MUERTE POLÍTICA PARA MARIO RINCÓN

MUERTE POLÍTICA PARA MARIO RINCÓN

El Consejo de Estado despojó ayer de su investidura al representante conservador a la Cámara por Bogotá Mario Rincón, por violación al régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

18 de julio de 2001, 05:00 am

El Consejo de Estado despojó ayer de su investidura al representante conservador a la Cámara por Bogotá Mario Rincón, por violación al régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

Después de tres semanas de discusión, la Sala Plena, por 13 votos contra 7, dijo que Rincón gestionó la vinculación de directivos, nominadores y contratistas en la Escuela Superior de Administración Pública (Esap) desde 1998.

En medio de sollozos, el representante le dijo a EL TIEMPO que prefería no hablar sobre la providencia.

El Consejo dijo que Rincón incurrió en tráfico de influencias, pues utilizó su condición de parlamentario para imponer, a no menos de 154 contratistas, en la nómina de la Esap.

El Consejo lo encontró responsable de indebida destinación de dineros públicos porque muchos de los contratistas se vincularon violando el régimen de austeridad y generaron una nómina paralela.

Las pruebas, entregadas al Consejo de Estado por la Fiscalía, revelan listados de contratistas que, previamente a su vinculación a la Esap, tenían el visto bueno de Rincón cuando fue presidente de la Comisión de Acusación de la Cámara.

Rincón fue el encargado del proceso contra el ex presidente Ernesto Samper Pizano, entre 1995 y 1996, cuando la Cámara investigó la recepción de dineros del narcotráfico para financiar su campaña presidencial.

La Procuraduría había pedido la pérdida de investidura de Rincón.

Las grabaciones.

El pasado 15 de febrero, la Fiscalía capturó a cuatro funcionarios de la Esap, sindicados de presunto interés ilícito en la celebración de contratos, al incorporar irregularmente a más de 800 empleados mediante una nómina paralela que le costó al Estado más de 2.000 millones de pesos.

Por esta razón, la Fiscalía envió a la Corte Suprema la investigación contra Rincón para que determine si existen méritos para abrirle un proceso por el delito de interés ilícito en la celebración de contratos.

Los investigadores tienen en su poder las interceptaciones de varias conversaciones telefónicas que comprometerían al representante con el manejo de la nómina paralela en la Esap.

Cuando estalló el escándalo Rincón afirmó: "No he recomendado, simplemente postulé el nombre de unos profesores".

En una de las grabaciones que posee la Fiscalía, Rincón le recomienda a la funcionaria María Viterlicia Pinzón, jefe de recursos humanos de la Esap ahora detenida , la incorporación de unos empleados.