Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LIBERADO SUPUESTO LÍDER GUERRILLERO EN MÉXICO

El gobierno de México liberó ayer al presunto fundador del movimiento rebelde zapatista, tras retirar las polémicas acusaciones de tenencia ilegal de armas que pesaban en su contra.

Fernando Yáñez Muñoz, quien el gobierno afirma es el comandante Germán del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), salió del Reclusorio Oriente de la capital mexicana sonriendo y haciendo una señal de paz con su mano derecha.

Me detuvieron por motivos políticos y supongo que me sacan por motivos políticos , señaló Yáñez a la prensa, al decir que su detención tuvo el objetivo de sabotear las conversaciones de paz en el sureño estado de Chiapas entre el gobierno y los rebeldes zapatistas.

El gobierno, en una embarazosa retractación que busca no perjudicar las conversaciones de paz para el sureño estado de Chiapas y tranquilizar los mercados financieros, dijo el jueves en la noche que retiraría los cargos presentados contra Yáñez que produjeron su arresto.

Horas antes del pronunciamiento del gobierno un juez había ordenado prisión sin derecho a fianza para Yáñez después de que fuera arrestado el sábado 21 en presunta posesión ilegal de un rifle de asalto AK-47, de una pistola de calibre nueve milímetros, municiones y una pequeña cantidad de cocaína.

Los rebeldes dijeron esta semana que se encontraban en alerta roja debido al arresto y que estaban considerando la posibilidad de romper las conversaciones de paz.

Los zapatistas sostienen que el arresto de Yáñez violó una ley del gobierno que rige las conversaciones, la cual garantiza el libre paso de los zapatistas durante las negociaciones y suspende las órdenes de arresto que existen contra ellos.

Por su parte, Yáñez, de 51 años, mantiene que es un inocente arquitecto de la norteña ciudad de Monterrey y dice que la policía plantó pruebas falsas en su contra.

En una apelación contra su arresto, que la Procuraduría General aceptó ante las presiones de los mediadores de Chiapas, Yáñéz dijo que aunque negó ser el comandante Germán, el gobierno lo acusó en febrero de ser un líder rebelde y por lo tanto debería protegerlo bajo sus mismas leyes que rigen las conversaciones de paz.

Yáñez expresó que estaría dispuesto a participar en las conversaciones si es invitado y alabó a los zapatistas por presionar para lograr reformas políticas y democráticas en México.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
28 de octubre de 1995
Autor
Reuter-AFP

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad