparecía texto. Con ese trabajo se dio cuenta de que lo suyo era la carrera de sistemas.

Su alto puntaje en las pruebas del Icfes, 393, se debe a que estudia lo normal y no se saturó de conocimientos, como muchos de sus compañeros, antes de presentar el examen. Recomienda estar tranquilo y no tenerle pánico a las pruebas de Estado, porque no son tan difíciles como las pintan. Así se lo comenta a su novia, que el próximo año cursará undécimo grado.

En los estudios siempre se ha destacado en el área de las matemáticas. Participó en las olimpiadas que realiza anualmente la Universidad Antonio Nariño, de Bogotá, y cuando cursaba séptimo grado hizo en Estados Unidos el examen equivalente al Icfes y obtuvo en matemáticas un promedio más alto del que obtiene un graduando de ese país (500 sobre 800).

Olga Lucía Saucedo Jaramillo Liceo Francés Paul Valery Cali (Valle) El lema de Olga es estudiar pero sin matarse estudiando y por lo visto le sirve bastante porque gracias a eso obtuvo 392 puntos en el examen del Icfes, cinco más que su novio Javier Díaz, uno de los estudiantes que el año pasado ganó premio Andrés Bello.

Aunque ella y su novio son muy pilosos asegura que el plan de los fines de semana no es propiamente estudiar, sin embargo algunas veces hicieron tareas juntos, antes de que él se graduara, pues estaban en el mismo colegio.

Olga dice qu

Publicación
eltiempo.com
Sección
Educación
Fecha de publicación
8 de julio de 1996
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: